Podcasts de historia

Göbekli Tepe, Pilar con escultura de un zorro

Göbekli Tepe, Pilar con escultura de un zorro


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Göbekli Tepe, Pilar con escultura de un zorro - Historia

por Robert M. Schoch
06 de marzo de 2021
del sitio web RobertSchoch


¿Cuál era el estado de la humanidad antes de que surgiera la civilización?

Hasta el día de hoy, la concepción popular, tanto entre el público como promulgada por muchos historiadores y arqueólogos, es la de pequeñas bandas de personas, principalmente nómadas, perpetuamente al borde de la existencia, en busca de su próxima comida sin cesar.

Las palabras del filósofo Thomas Hobbes (1588-1679) todavía resuena al expresar este mito:

& quot. la vida del hombre [era] solitaria, pobre, desagradable, brutal y corta. '' 1

Es decir, los humanos eran meros cazadores y recolectores que buscaban comida.

La tecnología de la época era primitiva, caracterizada como "edad de piedra". Las instituciones sociales eran mínimas. En climas más cálidos, la gente podía andar desnuda, mientras que en climas más fríos se envolvían en pieles de animales y se acurrucaban en cuevas.

Según el paradigma estándar, como propugna el gran sintetizador arqueológico V. Gordon Childe (1892-1957), todo esto cambió con la domesticación de plantas y animales y el desarrollo de la agricultura, que finalmente llevó a que las primeras grandes civilizaciones se arraigaran en regiones como Mesopotamia y Egipto hace entre 5000 y 6000 años.

Este bonito y ordenado escenario puede ser el dogma moderno, pero eso no asegura su veracidad.

Hay otro punto de vista, mucho más antiguo, que se encuentra entre los antiguos clásicos, incluidos los griegos, los romanos y los egipcios dinásticos, que se resume en la leyenda de la Atlántida relatada por Platón (ca. 429-423 a ca. 348-347). AEC).

El núcleo de la historia de la Atlántida es que una alta cultura, una verdadera civilización, existió miles de años antes del florecimiento más reciente de la civilización, alrededor del 4000 a. C. al 3000 a. C. Además, esta civilización anterior fue destruida cataclísmicamente por eventos naturales, incluida la nación isleña de Atlántida que fue envuelta por las aguas del océano (es decir, se inundó).

Lo más interesante es Platón da una cronología precisa que, cuando se traduce a nuestro moderno sistema de datación, sitúa la caída de la Atlántida alrededor del 9600 a. C. - tentadoramente cerca del final de la última edad de hielo alrededor del 9700 a. C., según lo determinan las técnicas geológicas modernas.



Platón.

Mármol de Luni, copia del retrato

hecho por Silanion ca. 370 a. C.

para la Academia de Atenas.

Foto cortesía de Marie-Lan Nguyen, 2009.


La historia de Atlantis no existe de forma aislada.

En todo el mundo hay leyendas antiguas e indígenas de los primeros pueblos y civilizaciones avanzadas que existieron hace miles de años (miles de años antes del último florecimiento de la civilización que comenzó hace unos 5000 a 6000 años).

Estas primeras sociedades y civilizaciones fueron posteriormente destruidas por cataclismos naturales.

Los egipcios dinásticos dos mil años antes de Platón hablaban de una época a la que se referían como Zep Tepi, o la "primera vez", una "edad dorada" de la civilización.

En términos modernos, Zep Tepi bien puede datar de los milenios justo antes del final de la última edad de hielo. 2

Tales historias, ya sean enmarcadas en términos de la Atlántida, Zep Tepi o la humanidad bíblica judeocristiana anterior al diluvio, son menospreciadas y despreciadas por muchos académicos modernos.

Pero el sello distintivo de la buena ciencia y la erudición es ceñirse siempre a la evidencia, siguiéndola dondequiera que nos lleve, ya sea que contradiga o no el paradigma popular de la época.

  • El moderno Vista hobbesiana (que la humanidad estaba en un estado primitivo y brutal antes del surgimiento de la civilización hace unos 5000 a 6000 mil años)

  • la opinión antigua clásica (que las civilizaciones avanzadas existieron miles de años antes),

Como expongo brevemente a continuación (y analizo con más detalle en mi libro Forgotten Civilization), en mi evaluación ahora hay evidencia abrumadora de que la cultura sofisticada, la civilización, existió antes del final de la última edad de hielo, y esto es lo que dio lugar a la historia de la Atlántida y leyendas similares (confirmando así a Platón y otras tradiciones antiguas).

Sin embargo, este ciclo temprano de civilización sufrió un gran revés: fue completamente devastado, con solo unos pocos restos aislados que sobrevivieron, por los cataclismos naturales que pusieron fin a la última edad de hielo, alrededor del 9700 a. C.

Importante estallidos y erupciones solares, cosas como las que no se han experimentado en la Tierra en los tiempos modernos, fueron los factores instigadores que pusieron fin a la última edad de hielo y pusieron de rodillas a la civilización temprana.

Siguió una edad oscura, a la que me refiero como SIDA (solar-Iinducido Darca age). 3

Durante miles de años después del final de la última era glacial, la humanidad se vio reducida al brutal estado hobbesiano: cazar, buscar comida y sobrevivir a duras penas una existencia dura y esto incluía vivir en cuevas en algunas regiones.

De hecho, retirarse a cuevas y otros refugios subterráneos habría sido una forma de que los grupos aislados de la humanidad sobrevivieran a los cataclísmicos ataques inducidos por el sol. al final de última edad de hielo.

Las descargas eléctricas de plasma del Sol, conducidas a la superficie de nuestro planeta, habrían provocado una incineración generalizada donde aterrizaron, además de haber provocado incendios forestales.

Los estallidos solares no solo calentaron el planeta en general, sino que, al golpear glaciares, océanos y lagos, a través del derretimiento y la evaporación instantánea, habrían depositado grandes cantidades de humedad en la atmósfera que posteriormente cayeron como lluvias torrenciales.

Estas lluvias, combinadas con el aumento del nivel del mar, provocaron inundaciones generalizadas en todo el mundo.

Así, durante los milenios anteriores al último ciclo de civilización, que comenzó hace alrededor de 5000 a 6000 años, la humanidad se encontraba en un estado primitivo de la edad de piedra, como sostiene el paradigma convencional, excepto que este estado se debió a un declive de un estado anterior y más avanzado. estado.

Después de un lapso de tiempo de milenios, la civilización como la conocemos, surgió de las cenizas literales de SIDA (Edad Oscura Inducida por el Sol).



Cronología de SIDA

y el resurgimiento de la civilización.


En una nota personal, en la Universidad de Yale (donde obtuve mi doctorado) me entrenaron en el paradigma convencional con respecto al cuándo, dónde y por qué del surgimiento de la civilización.

Durante muchos años, literalmente, ni siquiera pronuncié la palabra "Atlantis" en público por temor a que mis compañeros académicos se burlaran de mí.

Ahora me he opuesto a las convenciones académicas e incluso algunos me han etiquetado como hereje.

¿Por qué cambié de opinión?

En pocas palabras, estoy convencido de que la evidencia cuenta una historia diferente y más compleja que el escenario simple que me enseñaron hace tantos años.


Cuestionar la historia aceptada

En 1991, tuve la temeridad de anunciar que la Gran Esfinge de Egipto, fechada convencionalmente en 2500 a. C. (el reinado del faraón Khafre), en realidad tiene sus orígenes en el rango de 7000 a 5000 a. C., o posiblemente antes.

Mi anuncio se hizo a través de una presentación en la reunión anual de octubre de 1991 del Sociedad Geológica de América (esto se permitió solo después de un resumen formal, presentado con mi colega John Anthony West, fue aceptado sobre la base de una revisión positiva por pares profesionales). 4

Presenté mi caso utilizando análisis científicos, comparando los perfiles de erosión y meteorización alrededor de la Esfinge con la antigua historia climática de Egipto.

En resumen, la Esfinge se encuentra en el borde del desierto del Sahara, una región hiperárida durante los últimos 5000 años, pero la estatua muestra una erosión sustancial inducida por la lluvia.

La estructura original debe remontarse miles de años antes del 3000 a. C. (la cabeza fue tallada de nuevo en tiempos dinásticos).


La Gran Esfinge de Egipto en su recinto,

con una ilustración que muestra las profundas fisuras

y superficies onduladas creadas por el agua

Había empujado a la Gran Esfinge, posiblemente la estatua más grande y reconocible del mundo, a un período en el que supuestamente la humanidad estaba en transición de una economía de cazadores-recolectores a una vida sedentaria.

La gente de hace 7000 años o más todavía era brutal y desagradable, al menos para los estándares civilizados modernos. Ciertamente, no estaban tallando estatuas gigantes (la Esfinge mide unos 20 metros de alto por más de 70 metros de largo) en un lecho de roca caliza sólida.

Inmediatamente después de mi anuncio de una Esfinge más antigua, fui atacada.

Arqueólogo Carol Redmount (Universidad de California, Berkeley) fue citado en los medios,

"La gente de esa región no habría tenido la tecnología, las instituciones de gobierno o incluso la voluntad de construir una estructura así miles de años antes del reinado de Khafre", dijo.

El alboroto inicial alcanzó su punto máximo en febrero de 1992 en un `` debate '' sobre la edad de la Gran Esfinge celebrado en la reunión de Chicago del Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. 6

Como el New York Times Ponlo,

"El intercambio iba a durar una hora, pero se extendió a una conferencia de prensa y luego a un enfrentamiento en el pasillo en el que se alzaron voces y las palabras patinaron en el filo helado de la cortesía científica".

Egiptólogo Mark Lehner No podía aceptar la noción de una Esfinge más vieja, atacándome personalmente al etiquetar mi investigación como "pseudociencia".

“Si la Esfinge fue construida por una cultura anterior, ¿dónde está la evidencia de esa civilización? ¿Dónde están los fragmentos de cerámica? Las personas de esa época eran cazadores y recolectores.

No construyeron ciudades ''. 7

En ese momento carecía de fragmentos de cerámica.

Pero estaba seguro de mi ciencia y persistí.

Décadas más tarde, tenemos algo mejor que los fragmentos de cerámica, e incluso antes de mi fecha conservadora de la Esfinge de alrededor del 7000 a. C. al 5000 a. C.

(Ahora postulo, basado en evidencia adicional y un nuevo análisis de mis datos originales, que el cuerpo central de la Gran Esfinge se remonta al final de la última edad de hielo, la cabeza fue tallada de nuevo en tiempos dinásticos).

G bekli Tepe se remonta a hace aproximadamente 12.000 años.



Vista compuesta de G bekli Tepe

(desde el sureste mirando al noroeste)

fotos tomadas en 2010, antes de esta área del sitio

Estaba cubierto con un techo moderno.


MEJOR QUE POT SHARDS

A poca distancia en coche de Urfa (alternativamente & # 350anl & # 305urfa), sureste de Turquía, en la cima de una montaña baja al norte de la llanura de Harran, se encuentra Göbekli Tepe.

En 1995, el difunto Prof.Dr. Klaus Schmidt de El Instituto Arqueológico Alemán comenzó a excavar el sitio. 8

En 2010 lo visité por primera vez por mí mismo. Estaba impresionado.



G bekli Tepe:

Primer pilar encontrado por el terrateniente

(la parte superior se rompió cuando

se esforzó por arar su campo).


En Gübekli Tepe, inmensos pilares de piedra caliza en forma de T finamente tallados y decorados, muchos en el rango de dos a cinco metros y medio de altura y con un peso estimado de 10 a 15 toneladas, se encuentran en círculos como Stonehenge.

La mano de obra es extraordinaria, con bordes nítidos y afilados que enorgullecerían a cualquier albañil moderno. Puede ser un cliché, pero no puedo evitar pensar en la escena inicial de la clásica película de 1968. 2001 - Una odisea espacial:

Un grupo de protohumanos parecidos a simios descubre un monolito gigante influenciado por él, aprenden a usar herramientas, lo que los lleva a la civilización. 9

Varios pilares en G bekli Tepe están decorados con bajorrelieves de animales, incluidos zorros, jabalíes, serpientes, uros (ganado salvaje), asnos salvajes asiáticos, ovejas salvajes, pájaros (grullas, buitre), una gacela y artrópodos ( escorpión, hormigas).

Las tallas son refinadas, sofisticadas y bellamente ejecutadas. No solo hay bajorrelieves, sino también tallas en la ronda, incluida una bestia carnívora, posiblemente un león u otro felino, que desciende por una columna, aparentemente en busca de un jabalí tallado en relieve debajo.

En las tallas redondas de leones y jabalíes se han descubierto, ahora alojadas en el Museo de & # 350anl & # 305urfa, al igual que una estatua de tamaño natural de un hombre, que, aunque de Urfa, aparentemente data de la época de Gübekli Tepe. .

También de G bekli Tepe hay cuentas de piedra perfectamente perforadas. Y, según el profesor Schmidt, mientras algunos de los pilares de piedra se colocaron en el lecho de roca local, otros se colocaron en un como el concreto o terrazo suelo.

Mirando solo el estilo y la calidad de la mano de obra, uno podría sugerir fácilmente que Gübekli Tepe data de entre 3000 y 1000 a. C.

Según los análisis de radiocarbono, el sitio se remonta al período de 9000 a 10,000 a. C. (o posiblemente antes), y era enterrado intencionalmente a más tardar alrededor del año 8000 a. C. 10

Es decir, el sitio se remonta a una asombrosa Hace 10,000 a 12,000 años.

Este fue supuestamente el momento de la brutal, nómada, cazadores y recolectores quienes, según muchos académicos, no tenían la tecnología, las instituciones de gobierno ni la voluntad para construir estructuras como las que se encuentran en G bekli Tepe.

Claramente, existe una desconexión entre lo que los historiadores y arqueólogos convencionales han estado enseñando todos estos años y la evidencia clara sobre el terreno.

Como arqueólogo de la Universidad de Stanford Ian Hodder comentó, G bekli Tepe es,

`` Increíblemente grande y sorprendente, en una fecha ridículamente temprana. grandes piedras enormes y un arte fantástico y muy refinado. Mucha gente piensa que lo cambia todo. Vuelca todo el carrito de manzanas. Todas nuestras teorías estaban equivocadas ''. 11

Al igual que mi nueva fecha de la Gran Esfinge, Gübekli Tepe nos obliga a reconsiderar nuestra antigüedad.

Y al igual que mi trabajo sobre la Esfinge, los especialistas están perplejos por Gbekli Tepe.

Patrick Symmes escribió en Newsweek,

Pero la verdadera razón por la que las ruinas de Gbekli siguen siendo casi desconocidas, aún no incorporadas en los libros de texto, es que la evidencia es demasiado fuerte, no demasiado débil.

"El problema con este descubrimiento", como dice [Glenn] Schwartz de Johns Hopkins, "es que es único".

No se han encontrado otros sitios monumentales de la época.

Antes de Gbekli, los humanos dibujaban figuras de palos en las paredes de las cuevas, daban forma a la arcilla en muñecos diminutos y quizás amontonaban pequeñas piedras para refugiarse o adorar.

Incluso después de Gübekli, hay poca evidencia de construcción sofisticada ''. 12


Muestra del pilar de G bekli Tepe

tallas en relieve detalladas

la imagen también muestra contiguo

paredes circundantes secundarias.


En pocas palabras, tenemos evidencia de alta cultura y civilización alrededor de 10,000 a 9000 a. C., pero luego un aparente declive o pausa durante miles de años, hasta el & quot; surgimiento & quot de la civilización. una vez más en Mesopotamia, Egipto y otros lugares.


UN REGISTRO DE PRECESIÓN EN G BEKLI TEPE

Un sello distintivo de la civilización es la observación científica precisa.

La astronomía a menudo se considera la ciencia más temprana pero más sofisticada. Un fenómeno astronómico particularmente sutil, cuyo descubrimiento generalmente se atribuye a Hiparco de Rodas en el siglo II a. C., 13 es el lento movimiento de las estrellas en relación con el Sol (los puntos de salida y puesta de las estrellas no circumpolares cambian con el tiempo).

Conocido como precesión , el ciclo completo, con estrellas que regresan a sus "puntos de partida", toma algo menos 26.000 años.

Algunos investigadores sugieren que precesión era conocido por los antiguos egipcios y otras civilizaciones tempranas, y se refleja en los mitos de todo el mundo. 14

Otros cuestionan tales afirmaciones. Encontré evidencia de precesión en Gübekli Tepe, agregando otra capa de sofisticación a este sitio extraordinario.

Las partes excavadas de Gübekli Tepe se encuentran en la ladera sur de una colina que mira hacia los cielos del sur. Hasta ahora, la mayor parte de cuatro círculos de piedra (recintos) se ha excavado en un área de unos 40 por 40 metros cuadrados.

Se han descubierto parcialmente pilares y estructuras adicionales, posteriores y más pequeños, tanto a 20 a 30 metros al norte como a unos 80 metros al oeste del área principal de círculos, 15 y se han identificado dieciocho o más círculos de piedra aún bajo la tierra.

El recinto D se encuentra más al norte.

Al sureste se encuentra el recinto C, y al sur del recinto D se encuentra el recinto B y finalmente A.

Los recintos están muy próximos entre sí, casi colindantes.

Cada recinto posee un par de altos pilares centrales paralelos rodeados por un círculo de pilares más cortos con muros de piedra posteriores entre los pilares.

Si en algún momento se cubrieron los recintos, es posible que se haya ingresado desde arriba, de hecho, se han encontrado posibles `` portales '' de piedra tallada que pueden haber sido colocados en un techo.

Los pares centrales de pilares están orientados generalmente hacia el sureste, como si formaran tubos de observación hacia el cielo.

Los pilares centrales del Recinto D incluyen brazos y manos, con las manos sujetando la zona del vientre o del ombligo, y está claro que los pilares antropomórficos están orientados al sur.

Sin embargo, las orientaciones varían de un recinto a otro.

Para el Recinto D, los pilares centrales están orientados aproximadamente a 7 ° al este del sur.

Los de los recintos C, B y A están aproximadamente a 13 ° al este del sur, 20 ° al este del sur y 35 ° al este del sur, respectivamente. dieciséis

Estos ángulos variables sugieren que los constructores estaban observando estrellas y construyendo nuevos recintos orientados progresivamente hacia el este a medida que seguían estrellas particulares o cúmulos estelares durante cientos de años.


Foto de una imagen aérea de G bekli Tepe

en exhibición en el nuevo Museo Urfa.

Las flechas indican puntos medios aproximados

de los pilares centrales de cada recinto.

Para obtener diagramas más precisos,

consulte los artículos publicados del Dr. Schmidt (con derechos de autor)

así como las imágenes más abajo que muestran

el posicionamiento preciso de los pilares centrales

en sus cimientos.


¿Qué estaban observando los constructores?

Ésta es una pregunta difícil de responder, pero podemos formular hipótesis.

En la mañana del equinoccio de primavera de alrededor del 10.000 a. C., antes de que saliera el sol hacia el este en Gbekli Tepe,

  • las Pléyades

  • Tauro

  • la cima de Orión,

. estaban a la vista en la dirección indicada por las piedras centrales del Recinto D, con el cinturón de Orión no muy por encima del horizonte (visto desde los mejores miradores de la zona) cuando amaneció. 17

Un escenario similar se desarrolló para la orientación de las piedras centrales del Recinto C alrededor del 9500 a. C. y para el Recinto B en circa 9000 a. C..

El recinto A está orientado hacia las Pléyades, Tauro y Orión en la mañana del equinoccio de primavera alrededor del 8500 a. C., pero debido a cambios precesionales, todo el cinturón de Orión ya no se elevaba sobre el horizonte antes de que amaneciera.

Aproximadamente en el 8150 a. C., el cinturón de Orión permanecía por debajo del horizonte al amanecer de la mañana del equinoccio de primavera.

Estas fechas se ajustan bien al marco de tiempo establecido para Gbekli Tepe sobre la base de la datación por radiocarbono.



Recintos D, C, B y A de G bekli Tepe,

mirando ligeramente al sureste hacia el horizonte

(toma de foto en 2010, antes de que se techara el área).

Las ilustraciones de Orión y Tauro

son aproximaciones aproximadas.


los Equinoccio de primavera Es fácil de observar y anotar, y desde el comienzo de la historia registrada ha sido un hito importante, celebrado con festividades.

Marca el primer día del año en numerosos calendarios y está vinculado a historias de creación cosmológica.

Sospecho que estas tradiciones se remontan a la época de Gbekli Tepe, y incluso más temprano.



Pilar central del Recinto D en G bekli Tepe,

mostrando características antropomórficas

(brazos, manos, animal enclavado en la articulación del codo,

cinturón con símbolos, taparrabos de piel de zorro)


La región del cielo de Orión-Tauro ha sido el foco de los humanos antiguos durante decenas de miles de años en Europa y Oriente Medio.

Aquí se ubican los asterismos del cinturón de Orión y las Híades, así como las Pléyades.

Investigadores como Michael Rappenglueck, Frank Edge, y Luz Antequera Congregado han identificado la constelación de Tauro y las Pléyades entre las pinturas de la cueva de Lascaux, Francia, que datan de hace 16.500 años. 18

Además, Rappenglueck afirma que una pequeña tablilla de Alemania, tallada en marfil de mamut y que data de al menos 32.500 años, representa la constelación de Orión con la apariencia familiar de un hombre de cintura estrecha con brazos y piernas extendidos. 19

Dada tal evidencia, es razonable que la gente de Gübekli Tepe reconociera a Orión como una figura humana, incluso como un cazador.

Los restos de mamíferos encontrados durante la excavación de Gübekli Tepe (incluidos numerosos gacelas, uros o ganado salvaje, asno salvaje, zorro, especies de ovejas / cabras salvajes y jabalíes), así como los relieves de los pilares, pueden tomarse para indicar un sociedad de caza.

De hecho, al estudiar los pilares antropomórficos del Recinto D, pueden representar, en forma estilizada, a Orión.

No solo tienen brazos (que podrían interpretarse como los brazos de Orión llevados hasta el cuerpo), sino también cinturones prominentes (las estrellas del cinturón de Orión) y un zorro o una criatura parecida a un perro acurrucada en el brazo de un pilar. , que podría representar a Sirius, la estrella del perro.

Así como Orión viaja con su compañero, Sirio, también lo hacen los pilares de Gübekli Tepe.

¿Estamos mirando la ciencia (en este caso la astronomía) codificada en el lenguaje del arte (escultura en piedra)?

Sí, creo que este podría ser el caso.

Además, los pilares centrales del Recinto D tienen taparrabos de piel de zorro que posiblemente representen la Nebulosa de Orión y características asociadas.

Sin embargo, si el taparrabos de piel de zorro representa la Nebulosa de Orión, esto puede ser un recuerdo de una característica que era visible sobre el horizonte alrededor del año 12.000 a. C. y antes en Gübekli Tepe, ya que ya no apareció sobre el horizonte durante el período de 10,000 a 8000 BCE en G bekli Tepe.

O puede ser que la gente de Gübekli Tepe supiera de esta característica al ver a Orión en latitudes más al sur, como en el área de Giza, Egipto, donde la Nebulosa de Orión se elevó sobre el horizonte alrededor de 10,000 a 8,000 a. C.

Mi sugerencia de que la gente de Gbekli Tepe estaba observando el Región del cielo de Orión-Tauro-Pléyades en la mañana del equinoccio de primavera es simplemente una hipótesis.

Si estaban observando estrellas (frente al Sol, por ejemplo), entonces necesitaban reajustar sus observaciones a lo largo de los siglos debido a cambios precesionales.

Y tal vez estaban observando algo más que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas.


G BEKLI TEPE, ISLA DE PASCUA Y LA CONEXIÓN PLASMA



Moai de Isla de Pascua

con las manos en la región del ombligo.


Habiendo regresado de la Isla de Pascua (enero de 2010) poco antes de mi primera visita a Gübekli Tepe (mayo de 2010), me sorprendió ver numerosas similitudes iconográficas entre los dos.

Creo que estas similitudes son reales, pero podría haberlas perdido si no hubiera estado en ambos sitios seguidos.

Además, tanto la Isla de Pascua como Gübekli Tepe pueden relacionarse con poderosos eventos de plasma de descarga eléctrica en los cielos al final de la última edad de hielo.

La característica sobresaliente de la Isla de Pascua son los moai, esas enormes cabezas y torsos de piedra que salpican la isla. En el caso de G bekli Tepe, los pilares de piedra dominan la escena.

Sorprendentemente, tanto el moai como los pilares centrales antropomórficos del Recinto D en Gübekli Tepe tienen brazos y manos colocados de manera similar contra el cuerpo, con manos y dedos extendidos sobre la región del vientre y el ombligo.

Los moai miran hacia el cielo, y creo que los pilares de Gübekli Tepe también miran hacia los cielos.

¿Están mirando fenómenos idénticos?

Como ya he comentado en otra parte, 20 los indígenas Escritura rongorongo de Isla de Pascua puede registrar, o haber sido inspirado por (las tablillas de rongorongo supervivientes son sin duda recientes, siendo copias de copias de copias), un importante evento de plasma en los cielos hace miles de años, al final de la última edad de hielo.

Los fenómenos de plasma familiares en la Tierra hoy en día incluyen rayos y auroras, las luces del norte y del sur.

En el pasado, pueden haber tenido lugar eventos de plasma mucho más poderosos, quizás debido a eyecciones de masa coronal del Sol o emisiones de otros objetos celestes.

Los fenómenos de plasma de gran alcance podrían provocar que descargas eléctricas fuertes golpeen la Tierra, quemando e incinerando materiales en la superficie del planeta.

Físico de plasma de Los Alamos Anthony L. Peratt y sus asociados han establecido que los petroglifos encontrados en todo el mundo registran un intenso evento (o eventos) de plasma en la prehistoria. 21

Peratt ha determinado que los poderosos fenómenos de plasma observados en los cielos tomarían formas características que se asemejan a figuras humanoides, humanos con cabezas de pájaro, conjuntos de anillos o formas de rosquillas y serpientes o serpientes retorciéndose, formas reflejadas en los antiguos petroglifos.

Los eventos de plasma pueden ser un tema dominante que se encuentra entre los restos antiguos de la Isla de Pascua. Asimismo, el plasma puede ser importante para comprender a Gübekli Tepe.

Uno de los aspectos extraños y desconcertantes de Gübekli Tepe es que no fue simplemente abandonado y dejado al olvido, sino enterrado intencionalmente a más tardar alrededor del año 8000 a. C.

Además, antes de su entierro final, se construyeron muros de piedra entre los pilares finamente labrados. Estos muros son, en mi opinión, claramente secundarios ya que en muchos casos cubren los finos relieves de los pilares. También son mucho más toscos que los pilares.

Además, algunos pilares parecen haberse caído y roto, y posteriormente fueron reparados o re-erigidos cuando se construyeron los muros.

En varios casos, las bases de los pilares rotos faltan o se encuentran horizontalmente debajo de las cimas de los pilares rotos que se colocaron a la altura correcta sobre un montón de piedras.

En esta etapa tardía, las paredes y los pilares pueden haber sido techados.

Civilización olvidada: el papel de los estallidos solares en nuestro pasado y futuro

(Ilustraciones de plasma y petroglifos cortesía del Dr. Anthony L.Peratt,

reimpreso con permiso de IEEE Transactions on Plasma Science,

Diciembre de 2003, volumen 31).


Entre las rarezas de la Isla de Pascua se encuentran los edificios de piedra bajos, sólidos y de paredes gruesas con entradas estrechas que parecen búnkeres o refugios contra la lluvia radiactiva.

Estas 'casas' de piedra de la Isla de Pascua son similares a las estructuras formadas por los muros y pilares de G bekli Tepe.

¿Podrían, en ambos casos, haber sido protección de algún tipo de fenómenos que emanan de los cielos, como los golpes de plasma?

Algunos pueden criticar las comparaciones entre isla de Pascua y G bekli Tepe no solo sobre la base de que están en lados opuestos del globo, sino que también están aparentemente separados por miles de años (Gübekli Tepe data del 8000 a. C. y antes, mientras que, según las cronologías estándar, la Isla de Pascua no estuvo habitada hasta un mero milenio hace y medio).

En contraargumento, me pregunto si realmente sabemos cuándo fue colonizada por primera vez la Isla de Pascua.

Incluso si las antigüedades y estructuras sobrevivientes de la Isla de Pascua son de un período relativamente tardío, pueden reflejar tradiciones y estilos anteriores, quizás traídos por colonos de otros lugares, que se remontan a una época de intensos estallidos de plasma.

Las tablillas de rongorongo pueden preservar cuidadosamente los textos antiguos que fueron copiados una y otra vez.

Así como he argumentado que la escritura rongorongo de la Isla de Pascua registra eventos de plasma en los cielos antiguos, también podrían hacerlo ciertos motivos tallados encontrados en Gübekli Tepe.

Peratt ha establecido la conexión entre los petroglifos del hombre pájaro y los fenómenos del plasma en todo el mundo. En la Isla de Pascua encontramos petroglifos de hombre pájaro, así como hombres pájaro y símbolos de aves entre los jeroglíficos rongorongo.

En Gübekli Tepe, una forma de pájaro muy similar fue tallada en uno de los pilares.

Peratt registra muchos fenómenos del plasma que pueden interpretarse como si tuvieran la apariencia de serpientes. Numerosas & quotsnakes & quot se encuentran en los pilares de Göbekli Tepe, deslizándose verticalmente hacia arriba y hacia abajo por los extremos de algunas de las columnas.

¿Podrían estos representar enormes rayos de plasma?

Con base en la evidencia que se está juntando lentamente, parece que hubo un evento o eventos de plasma importantes en la antigüedad.

En mi libro Civilización olvidada 22 He argumentado que un gran evento de plasma, alrededor del 9700 a. C., provocó el fin de la última edad de hielo.

Según la datación por radiocarbono, algunas de las estructuras de Gbekli Tepe son contemporáneas del final de la última edad de hielo.

El recinto D, en particular, se erigió inicialmente antes de 9700 a. C., pero sufrió daños (indicados, por ejemplo, por un pilar derribado y posteriormente re-erigido) durante la actividad cataclísmica que puso fin a la edad de hielo. En este momento se erigieron los primeros muros secundarios toscos entre los pilares.

Más tarde, se erigieron pilares y recintos de piedra durante el período inicial de agitación, justo después de que terminó la edad de hielo, y finalmente todo el sitio de Gbekli Tepe fue enterrado artificialmente (¿quizás para protegerlo?) bajo una montaña de tierra y escombros.



Recinto C en G bekli Tepe,

mostrando (a nivel del suelo) el posicionamiento preciso

de los pilares centrales en sus cimientos.

También evidente en la foto (de 2010)

son las paredes secundarias que sostienen los pilares exteriores / circundantes,

y en algunos casos sirve para apuntalar y reposicionar

los pedazos rotos de pilares derribados

(sugiriendo la importancia de su posicionamiento).


Con el daño y el entierro final y el abandono de Gübekli Tepe, no puede haber duda de que el edad oscura inducida por el sol - SIDA - había comenzado.

En términos de artefactos materiales, permanecieron principalmente grandes estructuras megalíticas de tiempos anteriores al SIDA. Pozos de humanidad sobrevivieron en lugares aislados donde la geografía y los recursos naturales eran relativamente hospitalarios.

Un buen ejemplo es la región de Capadocia en la Turquía moderna, donde el suave lecho de roca volcánica condujo a la excavación de extensos refugios subterráneos y, de hecho, ciudades enteras, brindando protección contra los estallidos solares ocasionales que probablemente continuaron durante siglos o milenios después del cierre del último. edad de hielo, algo análoga a las réplicas que siguieron a un gran terremoto.

Pasarían entre 5000 y 6000 años antes de que la civilización resurgiera.



Refugios rocosos subterráneos y por encima

en la región de Capadocia de Turquía

(algunas de las ciudades subterráneas se estiman

tener al mismo tiempo cada uno protegido

decenas de miles de personas,


Una posdata para quienes estén considerando visitar Gbekli Tepe:

G bekli Tepe es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Si bien sigue siendo enigmático e impresionante, también es un sitio arqueológico activo y, por lo tanto, sujeto a cambios constantes. Las personas con autoridad tomaron la decisión de construir un dosel sobre el área de excavación primaria.

A continuación se muestra una foto de enero de 2020, tomada por mi esposa al amanecer, que refleja el nuevo toldo del sitio.


Dr. Schoch en G bekli Tepe (debajo de su toldo)


Antiguos pilares de piedra ofrecen pistas sobre el impacto de un cometa que cambió la historia de la humanidad

Pilar 43, Recinto D, también conocido como la Piedra Buitre de Göbekli Tepe. Crédito: Martin B. Sweatman y Dimitrios Tsikritsis

(Phys.org) - Un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo ha encontrado lo que describen como evidencia de que un cometa golpeó la Tierra aproximadamente al mismo tiempo que el inicio del Younger Dryas en tallas de un antiguo pilar de piedra en el sur de Turquía. . El grupo ha publicado sus hallazgos en la revista. Arqueología y arqueometría mediterránea.

La evidencia anterior basada en núcleos de hielo tomados de Groenlandia ha sugerido que el impacto de un cometa puede haber llevado al inicio del Younger Dryas, un período de enfriamiento de la Tierra que duró aproximadamente 1000 años. Otra evidencia también sugiere que el período de enfriamiento hizo que grupos de personas se unieran para cultivar cultivos, lo que condujo al desarrollo de la agricultura, lo que a su vez condujo a grandes avances en las innovaciones tecnológicas y los desarrollos sociales, es decir, la civilización neolítica. En este nuevo esfuerzo, los investigadores describen la evidencia que encontraron en un pilar de piedra en Gobekli Tepe (el sitio del templo más antiguo conocido) que se alinea con los hallazgos del núcleo de hielo: que un cometa golpeó la Tierra en aproximadamente 10,950 AC.

El pilar fue creado por la gente de Gobekli Tepe y ahora parece haber servido como un medio para conmemorar un evento devastador, tal vez un cometa que se rompió y sus restos chocaron contra la Tierra, causando un impacto ambiental inmediato en todo el mundo y una posible pérdida de vida (uno de los personajes en el pilar era de un humano sin cabeza). El equipo introdujo imágenes de las imágenes talladas en el pilar (conocida como la piedra del buitre) en una computadora para determinar si podrían estar vinculadas con constelaciones. Al hacerlo, se revelaron asociaciones entre los personajes del pilar y los símbolos astronómicos en el cielo para el año 10.950 a. C. El hecho de que la gente se tomó el tiempo y un esfuerzo considerable para crear los personajes en el pilar sugiere que algo muy importante debe haber sucedido durante el mismo período de tiempo en el que el núcleo de hielo de Groenlandia sugiere un cometa golpeado, aproximadamente en el 10,890 a. C.

Pilares de pared con tres símbolos de animales en serie. La parte a) es el pilar 2 del recinto A, mientras que la parte b) es el pilar 38, recinto D (imágenes cortesía de Travel The Unknown).

Los investigadores han concluido que las tallas en el pilar probablemente estaban destinadas a documentar el evento cataclísmico y sugieren que el templo pudo haber sido un observatorio. También informan que encontraron evidencia de cambios en el eje de rotación de la Tierra como resultado del impacto del cometa.

Constelaciones alrededor de Scorpius (tradición occidental). Crédito: B. Sweatman, D. Tsikritsis

ABSTRACTO
Hemos interpretado gran parte del simbolismo de Göbekli Tepe en términos de eventos astronómicos. Al hacer coincidir las tallas de bajo relieve en algunos de los pilares de Göbekli Tepe con los asterismos de estrellas, encontramos pruebas convincentes de que la famosa 'Piedra del buitre' es un sello de fecha para 10950 a. C. ± 250 años, que corresponde estrechamente al evento propuesto de Younger Dryas, estimado en 10890 AC. También encontramos evidencia de que una función clave de Göbekli Tepe era observar lluvias de meteoritos y registrar encuentros con cometas. De hecho, la gente de Göbekli Tepe parece haber tenido un interés especial en la corriente de meteoros Táuridas, la misma corriente de meteoros que se propone como responsable del evento Younger-Dryas. ¿Es Göbekli Tepe la "pistola humeante" del encuentro entre el cometa Younger-Dryas y, por tanto, del catastrofismo coherente?


Una historia de serpientes y pájaros: Göbekli Tepe, Pilar 56.

Dado que recibimos muchas preguntas sobre los pilares de Göbekli Tepe & # 8217s y sus representaciones, intentaremos publicar descripciones breves aquí. Esta vez, el Pilar 56 del Recinto H.

El Pilar 56 se encuentra en el muro circular este del Recinto H, ubicado en la depresión noroeste del tell. El pilar está excavado a una altura de 2,15 m, su fuste tiene 0,94 m de ancho, la cabeza mide 1,55 m. El costado suroeste de este pilar está completamente cubierto de relieves. Un total de 55 animales están representados tan de cerca que el contorno de uno se fusiona con el contorno de la siguiente imagen. Muchas representaciones se reducen a siluetas, es difícil determinar exactamente qué especie animal se representa para cada ejemplo sin falta.

Pilar 56 en el Recinto H. (Fotografías y dibujo: N. Becker, DAI)

En la parte superior se representa un grupo de patos, seguidos de serpientes y varios animales cuadrúpedos, muy probablemente felinos. Entre estos, se puede ver una gran ave de presa, agarrando una serpiente en sus garras. El pájaro y una de las serpientes que se muestran debajo se desvían del eje de visión de los otros animales, no mirando hacia el centro del recinto, sino en la dirección opuesta.

En el eje del pilar # 8217 se representan grúas y aves acuáticas parecidas a patos, seguidas de nuevo por serpientes. El lado más estrecho del eje muestra un bucranium acompañado de dos serpientes, el lado estrecho de la cabeza y el # 8217 tiene una serpiente que se encrespa. El otro lado del pilar muestra líneas tenues que podrían sugerir más representaciones en forma de pato. Se necesitarán más excavaciones para arrojar más luz en este lado del pilar, ya que actualmente está en gran parte oculto por la zanja de excavación y el baulk # 8217s.

El pilar 56 es otro ejemplo más de la rica decoración de pilares individuales dentro de los recintos Göbekli Tepe & # 8217s. El gran ave de rapiña que agarra una serpiente e interrumpe la simetría de la representación mirando en otra dirección parece ser el elemento más importante y, como bien lo atestiguan otros pilares, también podría indicar un carácter bastante narrativo de todo el conjunto & # 8211 tal vez conmemorando un momento importante de una tradición o mito. Importante al menos y en particular para los constructores del recinto H.

Otras lecturas:

K. Schmidt, & # 8220Adler und Schlange & # 8221 - & # 8220Großbilder & # 8221 des Göbekli Tepe und ihre Rezeption, en: Ü. Yalcin (ed.), Anatolian Metall VI. Der Anschnitt, Beiheft 25, Bochum 2013, 145-152. [Enlace externo]

O. Dietrich, J. Notroff, L. Clare, Cap. Hübner, Ç. Köksal-Schmidt, K. Schmidt, Göbekli Tepe, Anlage H. Ein Vorbericht beim Ausgrabungsstand von 2014, en: Ü. Yalcin (ed.) Anatolian Metal VII - Anatolien und seine Nachbarn vor 10.000 Jahren / Anatolia and Neighbors hace 10.000 años. Der Anschnitt, Beiheft 31, Bochum 2016, 53-69. [Enlace externo]


Más de 200 pilares de piedra tallada, cuidadosamente dispuestos en círculos apretados, se alzaban orgullosos en la colina Göbekli Tepe en el sureste de Anatolia (Turquía actual).

Este antiguo círculo de piedra, que se cree que es un templo neolítico, es 6.000 años más antiguo que Stonehenge y mucho más complejo. Este es el sitio que algunos historiadores llaman el hallazgo arqueológico más importante del siglo XX y el primer templo del mundo.

Según la Revista Smithsonian, Göbekli Tepe fue descubierto por primera vez en 1994 por Klaus Schmidt del Instituto Arqueológico Alemán. El área alrededor del sitio había sido reservada durante mucho tiempo para una mayor investigación, ya que su colina en forma de cúpula mostraba todos los signos de un "tell", un montículo creado como resultado de los depósitos de asentamientos antiguos.

Schmidt rápidamente se dio cuenta de que el sitio en Göbekli Tepe era mucho más significativo que el sitio de entierro medieval propuesto por arqueólogos anteriores. En una entrevista con Andrew Curry para Smithsonian Magazine, Schmidt explicó que su equipo no tardó mucho en descubrir la primera serie de megalitos de piedra, cerca de la superficie.

Profundizando, los arqueólogos desenterraron más pilares, decorados con figuras elaboradamente talladas. Estas inmensas piedras erguidas estaban dispuestas en círculos y habrían soportado enormes bloques de piedra adicionales, algunos de los cuales pesaban más de 10 toneladas.

Erigir estos pilares de piedra y colocar bloques tan pesados ​​encima de ellos habría requerido una inmensa hazaña de ingeniería. Sin embargo, el sitio fue construido en el año 9.500 a. C., miles de años antes del desarrollo del lenguaje escrito y la agricultura, y mucho antes de que los seres humanos comenzaran a desarrollar asentamientos y ciudades permanentes.

Pilar 2 del Recinto A (Capa III) con bajorrelieves de lo que se cree que son un toro, un zorro y una grulla.

"Este es el primer lugar sagrado construido por humanos", dijo Schmidt. Los arqueólogos pudieron fechar Göbekli Tepe comparando armas y herramientas encontradas en el sitio con objetos similares del décimo milenio antes de Cristo, y sus hipótesis fueron confirmadas más tarde por datación parcial por radiocarbono.

Pilar 27 del Recinto C (Capa III) con la escultura de un animal depredador

El equipo no encontró rastros de asentamientos humanos alrededor del sitio: ni restos de casas, hornos o trincheras para la basura. En cambio, encontraron muchos huesos de animales dentro del templo, que mostraban signos de haber sido masacrados y cocinados. Todos los huesos de animales excavados provienen de la caza local, predominantemente gacelas, jabalíes, ovejas, ciervos y aves salvajes, lo que sugiere que las personas que construyeron y utilizaron el sitio eran cazadores-recolectores nómadas.

Pilar con la escultura de un zorro.

El descubrimiento de Göbekli Tepe tiene importantes implicaciones para nuestra comprensión de la forma en que se desarrollaron las primeras sociedades humanas. Los estudiosos tradicionales han sostenido durante mucho tiempo que el desarrollo de una sociedad humana sofisticada dependía de la transición de un modo de vida de cazador-recolector a uno agrario.

Según esta narrativa, fue solo una vez que los humanos habían desarrollado asentamientos permanentes y sistemas de agricultura y agricultura que pudieron tener el tiempo, la organización y los recursos para desarrollar templos y estructuras sociales complicadas.

Aunque esta teoría ha sido cuestionada por arqueólogos y antropólogos en las últimas décadas, el descubrimiento de Göbekli Tepe finalmente proporciona evidencia sólida para apoyar un punto de vista alternativo. Las sociedades nómadas de cazadores-recolectores de Anatolia construyeron templos grandes y complejos antes de desarrollar prácticas agrícolas y formar comunidades asentadas de forma permanente.

Vista de las excavaciones en el sitio de Göbekli Tepe.

De hecho, según la revista Smithsonian, en los 1.000 años posteriores a la construcción del templo, aparecen asentamientos permanentes en otras partes de Anatolia y el norte de Siria, lo que proporciona algunas de las primeras pruebas del cultivo de trigo y la domesticación del ganado. Es posible que la construcción del templo en Göbekli Tepe fuera en realidad el precursor de los asentamientos humanos y la agricultura, y no al revés.

Trabajo arqueológico en Göbekli Tepe

Sin embargo, la función específica del sitio en Göbekli Tepe sigue siendo un misterio. Hasta su muerte en 2014, Schmidt seguía convencido de que se trataba de un importante templo religioso, y su punto de vista está respaldado por las elaboradas tallas en los pilares. Estos incluyen imágenes de escorpiones, leones, serpientes y buitres, una colección de símbolos que están asociados con la religión, la muerte y el más allá en otras culturas antiguas del Cercano Oriente.

El sitio también podría haber sido utilizado como lugar para reuniones políticas o celebraciones culturales, pero Schmidt argumentó que era más probable que hubiera sido un lugar de enterramiento para cazadores de renombre.


Contexto cronológico

Todas las declaraciones sobre el sitio deben considerarse preliminares, ya que se ha excavado menos del 5% del sitio, y Schmidt planeaba dejar gran parte sin tocar para que las futuras generaciones lo exploraran (cuando las técnicas arqueológicas presumiblemente habrán mejorado). [8] Si bien el sitio pertenece formalmente al Neolítico más antiguo (PPNA), hasta ahora no se han encontrado rastros de plantas o animales domesticados. Se supone que los habitantes eran cazadores y recolectores que, sin embargo, vivían en aldeas durante al menos parte del año. [28] Hasta ahora, se ha encontrado muy poca evidencia de uso residencial. A través del método de radiocarbono, el final de la Capa III se puede fijar en aproximadamente 9000 a. C. (ver arriba), pero se cree que la ubicación elevada puede haber funcionado como un centro espiritual hacia el 11,000 a. C. o incluso antes, esencialmente al final de la época. Pleistoceno.

Las estructuras sobrevivientes, entonces, no solo son anteriores a la cerámica, la metalurgia y la invención de la escritura o la rueda, sino que fueron construidas antes de la llamada Revolución Neolítica, es decir, el comienzo de la agricultura y la ganadería alrededor del 9000 a.C. Pero la construcción de Göbekli Tepe implica una organización de un orden avanzado no asociado hasta ahora con las sociedades del Paleolítico, PPNA o PPNB. Los arqueólogos estiman que se necesitaron hasta 500 personas para extraer los pesados ​​pilares de las canteras locales y trasladarlos de 100 a 500 metros (330 a 1,640 & # 160 pies) al sitio. [29] Los pilares pesan entre 10 y 20 toneladas métricas (entre 10 y 20 toneladas largas entre 11 y 22 toneladas cortas), y uno todavía en la cantera pesa 50 toneladas. [30] Se ha sugerido que una élite de líderes religiosos supervisaba el trabajo y luego controlaba cualquier ceremonia que tuviera lugar. Si es así, esta sería la evidencia más antigua conocida de una casta sacerdotal, mucho antes de que tales distinciones sociales se desarrollaran en otras partes del Cercano Oriente. [8]

Hacia el comienzo del octavo milenio antes de Cristo, Göbekli Tepe ("Colina de barriga") perdió su importancia. El advenimiento de la agricultura y la cría de animales trajo nuevas realidades a la vida humana en el área, y el "zoológico de la Edad de Piedra" (la frase de Schmidt se aplica particularmente a la Capa III, Recinto D) aparentemente perdió todo el significado que había tenido para los más antiguos de la región. comunidades. Pero el complejo no fue simplemente abandonado y olvidado para ser destruido gradualmente por los elementos. En cambio, cada recinto fue enterrado deliberadamente bajo hasta 300 a 500 metros cúbicos (390 a 650 & # 160cu & # 160yd) de basura que consiste principalmente en pequeños fragmentos de piedra caliza, vasijas de piedra y herramientas de piedra. También se han identificado muchos huesos de animales, incluso humanos, en el relleno. [31] Se desconoce por qué se enterraron los recintos, pero los conservó para la posteridad.


Enlace de ADN antiguo

En la época en que se construyó Göbekli Tepe, entre el 10 y el 11 mil a.C., la cultura más avanzada conocida en la zona fue la natufiense. Vivían en pequeños asentamientos permanentes en el Levante, justo al sur de Göbekli Tepe en el sur de Anatolia. Por lo tanto, los natufianos, quizás con alguna mezcla genética con los antiguos anatolios, son los principales candidatos para los constructores de Göbekli Tepe.

Afortunadamente, la evidencia exacta que necesitamos ha sido publicada recientemente por Scheunemann et al. en el diario Comunicaciones de la naturaleza en 2017. Tomaron muestras de ADN de algunas momias egipcias del Nuevo Reino, así como de los restos de muchas personas antiguas de todo el Cercano Oriente y el norte de África. Y lo que encontraron fue realmente muy interesante.

El vínculo genético más cercano a las momias egipcias fue con las personas de la Edad del Bronce del Levante. La herencia genética casi idéntica de estas personas indica que estaban en contacto constante en ese momento. Sin embargo, retrocediendo más en el tiempo hasta las poblaciones fundadoras originales, podemos decir, de manera muy aproximada, que el ADN del Antiguo Egipto consistía en alrededor del 50% de ADN natufiano, 30% de ADN de Anatolia neolítico y quizás 20% de ADN iraní neolítico (presumiblemente de Zagros montañas cercanas). En otras palabras, la evidencia genética apunta exactamente a la región donde encontramos a Göbekli Tepe, cuyos constructores, o al menos sus descendientes, se espera que tengan esta estructura genética.

Entonces, la evidencia genética disponible apoya firmemente la idea de que los constructores de Göbekli Tepe eran ancestros de los antiguos egipcios y, por lo tanto, todas estas conexiones simbólicas que hemos notado son reales y directas.

Pero la certeza solo vendrá con nuevos descubrimientos que muestren lo que les sucedió a las personas que construyeron Göbekli Tepe después de que lo abandonaron alrededor del año 8,000 a.C. ¿A dónde fueron después? ¿Fue Jericó? Si es así, ¿por qué no hay evidencia de asentamientos a lo largo del Nilo antes del 6.000 a. C.? ¿Y por qué parece que su cultura se ha restablecido, de los constructores de templos megalíticos casi a cero?

Discuto una posible solución a este enigma, que involucra el antiguo mito egipcio de Zep Tepi y la Gran Esfinge de Giza, en mi libro Prehistoria decodificada.

Imagen superior: GRAMOöbekli Tepe PIlars en el museo Sanliurfa. (Cobija / CC BY-SA 4.0)


Robert M. Schoch: aspectos destacados de la investigación Escribiendo en Göbekli Tepe

Señales de tráfico que apuntan a Şanlıurfa y Göbekli Tepe. (Foto: R. Schoch y C. Ulissey.)

Publicado el 6 abril 2020

(Nuestras disculpas por tener que marcar los derechos de autor de nuestras fotos a continuación como lo hemos hecho nosotros, pero nos han robado tantas imágenes a lo largo de los años que a veces nos hacen sentir asaltados. Cuesta mucho volar a estos lugares para fotografiar, película e investigación. Gracias por su comprensión).

Los historiadores y arqueólogos tradicionales a menudo han señalado tres características distintivas principales por las cuales uno puede identificar la verdadera civilización: 1) Arquitectura monumental de piedra, 2) Vida urbana asentada (ciudad) y 3) Escritura. La prehistoria a menudo se equipara con una sociedad que es prealfabetizada si no tiene inscripciones o registros escritos, entonces no tiene una verdadera historia registrada y es prehistórica y pre-civilizada.

Además, de acuerdo con el pensamiento convencional del statu quo, la escritura se inventó por primera vez justo antes de alrededor del 3000 a. C. en Sumeria y Egipto, por lo tanto, podemos fechar el inicio de la verdadera civilización en esta época. Sin embargo, más de 6000 años antes, en el norte de Mesopotamia, encontramos el sitio increíblemente sofisticado de Göbekli Tepe. Muchos historiadores de la corriente principal dudan en aplicar la etiqueta de verdadera civilización a los constructores de Göbekli Tepe, pero ¿por qué?

Göbekli Tepe se caracteriza por una arquitectura de piedra monumental bellamente tallada, en particular, pilares en forma de T colocados en círculos o anillos (consulte la imagen del banner de arriba para obtener una descripción general). Para crear tales estructuras, podemos plantear la hipótesis de que debe haber existido alguna forma de población urbana en el área, pero hasta ahora no se ha encontrado. Sin embargo, señalaría que las estructuras en las que vivía la gente pueden no haber sido de piedra, podrían haber sido construidas con madera, adobe u otros materiales perecederos. Por analogía, las ciudades que acompañaron a las pirámides, templos y otras estructuras monumentales de piedra del Egipto dinástico miles de años después han dejado pocos rastros. O quizás la ciudad del pueblo Göbekli Tepe todavía existe y ahora se la conoce como la ciudad de Urfa (Şanlıurfa), pero está cubierta por 12.000 años de habitación más reciente. El sitio de Göbekli Tepe no está lejos de la moderna Urfa, y durante las obras viales y otros proyectos de construcción en Urfa, a menudo se encuentran restos arqueológicos muy antiguos, incluidos restos que se remontan a la época de Göbekli Tepe.

Imagen general del Pilar 28 en Göbekli Tepe. (Fotografía con derechos de autor R. Schoch y C. Ulissey.)

A pesar de la arquitectura monumental y los posibles asentamientos urbanos, el mejor argumento, para aquellos investigadores que negarían el título de verdadera civilización a los creadores de Göbekli Tepe, es (o fue) que aparentemente no tenían ningún tipo de escritura. Sin embargo, la evidencia más reciente ha cambiado completamente esta noción y exige que incluso los escépticos deben repensar el cuándo y dónde de los orígenes de la civilización.

Desde que visité y estudié por primera vez el sitio de Göbekli Tepe durante el verano de 2010, he especulado que sus constructores tenían alguna forma de notación y comunicación escritas, aunque solo sea por la practicidad y viabilidad de la planificación, organización del trabajo y especialistas en artesanía y, en última instancia, en la construcción de estos maravillosos monumentos de piedra. Pero los pocos símbolos aparentes tallados en los pilares de piedra, de forma aislada, ofrecen poca evidencia sólida de escritura y alfabetización verdaderos. Es cierto que la mayoría de los escritos de la gente de Göbekli Tepe bien podría haber sido sobre materiales perecederos que no han sobrevivido 12,000 años, sin embargo, los escépticos señalaron la ausencia de tal evidencia física como evidencia de que la escritura no existía (a pesar de que esto era lógica defectuosa por su parte). Ahora, gracias al conocimiento de mi colega, el Dr. Manu Seyfzadeh, tenemos un contexto y una comparación potenciales para la notación simbólica que se encuentra en Göbekli Tepe. Como señaló el Dr. Seyfzadeh, algunos de los símbolos en Göbekli Tepe son notablemente similares a los jeroglíficos de Anatolia (también conocidos como jeroglíficos luvitas y / o hititas) usados ​​en la misma región general (Turquía moderna) milenios después. ¿Es esto pura coincidencia? Creemos que no. De hecho, publicamos un artículo técnico señalando algunas similitudes importantes entre los jeroglíficos de Anatolia y los símbolos tallados en algunos de los pilares de Göbekli Tepe (Manu Seyfzadeh y Robert Schoch, Descubrimiento arqueológico, Febrero de 2019, volumen 7, páginas 31-53).

Aunque ha habido mucho trabajo desde entonces, los jeroglíficos de Anatolia fueron intensamente estudiados y documentados por el lingüista Emmanuel Laroche (1914-1991) en su libro clásico titulado Les Hiéroglyphes hititas (1960). Laroche asignó números a los diversos jeroglíficos de Anatolia, y las traducciones e interpretaciones intentadas aquí me refiero a varios jeroglíficos de Anatolia por estos números de Laroche (= LN).

Las inscripciones de los jeroglíficos de Anatolia generalmente datan del segundo milenio y principios del primer milenio a. Esto es 8000 años o más después de la construcción de Göbekli Tepe, sin embargo, existen correlaciones notables que sugieren que al menos fragmentos de un sistema de escritura utilizado por el pueblo Göbekli Tepe sobrevivieron y se incorporaron al sistema de jeroglíficos de Anatolia, en algunos casos con varias modificaciones. - lo cual es bastante comprensible, e incluso esperado, durante un período de tiempo tan extenso.

Tres vistas del Pilar 18 en Göbekli Tepe. Izquierda: Detalle del cinturón. Centro: primer plano de la región frontal del cuello. Derecha: imagen general de todo el pilar, que mide aproximadamente 4-4,5 metros de altura y pesa aproximadamente 10-15 toneladas. (Fotografías con copyright de R. Schoch y C. Ulissey.)

La primera y quizás más importante comparación entre los jeroglíficos de Anatolia y la escritura en Göbekli Tepe involucra a LN 360 y símbolos que se encuentran prominentemente en el cinturón de uno de los pilares más grandes y magníficos en Göbekli Tepe, el conocido como Pilar 18. LN 360 consiste en una forma de media luna o C abierta a la derecha, seguida (de izquierda a derecha) por dos líneas verticales paralelas seguidas de una C invertida o una media luna abierta a la izquierda. La inscripción prominente en el cinturón del Pilar 18 incluye una forma de C seguida de una forma de H seguida de una forma de C invertida. En el borde frontal del Pilar 28 en Göbekli Tepe, los mismos tres símbolos, la misma palabra, están tallados verticalmente. LN 360 se puede traducir como dios y nosotros (el Dr. Seyfzadeh y yo) planteamos la hipótesis de que la C, H, C invertida en Göbekli Tepe es también una palabra que significa dios. Incluso antes de esta traducción sugerida, se especuló que los pilares antropomórficos (algunos de los pilares tienen brazos, manos, cinturones y taparrabos) estaban destinados a representar dioses o un dios.

Jeroglífico de Anatolia Laroche Números 360, 411 y 184.

Una ligera discrepancia entre LN 360 y C, H, C invertida en Göbekli Tepe es que en LN 360 el carácter del medio consiste en dos líneas verticales paralelas en lugar de una forma de H. La H, con una o dos barras transversales (y ambas formas, curiosamente, aparecen en Göbekli Tepe), aparece en el catálogo de Laroche como Número 239. En los jeroglíficos de Anatolia, una forma de H puede haber tenido el significado de una puerta, portal o pasadizo. Este concepto de puerta o pasaje posiblemente estaba asociado con un dios o con dioses, porque los dioses podían controlar el paso de un reino a otro y, en particular, controlar el paso de la vida a la muerte y la vida nuevamente, en el caso de una creencia en renacimiento. Y los dioses mediarían entre los reinos terrenal y celestial, entre los reinos material y espiritual. Por lo tanto, el símbolo de una puerta, portal o pasaje, puede haber sido un emblema simplificado que se refiere a dioses o seres espirituales, y las formas H se encuentran varias veces en varios pilares en Göbekli Tepe. En los jeroglíficos de Anatolia, la barra transversal horizontal de la H parece haberse omitido cuando se usa en la palabra o jeroglífico que significa dios.

Respaldando aún más la asociación del símbolo H con dios en Göbekli Tepe, y también fortaleciendo el vínculo entre la escritura de Göbekli Tepe y los jeroglíficos de Anatolia, en la parte frontal superior del Pilar 18 hay otro conjunto de símbolos que consiste, de arriba a abajo, en un H (que en este caso tiene dos barras transversales horizontales), un círculo con un punto en el centro y una media luna abierta hacia arriba. El círculo con una combinación de punto central y media luna aparece como LN184 y se considera un símbolo de lo divino. Esto puede representar el Sol y la Luna, y más generalmente el cosmos o el reino celestial. Alternativamente, se podría sugerir que el círculo con un punto en el centro representa a toda la Tierra. Si te paras en un lugar y giras 360 grados (un círculo completo), el horizonte aparecerá como un círculo alrededor del lugar donde estás parado. O el círculo con un punto central puede representar nuestro Sol, como es el caso de los símbolos astrológicos actuales. (Por favor vea el Apéndice al final de este artículo para más información sobre el símbolo del Sol, un círculo con un punto en el medio.) De cualquier manera, planteo la hipótesis de que LN184 combinado con la H en Göbekli Tepe está afirmando que el dios en cuestión gobierna el cosmos, tanto el cielo como la tierra. Además, la H con LN 184 podría simbolizar la puerta o portal entre lo mundano y lo divino, lo material y lo espiritual, lo terrestre y lo celestial.

Jeroglífico de Anatolia Laroche número 239.

Volviendo a la escritura en el cinturón del Pilar 18 en Göbekli Tepe, la inscripción completa en un lado es en realidad C, C, H, C, H, C invertida (y las dos primeras C son ligeramente diferentes entre sí, al igual que las Hs, pero si estas diferencias son significativas o no sigue siendo una pregunta abierta). La forma de C aislada, o media luna abierta a la derecha, es comparable a LN 411, que se interpreta como una conexión con dieu (dios). Personalmente, especulo que esta inscripción completa puede significar dios de los dioses (y se leyó de derecha a izquierda en este caso). Esto plantea la cuestión de si la gente de Göbekli Tepe creía en un dios supremo que presidía deidades menores.¿Fueron monoteístas en algún nivel?

Una pregunta inmediata que tengo que hacerme es ¿por qué simbolizar un dios, o el Dios supremo, como una C, H, C invertida? ¿Y por qué colocar a Dios en el cielo? (Hoy en día, muchas personas simplemente dan por sentado que Dios, o los dioses, están ubicados arriba, en los cielos, y el cielo tiene una connotación explícitamente religiosa, pero este no siempre fue necesariamente el caso). Creo que la respuesta y el segundo mensaje del símbolo LN 360, se encuentra en la física del plasma.

Como he descrito en mi libro de 2012, Civilización olvidada: el papel de los estallidos solares en nuestro pasado y futuro (una segunda edición de este libro, revisada y ampliada, se publicó en marzo de 2021 con el subtítulo, Nuevos descubrimientos sobre la edad oscura inducida por la energía solar) en alrededor de 9700 a. C. nuestro Sol explotó con un poderoso estallido o una serie de estallidos (algunas personas ahora usan los términos mini-nova o micro-nova para este tipo de fenómenos estelares y solares), lo que trajo la última edad de hielo a un cierre dramático cuando los climas globales se calentaron repentina y precipitadamente. Además, ahora planteo la hipótesis (en la edición revisada de Civilización olvidada) que, según la evidencia, fue un estallido solar que inició el Younger Dryas, alrededor del 10,900 a. C., derritiendo las presas de hielo y los glaciares, causando una inundación glacial masiva que cambió los patrones de circulación oceánica en el Atlántico, iniciando así el enfriamiento del Younger Dryas.

Los datos del núcleo de hielo y sedimentos registran eventos de estallido solar, al igual que los datos de nuestra Luna; sin embargo, otra línea interesante de evidencia de que nuestro Sol afecta dramáticamente la vida en este planeta proviene del físico de plasma preeminente Dr. Anthony Peratt en el Laboratorio Nacional de Los Alamos (ver el ilustración inmediatamente a continuación, y también discusión y referencias en Civilización olvidada). En resumen, el Dr. Peratt, además de estudiar el Sol (y más) para el gobierno de EE. UU., Hizo el asombroso descubrimiento de que algunos petroglifos antiguos, por sus características de diagnóstico, indican que los pueblos antiguos de todo el mundo presenciaron un evento solar masivo (las partículas cargadas interactuando con nuestra atmósfera, como vemos hoy en las luces del norte y del sur, solo que mucho más intenso que las auroras tomaron formas distintivas) y registraron las formas que vieron en el cielo en la roca. Sus artículos publicados ofrecen ejemplos de más de 130 países. Algunas de las formas que describe son hombres con figura de palo con cabezas de pájaro, hombres con figura de palo con dos puntos en los lados (los puntos que indican la radiación de sincrotrón), caras con forma de búho, formas cilíndricas en cascada y más. Creo que es una hipótesis razonable sugerir que las personas que vivían durante esos tiempos razonaban que tales eventos eran actos de dioses (o de un Dios). La forma de H y la C, H, C invertida juntas son, de hecho, representaciones simplificadas de lo que la gente vio en el cielo durante los estallidos solares. El pilar 18 y sus pilares asociados en Gobekli Tepe datan, en mi evaluación, del período justo antes del final de la última edad de hielo (alrededor de 9700 a. C.), pero la gente de Göbekli Tepe retuvo una memoria colectiva de eventos de estallidos solares anteriores, como se muestra. en los pilares.

Motivos pintados en un afloramiento rocoso de la región de Kimberly, Australia Occidental, en comparación con configuraciones de plasma que se habrían visto en los cielos antiguos durante un gran estallido solar (inserciones superior izquierda e inferior derecha, incluida una foto del físico de plasma Dr. Anthony Peratt, que ha sido pionera en esta línea de investigación), y la C, H, invirtieron la C en el Pilar 18 de Göbekli Tepe. Varios arte rupestre de la región de Kimberly datan de hace aproximadamente 12.000 años, lo que corresponde al final de la última edad de hielo (D. Finch et al., Arte rupestre aborigen de 12.000 años de la región de Kimberley, Australia Occidental, 5 Febrero de 2020, Science Advances, AAAS, 9 páginas). (Imagen del arte rupestre de Australia de una captura de pantalla de una publicación de video, cortesía de Ben Davidson de Suspicious0bservers [https://www.youtube.com/user/Suspicious0bservers vea también la fotografía publicada en https://www.australiasnorthwest.com / page / kimberley-rock-art] imágenes conceptuales de descarga de plasma e imagen del Dr. Peratt, cortesía del Dr. Anthony Peratt imagen de Göbekli Tepe, cortesía y derechos de autor de Robert Schoch y Catherine Ulissey.)

Por lo tanto, esta serie de símbolos, esta palabra (C, H, C invertida) no solo nombra a Dios, sino que equipara a Dios con el Sol y / o la actividad solar. Además, desde el punto de vista de estos pueblos antiguos, el Sol actuaba como una entidad consciente, lo que creo que no está muy lejos de la realidad. De hecho, se puede argumentar con fuerza que el Sol y las estrellas son de hecho conscientes en algún nivel y la conciencia impregna todo el universo (ver discusión en Civilización olvidada). Nuestro Sol está compuesto principalmente de hidrógeno y otros elementos y partículas simples (protones, electrones, etc.) que se ha demostrado que contienen la capacidad de codificar información. Científicos como Luc Montagnier, Masaru Emoto y Cleve Backster han sido pioneros en la investigación en este campo. Los antiguos egipcios, por ejemplo, creían que venimos del Sol y las estrellas, y de allí podemos regresar después de la muerte física. Y sostengo que ahora hay una fuerte evidencia de que las partículas simples (por ejemplo, los protones y electrones que forman el hidrógeno) pueden codificar información, en última instancia, la materia de la conciencia, con materia que surge de la conciencia o se deriva de ella (véase el capítulo 14 de la pág. Civilización olvidada para mayor discusión).

Fundamentalmente, Dios es conciencia, y la conciencia existe y se expresa a través de partículas básicas, que en el universo que habitamos toman la forma de protones y electrones, es decir, hidrógeno que compone una gran parte de nuestro Sol, y corrientes de partículas cargadas que emanan de él y se unen al universo (plasma eléctrico). Aquí, en la primera palabra escrita conocida, que significa Dios, vemos estas conexiones.

Imagen del Pilar 43 en Göbekli Tepe, en comparación con una erupción solar (imagen cortesía de la NASA) y el guión rongorongo de la Isla de Pascua (parte inferior central) y un petroglifo del Hombre Pájaro de la Isla de Pascua (parte inferior izquierda). (Fotografías superior izquierda e inferior izquierda, copyright R. Schoch y C. Ullissey Fotografía inferior derecha cortesía de Berthold Steinhilber).

Hay más. Cuando miramos el Pilar 43 en Göbekli Tepe, no solo encontramos símbolos H adicionales, algunos de los cuales están volteados 90 grados (como también es el caso en el área de la hebilla del cinturón frontal del Pilar 18), sino también en la parte superior de el pilar son tres imágenes extrañas que parecen rectángulos con formas de U invertidas. A la derecha de cada U invertida hay diferentes animales (algún tipo de pájaro, algún tipo de animal mamífero y posiblemente un animal parecido a una rana) saltando o deslizándose hacia abajo, las formas de U invertidas. Estos grabados se han interpretado de diversas formas como representaciones de edificios u otras estructuras, o como bolsos (comparables a los de una mujer). Sin embargo, en el contexto de Göbekli Tepe y la discusión anterior, prefiero una interpretación diferente. El simbolismo a lo largo de la parte superior del Pilar 43 puede representar el arco electromagnético y de plasma que ocurriría en un Sol activo. Este tipo de arco se observa en nuestro Sol hoy en día, pero no se ve sin la instrumentación adecuada (y nunca se debe mirar al Sol directamente sin el equipo de protección adecuado). Durante el tiempo de un Sol mucho más activo, como se habría observado al final de la última edad de hielo, probablemente justo antes y durante los estallidos solares, es posible que muchas personas en la Tierra hayan visto fácilmente tales arcos (o que los entendieran). los científicos de la época, si les damos crédito a estas personas con el conocimiento avanzado que bien pueden merecer), y describieron esta actividad en el Pilar 43. Además, los animales saltarines pueden representar el movimiento y el chasquido de los arcos magnéticos y de plasma como se forman y se conectan entre sí y con la superficie del Sol y también dan lugar a la eyección de plasma durante un estallido solar.

Imagen de un aborigen australiano (de Churchward, 1922).

El pilar 43 a veces se conoce como el pilar del buitre, llamado así por el ave prominente, generalmente identificada como un buitre, que aparece en el pilar. En un ala, el buitre balancea una bola que puede representar a nuestro Sol. En mi investigación, he descubierto que las aves y los humanos con cabeza de pájaro (hombres-pájaro y mujeres-pájaro) aparecen de manera prominente en muchas mitologías. Sin embargo, estas formas, como ahora enseña la física de plasma de vanguardia, también son diagnósticos de eventos solares extremos y plasma de alta intensidad. Vemos esto en el Pilar 43, así como en la lejana Isla de Pascua, donde mi esposa y yo descubrimos que el rongorongo de la isla, previamente no identificado, es de naturaleza plasmática (este descubrimiento fue confirmado por un miembro del equipo de investigación del Dr. Peratt) posiblemente el texto escrito (o fragmentos del mismo, y por supuesto copias más recientes de copias ...) que registra o se inspiró en el evento solar gigante que ocurrió c. 9700 a. C. De hecho, encuentro muchas similitudes entre la iconografía de Göbekli Tepe y la Isla de Pascua. Y hay otras conexiones aparentes en todo el mundo. Por ejemplo, una variación de la palabra Göbekli Tepe para dios, muy similar a la forma que toma en el Pilar 28, aparece en el pecho de un aborigen australiano en una fotografía encontrada en el libro de 1922 de Albert Churchward titulado Origen y evolución de la raza humana (Nueva York y Londres, Macmillan Company y George Allen & Unwin Plate LIX). Una variación de esta forma se encuentra grabada en un megalito antiguo en Knowth (cerca de Newgrange), Irlanda. Curiosamente, el petroglifo en Knowth es más científicamente preciso según la física del plasma, ya que el núcleo de un toro de plasma gira (ver imagen a continuación). Y la prominente "H" que se encuentra abundantemente en Göbekli Tepe recuerda a los "bloques H" en Puma Punku (cerca de Tiwanaku), Bolivia. ¿Hubo conexiones directas entre estas áreas en la antigüedad? ¿Las similitudes se derivan de una fuente común o del conocimiento común de nuestro Sol, conciencia y plasma que impregna el universo? Dudo que estas formas encontradas en lugares aparentemente dispares sean todas una cuestión de coincidencia. Más bien creo que reflejan un conocimiento avanzado compartido, una ciencia que nuestra civilización apenas está comenzando a comprender.

En el simbolismo de la palabra que se encuentra en Göbekli Tepe y otros sitios antiguos, particularmente la C, H, C invertida y sus derivados, tenemos dos conceptos que se combinan y presentan: El Sol y Dios. Este es un tema que impregna el mundo antiguo: el Sol era adorado como una deidad. En un viaje a la India, Katie y yo aprendimos de primera mano que entre los principios hindúes está la creencia de que el Sol es el Dios único y último, y la manifestación física del Dios supremo. ¿Existe una conciencia distinta poseída por el Sol, los planetas, las estrellas e incluso quizás las constelaciones (posiblemente una conciencia colectiva)? Para los griegos, romanos y muchos otros pueblos antiguos, los cuerpos celestes eran reconocidos como dioses (Júpiter = Zeus, Apolo = Sol, etc.). Entonces, ¿qué está tratando de transmitir el simbolismo de C, H, C invertida? ¿Por qué el Pilar 18 en forma de T en Göbekli Tepe lleva este mensaje? ¿Está dirigiendo nuestra mirada a Orión, con su cinturón prominente (consulte el artículo de SIDA en este sitio web para obtener más información sobre esta rama particular de mi investigación)? El Pilar 18 puede ser una recreación de Orión, el cazador sin cabeza acompañado por el perro (Sirio, la estrella del perro en la constelación Canis Major, el perro mayor). En el Pilar 18 el perro está metido debajo del brazo derecho. En el Pilar 18, los brazos, que se extienden en la constelación actual, se bajan a los lados y las manos enmarcan la región del ombligo, que recuerda a los moai de la Isla de Pascua. El cinturón del Pilar 18 corresponde al cinturón de estrellas de Orión, y el taparrabos de piel de zorro puede considerarse equivalente a la Nebulosa de Orión que cuelga del cinturón en la constelación. Y Orión está rodeado por el zodíaco, una serie de constelaciones, muchas de las cuales representan formas animales, al igual que el Pilar 18 está rodeado por un anillo de pilares más pequeños con tallas variadas en Göbekli Tepe. Esta iconografía sugiere otro mensaje más que debemos discernir. ¿Tenemos, o nuestra estrella, una conexión umbilical con Orión? La Nebulosa de Orión es un lugar de nacimiento de estrellas. La escritura y el simbolismo en Göbekli Tepe ciertamente nos están hablando, aunque su mensaje puede no estar claro en este momento.

Izquierda: Robert Schoch junto a un gran petroglifo de plasma en Knowth, Irlanda. Derecha: bloques megalíticos H en Puma Punku, Bolivia. (Fotografías con copyright de R. Schoch y C. Ulissey.)

Considerándolo todo, estoy seguro de que la gente de Göbekli Tepe usaba el lenguaje escrito. Es cierto que solo tenemos una cantidad limitada de su escritura conservada en las estructuras descubiertas hasta ahora (numerosos círculos de piedra identificados allí mediante técnicas geofísicas permanecen sin excavar). Predigo que esto es solo la punta del proverbial iceberg. Espero que eventualmente se encuentren textos sustanciales de la época de Göbekli Tepe. Hasta entonces, continúo estudiando los símbolos, la escritura, de este período temprano que se han recuperado hasta ahora. Y para volver al tema de la verdadera civilización, ahora no tengo ninguna duda de que la gente de Göbekli Tepe no solo construyó estructuras monumentales de piedra y muy probablemente tenía grandes asentamientos que deberíamos clasificar como ciudades, sino que también tenían el tercero ( y en opinión de algunos académicos, el rasgo diagnóstico más crítico de la civilización, a saber, la escritura y la alfabetización. La gente de Göbekli Tepe estaba increíblemente bien informada con una sociedad bien organizada y sofisticada. Poseían una verdadera civilización al final de la última edad de hielo, seis mil años antes de que la mayoría de los historiadores convencionales crearan que la verdadera civilización surgió por primera vez.

Anexo: 8 de abril de 2020.

Los experimentos de laboratorio han demostrado que los fenómenos de descarga eléctrica pueden producir cráteres con una elevación central, lo que crea la impresión de un círculo con un punto en el medio, esto podría verse como un apoyo adicional a la correlación del plasma y la explosión solar con el símbolo de esta forma que se encuentra en Göbekli Tepe. También se podría ver esto como si el Sol creara su propio símbolo, dejando su propia huella digital, por así decirlo. Sin embargo, la geología no es tan simple. Los impactadores físicos (meteoros, asteroides, cometas, etc.) también pueden crear cráteres con un levantamiento central, y tanto los fenómenos de descarga eléctrica como los impactadores físicos pueden crear cráteres sin un levantamiento central (es decir, sin el "punto" en el centro). Sin embargo, como lo vemos, la preponderancia de la evidencia (mucho más allá de este símbolo) apunta a una conexión con el Sol.

Milton R. Schoch (izquierda, 1931–2020) y C. Alicia Schoch (derecha, 1932–2012), diciembre de 2010 padres de Robert Schoch.

Anexo: 13 de mayo de 2020, con mi padre (Milton R. Schoch) luchando por su vida en un hospital de Virginia, habiendo contraído COVID-19, ofrezco lo siguiente.

Para abordar el problema mencionado anteriormente de por qué LN 360 se encontraría en el pecho de un aborigen australiano: creo que el mensaje final puede ser, tal como proclamaron los antiguos egipcios: Nos convertimos en el Sol (o las estrellas en general). Ciencia reciente, como analizo en mi libro. Civilización olvidada y parafraseado anteriormente, demuestra que el hidrógeno puede codificar información. El hidrógeno es un componente importante de las estrellas y también de la vida en general, y de los humanos en particular. El cuerpo humano contiene una gran cantidad de agua y el agua es H2O. Katie y yo especulamos que durante la vida, el hidrógeno dentro de nosotros codifica información sobre nosotros y, al morir, debido a que es un elemento ligero (el más ligero de la tabla periódica), abandona el cuerpo y flota hacia el espacio para reunirse en las nubes. y finalmente trabaja para formar estrellas. Esto puede ser ciencia sagrada que nos dejó una civilización olvidada. Quizás es el mensaje más importante de todos, que al morir nos reunimos con el cosmos estelar y lo divino.

Anexo: 14 de mayo de 2020.

Mi padre, Milton R. Schoch, falleció hoy temprano en la mañana (hora de la costa este de EE. UU.) Debido a la neumonía COVID-19. Lo amamos, ya lo extrañamos y le deseamos lo mejor en todo lo que viene después.

Una posdata:

Robert Schoch y Catherine Ulissey en Newgrange, Irlanda. (Fotografía con derechos de autor R. Schoch y C. Ulissey.)

Yo, Robert Schoch, soy el autor principal de este artículo. Sin embargo, Katie contribuyó enormemente a ello en términos de investigación, contribuciones a la redacción y edición. Como mucha gente sabe, comencé mi trabajo serio sobre civilizaciones antiguas hace décadas debido a la insistencia del fallecido John Anthony West, quien me pidió que aplicara mi experiencia geológica para examinar los patrones anómalos de erosión y meteorización en la Gran Esfinge de Egipto. Determinar que la causa fundamental (primaria) era el agua, en forma de lluvias torrenciales y prolongadas, fue relativamente simple. Sin embargo, el mecanismo de activación, como le gusta decir a Katie, "el culpable de la antigua desaparición" (de lo que no solo puso fin a la última edad de hielo de la Tierra, sino que también diezmó las altas civilizaciones de la época), siguió siendo un misterio hasta que Katie conectó la isla de Pascua anteriormente. guión no descifrado a la investigación del Dr. Anthony Peratt. Mientras escribo en Civilización olvidada, al escuchar esta revelación me golpeó como si fuera el plasma mismo. Esto ocurrió en 2010. Necesitaba sustancialmente más datos empíricos antes de arriesgarme al afirmar que los factores solares terminaron con el Dryas más joven (y, por lo tanto, con la última edad de hielo de la Tierra), pero estoy convencido de que ahora hay una plétora de evidencia para respaldar esta extremidad. Este artículo expresa el impulso de nuestra investigación combinada en los años posteriores.

Katie y yo, con la Organización sin fines de lucro para la Investigación de Culturas Antiguas (ORACUL) estamos trabajando en un documental que incluirá algunas de las investigaciones presentadas en el artículo anterior. Si desea apoyar este esfuerzo, considere hacer una donación. Y si desea ver nuestro primer avance (todavía estamos en las primeras etapas del proceso de filmación), aquí hay un enlace. Para ahorrar dinero en estas etapas iniciales de producción, no contratamos a un narrador profesional. Tenga la seguridad de que lo haremos para el documental final.

Este sitio web fue diseñado y construido por mi esposa. Todas las fotografías y textos publicados en él, a menos que se especifique lo contrario, son propiedad con derechos de autor de Robert M. Schoch y Catherine Ulissey. Por favor, no usar sin permiso. Las imágenes solares son cortesía de la NASA. Haga clic aquí para ver un mapa del sitio.
& copiar a Robert M. Schoch y Catherine Ulissey


Göbekli Tepe, Pilar con escultura de un zorro - Historia

Los símbolos Dogon del alienígena Nummo aparecen en Gobekli Tepe Actualizado en 2019 por Shannon Dorey


Bajo relieve, Gobekli
Tepe de Teomancimit http://en.wikipedia.org/ wiki / Archivo: Gobekli_Tepe_2.jpg

Los símbolos encontrados en el templo de 12.000 años de antigüedad en Gobekli Tepe son los mismos símbolos que conocía el pueblo Dogon de Mali, África.

Mi investigación en Day of the Fish revela que la religión Dogon es la religión más antigua del mundo y estos símbolos de Gobekli Tepe ayudan a reafirmar esa conclusión. Este artículo explicará qué significaban algunos de esos símbolos para el pueblo Dogon y cómo habrían sido interpretados por quienes los tallaron hace 12.000 años.

La serpiente es un símbolo clave que aparece en Gobekli Tepe. Cuando la serpiente apareció en los artefactos Dogon, no solo simbolizaba la inmortalidad, sino que también representaba a los Ancestros Nummo y Ocho Nummo. Debido a sus largas colas de pez, cuando los Nummo se movían por tierra parecían serpientes. Cuando Ogotemm & # 234li estaba describiendo su religión a Griaule, con mayor frecuencia se refería al alienígena Nummo, como "la Serpiente". Shannon Dorey, El día del pez, págs. 20-34

Según el pueblo Dogon, el alienígena Nummo y los Ocho Ancestros, que eran en parte Nummo y en parte humanos, eran anfibios pero tenían colas de pez y pasaban la mayor parte del tiempo en el agua. Una criatura con cola de pez también está tallada en una de las piedras en Gobekli Tepe.

Aunque eran hermafroditas, las Nummo se identificaban con lo sagrado femenino y eran consideradas madres de la humanidad. La vaca y el sol eran símbolos del Nummo, y en la piedra de arriba de Gobekli Tepe, vemos una vaca con un sol entre sus cuernos. En el idioma Dogon, el nombre del sol, no, tenía la misma raíz que "madre", na, y "vaca", n & # 227.

El simbolismo de la vaca también se encuentra en la mitología egipcia, donde la diosa Isis a veces se conocía como la "vaca del cielo" y se representaba en algunos artefactos antiguos como una mujer con cuernos (que se muestra a continuación) y en otros, como una vaca con un sol entre sus cuernos. . En otros casos, se mostraba a Isis como una serpiente con una corona o un casco en la parte superior de la cabeza. Creo que estas descripciones de Isis la identifican con la Nummo. Shannon Dorey, Día del pez p. 41

Aquí se muestra a Isis con su hijo Horus, una imagen que los historiadores creen que se usó más tarde como base para la imagen de la Virgen cristiana. Los Nummo fueron las madres de la Tierra. Shannon Dorey, Día del pez p.28

Los Nummo eran cambiaformas y hay muchas descripciones variadas que se relacionan con ellos. Eran criaturas del mar, la tierra y el aire. Los Nummo tenían un cuerno o casco en la cabeza y, por esta razón, los animales terrestres con cuernos, incluidos antílopes, ciervos, gacelas y lagartos, como los camaleones, simbolizaban al Nummo. Estas imágenes y muchas otras asociadas con el Nummo aparecen en Gobekli Tepe.

Debido a que había tubos que se enroscaban alrededor de la parte superior de la nave espacial Nummo en forma de cuernos de carnero, los Nummo también eran conocidos como "Carneros Celestiales" mientras volaban en sus naves. También aparece una cabeza de carnero en Gobekli Tepe. Shannon Dorey, la maestra (amante) del habla pág. 23

Los Nummo también estaban asociados con las aves en general y se decía que tenían mollejas. Se cree que los dinosaurios tenían mollejas y que las aves se consideran un tipo de dinosaurio. De hecho, son el único dinosaurio que aún sobrevive hasta nuestros días. Esto puede darnos alguna indicación de cuánto tiempo han estado asociados los Nummo con la Tierra. Shannon Dorey, El día del pez, págs. 20-34

Debido a que tenían cola de pez y eran principalmente seres acuáticos, los Nummo se identificaron con aves acuáticas en algunas culturas. Las aves acuáticas aparecen con frecuencia en Gobekli Tepe. En su investigación sobre la Vieja Europa, la arqueóloga Marija Gimbutas hizo una conexión entre el Carnero, que como mencioné anteriormente era un símbolo de los Nummo en sus naves espaciales, y la Diosa Pájaro.

Mi investigación en Day of the Fish apunta a la religión de la Diosa de la vieja Europa como la misma religión conocida por el pueblo Dogon. Los Nummo eran hermafroditas, con pechos y pene, pero identificados con lo sagrado femenino. Gimbutas escribe:

Cabezas de pájaro con cuernos de carnero aparecen en jarrones con forma de pájaro del período Heládico Temprano. I [2650-2200 / 2150 a. C.]. Estos jarrones bellamente formados y bruñidos continúan siendo llamados engañosamente "salseras". Su forma de ave acuática es obvia, y la adición de cuernos de carnero a algunas de sus cabezas sugiere su importante papel en el culto a la Diosa. También hay carneros alados, tales representaciones aparecen en sellos minoicos tardíos de Kato Zakros en Creta. El vínculo íntimo entre el carnero y la Diosa Pájaro es claro. La serpiente con cabeza de carnero es el más expresivo y típico de los animales de culto celtas. (Ross 1967: 344).


Serpiente con cabeza de carnero, Carlisle Roman Carlisle & # 169Robert Hill

Una serpiente celta con cabeza de carnero tomada de las excavaciones de Roman Carlisle en Inglaterra aparece en El día del pez y se muestra aquí. Me encontré con esta serpiente en Tullie House Museum en Carlisle en un viaje a Inglaterra y Escocia en 2005, y me sorprendió ver cuán estrechamente estaba asociada con la religión Dogon. Un relieve de la cabeza de un carnero con cuernos en espiral y el pico de un búho también se muestra en una de las paredes de una tumba excavada en la roca en Perfugas, Cerdeña, que data alrededor del cuarto milenio antes de Cristo.

El búho también se encuentra en Gobekli Tepe. Ogotemm & # 234li describió que la segunda generación de Nummo / descendientes humanos, de los cuales la Maestra del Habla era una, tenía "ojos muy abiertos". La Maestra del Habla, también conocida como el Séptimo Ancestro, era la salvadora en la religión Dogon. Shannon Dorey, The Master of Speech p.57 Debido a que las madonnas búho aparecen en algunas culturas, asocio el búho con la Maestra del Habla, quien según los Dogon dio a luz a L & # 233b & # 233, la madre de todos los humanos que viven hoy. Shannon Dorey, Día del pez p.53

Aunque los Nummo estaban asociados con la noche, debido a que se movían principalmente por la noche, en algunas culturas se los identificaba con la mañana. Esto se debe a que las aves limícolas como las grullas, los ibis y las garzas se pararon en el agua a la orilla del mar y fueron las primeras en dar la bienvenida al amanecer que llegaba desde el este.

Entre los egipcios, el pájaro Bennu, que era un tipo de garza, se consideraba el emblema de la regeneración y significaba la reaparición del sol (símbolo del Nummo) y el regreso de Osiris a la luz. Howard Bayley, Lost Language of Symbolism, pág. 68 La religión Dogon se centra en ayudar a los humanos a encontrar el camino de regreso a la verdad y la inmortalidad. La grúa aparece en la piedra de arriba de Gobekli Tepe. Otras aves limícolas aparecen en algunas de las otras piedras que se encuentran allí.

Según la mitología egipcia, el dios sol Ra crecía cada mañana como un loto de las aguas de Nun. Cuando los pétalos del loto se desplegaron, Ra emergió de ellos y fue identificado como el pájaro Bennu posado en la piedra Benben. Se decía que la piedra Benben era un obelisco dorado que captaba los primeros rayos del sol. (Un obelisco es un eje cuadrado de piedra con una parte superior piramidal. Un ejemplo es el Monumento a Washington). Todas las noches, cuando Ra regresaba, estaba doblado de nuevo dentro de la flor de loto. Dorey, The Nummo pág. 48-49

Según los Dogon, la nave espacial Nummo estaba dividida en cuatro partes y era "como la corola cerrada de la flor de un nenúfar". Se decía que se desplegaba en un plano horizontal como una flor que se abre y cuyos pétalos están sostenidos por el eje del mundo que emergió de ella. Debido a que el loto es similar al nenúfar, las dos flores a menudo se usan indistintamente. Los egipcios describieron la morada del pájaro Bennu (Ra) como un loto de la misma manera que los Dogon describieron la nave espacial Nummo como un lirio. Dorey, The Nummo pág. 48-49

En la religión Dogon, el Chacal o Zorro Pálido, como también se le conocía, era considerado el primer ser humano. El Chacal, que era varón, simbolizaba la muerte o la mortalidad en la humanidad. Él era el mal en la religión y estaba asociado con nuestra inmortalidad perdida. Shannon Dorey, The Master of Speech pp.18-20 El perro es un símbolo común que aparece en Gobekli Tepe, que se muestra en la piedra al comienzo del artículo.

La estrella Perro Sirio B simboliza la muerte en la humanidad. El chacal estaba asociado con un huevo de gallina y estaba simbolizado por un gallo. Que yo sepa, no aparece ningún gallo en Gobekli Tepe. Los animales que simbolizaban al chacal en la religión Dogon eran el perro, la hiena, el lobo, la cabra, el toro y el caimán, la mayoría de los cuales aparecen en Gobekli Tepe. También fue simbolizado por la luna y el color blanco.

El edificio de barro Dogon de abajo, con símbolos religiosos y techo de paja, muestra a la Serpiente (izquierda) tal como apareció en la aldea Dogon. Otra figura importante que aparece en este edificio es la barankamaza dullogu, extrema derecha e izquierda. Este insecto también aparece en Gobekli Tepe. Según los Dogon, este era un insecto de agua que fue enviado para contrarrestar los hechos causados ​​por el Chacal. Dorey, La rosa pág. 103


Arquitectura Dogon en Malí. Foto de Dario Menasce Dario Menasce - I.N.F.N. Milán http://hal9000.mi.infn.it/

"Según el anciano Dogon Ogotemm & # 234li, los humanos tienen dos almas. Una representación de la manta a cuadros en blanco y negro, que se muestra en esta vivienda Dogon, y conocida como el palio de los muertos, simboliza este aspecto dual de la humanidad. El cuadrado blanco en el manto de los muertos representaba la conciencia y la primera alma, que está asociada con la humanidad y la Tierra. El cuadrado negro representaba el subconsciente o inconsciente y la segunda alma, que está asociada con el Nummo y su mundo. Al simbolizar las dos almas , los cuadrados blancos y negros muestran nuestra dualidad interior.

Los Dogon creían que una vez que los humanos recuperaran su androginia, también recuperarían su inmortalidad. La manta era, por tanto, un símbolo de vida y resurrección. "Dorey, Day of the Fish p. 154 Se asoció con la regeneración del Chacal.

Un extraño símbolo H con un círculo en el centro aparece en Gobekli Tepe y este símbolo se conocía como la "Casa del Zorro" en la religión Dogon. Shannon Dorey, Día del pez págs. 166-169

El perro fue un presagio de la muerte en muchas culturas antiguas, incluidas la celta y la azteca. En la religión Dogon, el Chacal estaba simbolizado por el planeta Venus Shannon Dorey, Day of the Fish p. 166 y el dios azteca Xólotl, representado como un hombre con cabeza de perro, era "la personificación oscura de Venus, la estrella vespertina". http://en.wikipedia.org/wiki/Xolotl Venus juega un papel importante en la religión Dogon y se menciona en detalle en The Rose: Dogon Star Knowledge.

El dios azteca Xolotl también era el dios del fuego y de la mala suerte. "Xólotl era el gemelo de la serpiente emplumada Quetzalcoatl, siendo la pareja hijos de la virgen Coatlicue. La palabra Coatlicue en náhuatl significa 'el de la falda de serpientes'". Los Nummo eran hermafroditas autofertilizantes y, debido a que se identificaron con lo sagrado femenino, mi investigación revela que evolucionaron hacia mitos posteriores de diosas vírgenes.

Coatlicue es referido de diversas formas por los epítetos "Diosa Madre de la Tierra que da a luz a todas las cosas celestiales", "Diosa del Fuego y la Fertilidad", "Diosa de la Vida, Muerte y Renacimiento" y "Madre de las Estrellas del Sur". http://en.wikipedia.org/wiki/Coatlicue

La hermana gemela del Chacal, que también nació durante el mismo experimento y era hermafrodita, era buena en la religión Dogon y estaba asociada con la serpiente Nummo, que puede identificarla con la serpiente emplumada Quetzalcoatl. Mi investigación revela que en las culturas patriarcales posteriores, los símbolos masculinos y femeninos se invirtieron, de modo que el hombre se asoció con el bien, en lugar del mal. Shannon Dorey, Día del pez p. 10

Esta bestia también aparece en piedras pictas celtas. Esta piedra picta celta es del Museo Meigle en Escocia. En la religión Dogon, también se describió al Chacal con dos piernas en forma de serpiente, como esta figura en esta piedra celta picta. Esto difería del Nummo que solo tenía una cola. También hay una escultura del Xolotl azteca como un perro con rostro humano que recuerda al Chacal convertido en un zorro o un perro.

Una estatua humana que se encontró en Gobekli Tepe no tiene boca. Este es un aspecto muy importante de esta estatua en asociación con la religión Dogon porque simboliza el habla perdida. Las bocas redondas, por otro lado, eran símbolos positivos porque representaban una luna llena y el regreso de los Nummos a la Tierra iba a ser acompañado por una luna llena. Las bocas redondas se asociaron generalmente con la Maestra del Habla (Séptimo Ancestro). Shannon Dorey, Día del pez p.259

El Nummo y los Ocho Ancestros fueron simbolizados por tortugas y las tortugas también aparecen en Gobekli Tepe. El caparazón de la tortuga era un símbolo de la nave espacial Nummo y el sol. El caparazón superior de la tortuga representaba el mundo celeste (el mundo de Nummos), y su caparazón inferior representaba la Tierra. La creación de la tortuga representó al sol y la Tierra convirtiéndose en gemelos. En otras palabras, los humanos y los Nummo se convierten en gemelos. Shannon Dorey The Nummo pp.148-150 El Dogon también asoció a la tortuga con el nay, que era el prepucio circuncidado en los hombres y se identificaba con su alma femenina y el sol. Representaba el alma Nummo que se encuentra dentro de los humanos. Véase Shannon Dorey The Nummo p. 178

Un avestruz, un símbolo asociado con la Maestra del Habla, también aparece en las piedras en Gobekli Tepe. Shannon Dorey The Nummo p. 232 Los Ocho Ancestros tenían la parte superior del cuerpo humano y la parte inferior del cuerpo con cola de pez. Todos eran hermafroditas y también estaban simbolizados por el escorpión, que es otra figura que aparece en Gobekil Tepe.

Debido a que eran hermafroditas, el pueblo Dogon consideraba que los Ocho Ancestros eran gemelos. Todos eran inmortales como los Nummo. Los gemelos tienen un significado mitológico para los Dogon debido a su asociación con la androginia. Griaule informa:

Tanto la religión Dogon como la filosofía Dogon expresaron una sensación inquietante de la pérdida original de la gemela. Los propios Poderes celestiales eran duales, y en sus manifestaciones terrenales intervenían constantemente en parejas. En realidad, el nacimiento de gemelos es un evento notable. Recuerda el fabuloso pasado cuando todos los seres nacieron de dos en dos, símbolo del equilibrio entre lo humano y lo divino. Shannon Dorey, Maestra (maestra) del habla p.184

En una versión Dogon del mito del nacimiento de L & # 233b & # 233, L & # 233b & # 233 fue tragado y luego regurgitado por la Maestra del Habla (Séptimo Ancestro) en su forma de serpiente. L & # 233b & # 233, que era la madre de la humanidad, estaba simbolizada por el león y creo que el gato también puede haberla representado a ella. Un león y un gato aparecen en las estatuas de Gobekli Tepe.

Debido a que L & # 233b & # 233 era hermafrodita, mi investigación revela que a menudo estaba representada por leones duales. Los Nummo eran un tipo de bagre y en algunos de los dibujos de Dogon, los bigotes estaban representados en Nummo, L & # 233b & # 233 y los Ocho Ancestros. L & # 233b & # 233 también se describió con una cola de serpiente, cola de pez y, en otros casos, se describió como un pez. Shannon Dorey, La rosa p. 339

Creo que la estatua alta de Gobekli Tepe simboliza el nacimiento de L & # 233b & # 233. Esta estatua encontrada en el museo de Gobekli Tepe muestra serpientes duales en un tótem junto con un animal grande, probablemente un oso, dando a luz a un bebé humano. A la izquierda aparece una cara de gato o león, que era un símbolo de L & # 233b & # 233.

Mi investigación ha encontrado que la Maestra del Habla (el Séptimo Ancestro), que era en parte humana y en parte Nummo, estaba simbolizada por el jabalí, el búho y el oso en el celta y otras religiones antiguas, incluida la griega. El búho y el jabalí aparecen en el museo junto a la figura del animal que da a luz.

En algunos mitos Dogon, la Maestra del Habla fue sacrificada cuando nació L & # 233b & # 233 y el jabalí fue sacrificado en muchos mitos celtas. El oso también fue sacrificado en las antiguas culturas indígenas japonesas y norteamericanas. La caza está asociada con la muerte y la regeneración en la religión Dogon y la Maestra del Habla era la maestra de la caza, que estaba asociada con el planeta Júpiter. (Vea el Capítulo 16, La Osa Mayor, págs. 250 - 259 en El día del pez).

Esta estatua en el museo en Gobekli Tepe también me recuerda a esta estatua de la diosa virgen Coatlicue de la mitología azteca discutida anteriormente y que se muestra a continuación. Los bebés aparecen en medio de las figuras y hay dos pares de manos en ambos tótems. Aparece una serpiente en la estatua de Gobekli Tepe y una falda de serpientes en Coatlicue. A su vez, Coatlicue recuerda a la Gorgona de la mitología griega, de la que hablo en El día del pez y lo asocio con la Maestra del habla.

Mi investigación muestra que las aves negras, incluidos los cuervos y los buitres, se asociaron con Nummo en varias culturas, incluidas la celta, la china, la persa y la maya. Estas aves fueron consideradas deidades creadoras. El cuervo es el creador del mundo y portador de la luz del día de las culturas indígenas del noroeste del Pacífico, incluidos los Tlingit, los Haida, los Tsimshian, los BellaBella y los Kwakiutl. El cuervo también fue importante en los mitos de creación de los esquimales e incluso hoy en día sigue siendo un componente social y religioso significativo de la cultura de Alaska. Dorey, The Nummo pág. 202

Una pancarta funeraria de seda china encontrada en una tumba Han, 193-141 a. C., a la que me refiero en The Nummo, representa la luna a la izquierda y el sol a la derecha, lo que es consistente con el simbolismo Dogon. Aparece un pájaro negro en el centro del sol. Si relacionamos esto con la mitología Dogon, indica que el pájaro negro es un símbolo del Nummo. El pájaro negro también aparece en la mitología griega como una deidad creadora. Dorey, The Nummo pág. 202

Un buitre aparece en la piedra de arriba de Gobekli Tepe con un símbolo circular, que puede simbolizar tanto el sol como un huevo. El escorpión mencionado anteriormente también aparece en esta piedra, pero no es visible en esta imagen.

El buitre también aparece en la mitología maya. Incluí la página 3 de las ediciones de Kingsborough y Forstemann del Códice de Dresde de arriba, en el Día del Pez, porque muestra a una hermafrodita empalada en un árbol con los pies y las manos atados por un buitre. En algunas tallas Dogon, la Maestra del Habla aparece como una hermafrodita humana con pechos y pene. En una de las historias Dogon sobre el sacrificio de los Mistrees of Speech, se plantó su cordón umbilical, cobró vida y se transformó en un árbol conocido como kilena.

Era el árbol de kilena al que estaba atada la Maestra del Habla cuando fue sacrificada. Los Dogon dijeron que el árbol de kilena tenía el poder de revivir a los muertos. Las raíces del árbol se extendían en tres direcciones y sus dos ramas sostenían las aletas pectorales de la Maestra del Habla. Dorey, Day of the Fish págs. 321-322 amma su, o Cordón de Dios. Según los Dogon, este cordón se convirtió en la médula espinal de la persona que se estaba regenerando. En otro pasaje, Ogotemm & # 234li describió cómo los huesos del cadáver se habían transformado en piedras de colores, que fueron expulsadas al fondo de la tumba para formar el contorno de un esqueleto tendido sobre su espalda donde había estado el cuerpo. Dorey, El maestro del habla pág. 213

Ogotemm & # 234li explicó el proceso de colocación de las piedras, comenzando con la cabeza e incluyendo todas las partes del esqueleto del individuo que se está creando.Dijo que las piedras se colocaron "una a una, comenzando por la de la cabeza, y con las ocho piedras principales, una para cada antepasado [ADN de cada antepasado], marcó las articulaciones de la pelvis, los hombros, las rodillas". y los codos ". Se refirió a algunas de las piedras como de "importancia secundaria al designar los huesos largos, la columna vertebral y las costillas". Dorey, la maestra del habla pág. 146 ->

En la página 3 de las ediciones de Kingsborough y Forstemann del Códice de Dresde Maya de arriba, se muestra una figura de una rana o un lagarto en la esquina inferior derecha y un buitre negro de pie sobre un árbol atando a un hermafrodita. Aparece un ombligo negro en la parte inferior del árbol, que creo que está relacionado con la historia Dogon de que el cordón umbilical de la Maestra del Habla se planta y se transforma en el árbol de kilena.

En este dibujo, el árbol crece a través del ombligo del hermafrodita acostado de espaldas sobre el objeto con forma de omphalos. Su pene y sus pechos son visibles. Imágenes similares a piedras también aparecen en las ramas del árbol que pueden estar asociadas con la planta yayaga que, según los Dogon, crecía en el árbol de kilena de la misma manera que el muérdago crece en un roble. Creo que es debido a esta asociación que el muérdago se identificó con la regeneración en muchas culturas antiguas.

La rana es un símbolo importante en esta imagen porque las ranas son anfibios como el Nummo. Las ranas aparecen a lo largo del Neolítico y se analizan en detalle en el Día del Pez. Creo que las historias sobre los Ocho Ancestros también aparecen en los mitos egipcios en los cuentos de la "Ogdóada de Khmunu (Hermópolis), cuatro dioses rana y cuatro diosas serpiente del caos". Dorey, Día del pez pág. 44


Siglo XII dC Sheela Na gig Dorey, Día del pez p. 59

Esta es una talla de un concierto de Sheela Na del siglo XII de las iglesias de St. Mary y St. David, Kilpeck, Herefordshire, Inglaterra. Según Gimbutas, el concierto de Sheela Na, una figura que se ha encontrado incorporada en antiguas iglesias en la Irlanda e Inglaterra medievales, no era otra que la antigua diosa rana o sapo, la dadora de a luz y regeneradora heredada del Neolítico. Una imagen de un concierto de Sheela Na se encuentra en un dibujo tallado en una losa de piedra en el piso del Lowenpfeilergebaude en Gobekli Tepe. La mujer desnuda está representada sentada con las piernas a horcajadas y dos pilares de pie con leones esculpidos en relieve protegen el dibujo. http://medusacoils.blogspot.ca/ 2009/03 / worlds-first-Sheela-na-gig-at-worlds.html Lydia Ruyle Como mencioné anteriormente, el león era un símbolo de L & # 233b & # 233 en el Dogon religión, y debido a que era hermafrodita, generalmente se la representaba como dos leones, lo que la asociaría con estos dos pilares. L & # 233b & # 233 fue considerada la madre de todos los seres humanos que viven hoy.

Gimbutas analiza el significado de la imagen de la rana y el sapo para la mitología de la Diosa:

La imagen de la rana y el sapo, junto con la mujer en forma de rana que muestra su vulva, aparece en un amplio período de tiempo, no solo durante el Neolítico europeo y de Anatolia, sino también en el Cercano Oriente, China y América. Varias imágenes de deidades de rana estrechamente relacionadas en Egipto y el Cercano Oriente ayudan a explicar la función de esta diosa. Los egipcios veneraban a la rana como Heket, madre primordial de toda la existencia. En el período predinástico temprano (alrededor del 3100 a. C.), fue representada como una mujer con cabeza de rana, o como una rana o un sapo que se hacía pasar por la diosa. "Rana" era su signo jeroglífico. Heket controló la fecundidad y la regeneración después de la muerte. Dorey, Día del pez pág. 59

Creo que la abertura en el ombligo del hermafrodita del códice está conectada a la abertura ovalada de la estatua del oso que se encuentra en el museo de Gobekli Tepe y que revela la cabeza de un bebé.

El concierto de la rana regeneradora Sheela Na manteniendo abierta su vulva (que se muestra arriba) y la Diosa Pez de Lepenski, manteniendo abierta su vulva se discutieron en Day of the Fish. y asociado con la regeneración.

Estas imágenes también están vinculadas a la imagen anterior de la diosa azteca Coatlicue y esta imagen de una figura parecida a una Gorgona sosteniendo la Rueda de la Vida, que proviene del budismo tibetano, y también se analiza en el Día del Pez. Observe la serpiente, el jabalí y el gallo que se encuentran en el centro de la Rueda de la Vida. Estas figuras representan las tres figuras diferentes de la religión Dogon. El jabalí es una figura de sacrificio y a menudo aparece asociado con el sacrificio del chacal macho. La Maestra (Maestra) del Habla también fue sacrificada, y en este caso, el jabalí está siendo identificado con ella. La serpiente simboliza al Nummo y el gallo al Chacal. Dorey, Día del pez págs. 207-208

Esta figura de Gorgona sostiene la rueda de la misma manera que la rana regeneradora Sheela Na, la diosa azteca Coatlicue y la figura animal en Gobekli Tepe colocan sus manos al lado de sus ombligos o vulvas. En la sección inferior izquierda de la Rueda de la Vida, figuras embarazadas agachadas mantienen abierto el ombligo. Encuentro estas figuras agachadas muy extrañas y en algunos casos me recuerdan a las hormigas, que era un símbolo de la Madre Tierra y los primeros humanos en la religión Dogon. También aparece una imagen de hormiga en Gobekli Tepe. Dorey, Día del pez págs. 207-208

En esta imagen de la Rueda de la Vida, un toro, una figura de Chacal, se muestra en la parte superior izquierda y una vaca, que simboliza el Nummo, está en la parte superior derecha. Todo lo asociado con el Nummo siempre aparecía en el lado derecho del santuario Dogon y todo lo que simbolizaba a los humanos y al Chacal aparecía a la izquierda. Dorey, Día del pez págs. 207-208

La parte posterior de la piedra que se muestra arriba también revela los símbolos Dogon. En esta piedra aparecen el perro, el gato, las serpientes duales, el pez, el pájaro, el águila, la cabra, que era un símbolo del Chacal, y una figura parecida a un dinosaurio. La imagen anudada celta en el centro parece un diapasón.

Según el anciano Dogon Ogotemm & # 234li, los primeros humanos tenían la capacidad de regenerarse y, según mi investigación, diría que el templo de Gobekli Tepe tenía que ver con la regeneración. Muchos templos antiguos asociados con el proceso de regeneración aparecieron en las cimas de las colinas y Gobekli Tepe no es una excepción. El nombre Gobekli Tepe significa "Colina de barriga". http://en.wikipedia.org/wiki/ G% C3% B6bekli_Tepe Otros interpretan que Gobekli Tepe significa "montaña del ombligo". http://medusacoils.blogspot.ca/2009/03/worlds-first-Sheela-na-gig-at-worlds.html Lydia Ruyle

Según otro informe Dogon, cuando la Maestra del Habla fue sacrificada y regenerada, fue alcanzada por un rayo que entró en su columna, cuello y riñones. Este rayo vino de la nave espacial Nummo en el cielo. Las mujeres Dogon solían usar una correa de cuero y metal para mostrar el lugar donde el sol (la nave espacial) golpeaba la frente de la Maestra del Habla. Creo que es por esto que el rayo se asoció con muchos mitos regenerativos antiguos que se discuten en el Día del Pez. Puede ser una de las razones por las que estos templos se construyeron en las colinas como en Gobekli Tepe. Dorey, Day of the Fish págs.202-207

Otra razón es que cuando se estacionaron bajo tierra, las naves espaciales crearon un gran montículo o colina cuando se vieron desde el exterior. Debido a que los Nummo eran anfibios y necesitaban mantenerse húmedos para sobrevivir, los barcos también estaban estacionados bajo el agua o en cuevas.

Cuando los barcos fueron enterrados bajo tierra, los antepasados ​​entraron al montículo de barcos a través de una abertura en la parte superior. Por lo tanto, se percibió que la regeneración de los humanos tenía lugar en el útero de la Tierra. Si pudiéramos mirar la ubicación desde arriba, debe haberse parecido a un hormiguero porque los Dogon identificaron el lugar de regeneración con un hormiguero. Dorey, Day of the Fish pp.184-194 Como mencioné anteriormente, una imagen de una hormiga también aparece en Gobekli Tepe. Esta asociación de regeneración con ubicaciones subterráneas es evidente en otros lugares del mundo, incluida Irlanda. Esto se analiza con más detalle en mi libro, Day of the Fish. Dorey, Día del pez p.211

La religión Dogon, que fue registrada por los antropólogos franceses Marcel Griaule y Germainne Dieterlen en las décadas de 1930 y 1940, todavía era una cultura oral viva cuando se registró. El significado de estos símbolos, que se perdieron en otros lugares del mundo, seguía siendo utilizado por los Dogon. Es a través del Dogon que podemos descifrar estos símbolos y comprender la información que se presenta.


Göbekli Tepe

Ubicada en las montañas de Germuş, en el sureste de Anatolia, esta propiedad presenta estructuras megalíticas monumentales de forma redonda, ovalada y rectangular erigidas por cazadores-recolectores en el Neolítico anterior a la alfarería entre el 9,600 y el 8,200 a. C. Estos monumentos probablemente se usaron en conexión con rituales, muy probablemente de naturaleza funeraria.

"Área de excavación principal / Southeast-Hollow". (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Los distintivos pilares en forma de T están tallados con imágenes de animales salvajes, lo que proporciona una idea de la forma de vida y las creencias de las personas que vivían en la Alta Mesopotamia hace unos 11.500 años.

"Valor universal excepcional" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Göbekli Tepe, considerado como uno de los descubrimientos de ruinas arqueológicas más antiguas del mundo y sus templos más antiguos, se agregó a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2018 bajo los siguientes criterios (i): representar una obra maestra del genio creativo humano, (ii): a exhibir un importante intercambio de valores humanos, durante un lapso de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, sobre desarrollos en arquitectura o tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño del paisaje y (iv): Es un ejemplo sobresaliente de una tipo de conjunto arquitectónico que ilustra una etapa significativa de la historia de la humanidad.

"Harald Hauptmann" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Harald Hauptmann (1936-2018) fue profesor de Arqueología Prehistórica y del Cercano Oriente en la Universidad de Heidelberg y director del Departamento de Estambul en el Instituto Arqueológico Alemán (1994-2006). Durante su larga carrera, realizó varias excavaciones importantes en el este y sureste de Turquía que abarcan los períodos desde el Neolítico temprano hasta la Edad Media.

"Klaus Schmidt" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Klaus Schmidt (1953-2014) fue un arqueólogo y prehistoriador alemán. Estudió pre y protohistoria, arqueología clásica y geología en las universidades de Erlangen y Heidelberg. Klaus Schmidt dedicó veinte años de su carrera profesional a la excavación e investigación de Göbekli Tepe.

"Puntos (puntas de flecha) de Göbekli Tepe" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Los distintivos y conocidos pilares en forma de T (antropomórficos) de Göbekli Tepe fueron tallados en canteras en la meseta de piedra caliza adyacente utilizando herramientas de piedra y hueso.

"La escultura de Göbekli Tepe que fue llevada por un agricultor local al Museo Şanlıurfa" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Tras el primer descubrimiento de Göbekli Tepe por arqueólogos a principios de la década de 1960, se siguieron revelando artefactos en el curso de las actividades agrícolas. Uno de esos hallazgos, una figura de piedra itifálica, fue llevado al Museo Şanlıurfa por Şafak Yıldız, un agricultor local.

"Edificio C" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Edificios monumentales megalíticos

Las estructuras megalíticas han conservado en gran medida la forma y el diseño originales de sus elementos arquitectónicos, junto con numerosos elementos decorativos y trabajos artesanales que dan una idea de la forma de vida de las sociedades que ocuparon el sitio.

"Valor universal excepcional" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Los resultados de más de veinte años de investigación y excavaciones arqueológicas en el sitio dan testimonio de su autenticidad.

"Templos circulares de Göbekli Tepe" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

Las excavaciones y la investigación en curso desde mediados de la década de 1990 también proporcionan una visión más equilibrada y detallada de la relación entre los diversos aspectos del uso y la importancia prehistórica de la propiedad.

"Edificio B" (автор - Göbekli Tepe)Patrimonio Mundial de la UNESCO

El edificio B está ubicado en el área de excavación principal / Southeast-Hollow. Tiene una planta redonda y mide aproximadamente 10 metros de diámetro. Hasta ahora se han descubierto un total de siete pilares de piedra caliza en forma de T incrustados en su pared circular. Los dos pilares en T centrales elevan el número total de monolitos en este edificio a nueve. Sin embargo, como el edificio aún no está completamente excavado, es posible que aparezcan más pilares en el futuro. El piso del edificio se excavó en varios metros cuadrados en el área entre los dos pilares centrales. El suelo de este edificio es de mortero de cal o yeso. Los lados anchos orientados hacia el interior de los dos pilares centrales llevan representaciones de zorros de tamaño natural (en bajo relieve).


Ver el vídeo: Η Θόλος των Δελφών. Οι ιδιότητες και τα σύμβολα της θεάς Εστίας Γιώργος Λαθύρης-Ιαλυσσός (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Grobar

    Aquí y así también pasa :)

  2. Adolph

    Bravo, qué frase ..., una idea brillante

  3. Tyree

    Te pido disculpas, pero, en mi opinión, cometes un error. Vamos a discutir.

  4. Si

    Quizás

  5. Patwin

    Accidentalmente encontré este foro hoy y me registré especialmente para participar en la discusión.



Escribe un mensaje