Podcasts de historia

Herodes el Grande

Herodes el Grande


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Herodes I, o Herodes el Grande (c. 75 - 4 a. EC), fue el rey de Judea que gobernó como cliente de Roma. Ha ganado una infamia duradera como el 'asesino de inocentes', como se relata en el libro de Mateo del Nuevo Testamento. Herodes era, sin embargo, un administrador talentoso, y en su reinado de 33 años, fue responsable de muchas obras de construcción importantes que incluyeron la reconstrucción del Templo de Jerusalén, varios acueductos y la enorme fortaleza conocida como Herodium. Los historiadores han reevaluado su reputación negativa de larga data y ahora dan crédito a su reinado por haber tenido al menos algunos efectos positivos sobre los judíos y el judaísmo en su reino.

Adhesión al trono

Herodes era un rey cliente (o un aliado cercano) de Roma, pero su camino hacia el trono no fue sencillo. Su padre Antípatro el Idumea lo nombró gobernador de Galilea en el 47 a. C. A la muerte de su padre, siguió un período turbulento de luchas internas que involucraron a su hermano y varias facciones romanas. En el 40 a. C., los partos atacaron tanto a Siria como a Palestina, tomando Jerusalén en el proceso. El hermano de Herodes fue llevado cautivo y se suicidó poco después. Herodes se vio obligado a huir a Roma, y ​​Antígono de la dinastía asmonea fue instalado como gobernante en Jerusalén.

En Roma, Herodes se ganó el favor de Octavio y Marco Antonio, con cuyo apoyo se convenció al Senado de que instalara a Herodes como rey de Judea. Sin embargo, en términos prácticos, esto no resolvió el problema de Antígono y los partos. Por lo tanto, Mark Antony fue enviado a la región y la limpió rápidamente, obligando a los partos a regresar al lado este del río Éufrates. Mientras tanto, Herodes, con la ayuda del general romano Cayo Sosio, dirigió una fuerza y ​​retomó Jerusalén en el 37 a. C. Finalmente, comenzó lo que sería un reinado largo y próspero de 33 años como rey de Judea, o 'la tierra de los judíos' como se la llamaba a menudo.

Herodes se embarcó en una serie de grandes proyectos de construcción, como la restauración del templo de Jerusalén.

Consolidar el poder y la expansión

Según el historiador romano Josefo del siglo I d.C., los primeros años del reinado de Herodes no fueron ayudados por una rivalidad con Cleopatra VII. Su consorte Marco Antonio era, de hecho, el patrón de Herodes, pero la reina egipcia mordisqueaba constantemente algunas de las partes más lucrativas del reino de Herodes. Con la victoria de Octavio en Actium en 31 a. C., que puso fin a la influencia de Antonio y Cleopatra, Herodes forjó una nueva sociedad útil con el que pronto sería el primer emperador de Roma.

El reinado de Herodes fue en gran parte pacífico, y aunque se ganó la reputación de imponer impuestos opresivos, de hecho, estos no fueron excesivos ni peores que los regímenes contemporáneos. Herodes tampoco estaba obligado a pagar tributo a Roma, aunque envió hermosos obsequios. Hacia el 30 a. C. había recuperado el control de todos los territorios que habían tomado los hasmoneos y Cleopatra. Luego, entre el 23 y el 20 a. C., expandió su reino al norte de Galilea y repobló ciertas áreas con colonos comprensivos. Un administrador talentoso, creó una nueva clase sacerdotal (aboliendo la calificación hereditaria para el cargo) y una élite más multicultural. También le dio a Judea una mayor posición en el mundo mediterráneo a través de sus extravagantes obsequios a Atenas y el patrocinio de los aún importantes Juegos Olímpicos.

Programa de construcción

Ahora firmemente establecido en su reino, Herodes se embarcó en una serie de grandes proyectos de construcción, posiblemente financiados por un impuesto de medio shekel que pagaba cada judío de la Diáspora. El programa también creó empleo y estimuló la economía, aunque es discutible cuánto se benefició la población judía de esto a largo plazo. El proyecto más famoso fue una espléndida remodelación del templo de Jerusalén. Herodes también amplió las murallas de la misma ciudad y añadió un teatro y un anfiteatro. Mejoró varias fortalezas (en particular las de Jericó y Masada en la costa occidental del Mar Muerto), reconstruyó Samaria (renombrándola como Sebaste, en griego para Augusto en femenino) y construyó un nuevo puerto en la Torre de Estrato (Cesarea Marítima). Los dos últimos cambios de nombre resaltan el afán de Herodes por complacer a sus aliados romanos. Quizás el más ambicioso de los proyectos de Herodes fue la fortaleza de Herodium a 11 km al sur de Jerusalén.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

El Herodium

La fortaleza de Herodium, una de las siete construidas por Herodes, ha sido identificada por los arqueólogos como la montaña Jebel Fureidis en el borde del desierto de Judea. La clásica montaña en forma de cono era un lugar ideal para la fortaleza que Herodes construyó para conmemorar su victoria sobre Antígono y los partos en el 37 a. C. La fortaleza debía proporcionar a Herodes un lugar de refugio si alguna vez se desafiaba su gobierno y, quizás también, actuaría como su mausoleo. Se construyó excavando la cima de la montaña y utilizando la tierra recuperada como parte de las murallas. Dentro de sus muros se construyó un gran palacio que se abastecía de agua mediante un sistema de acueductos. Todo el complejo se completó c. 15 a. C. En la base de la montaña se construyó una pequeña ciudad, que incluía edificios administrativos, jardines, una sinagoga, mausoleos y una gran piscina. El sitio ha sido excavado y los aspectos más destacados incluyen la gran piscina de la ciudad baja y uno de los primeros techos abovedados romanos dentro de los baños de los palacios.

Reinado posterior

El reinado de Herodes se volvió más turbulento cuanto más duró. En el año 9 a. C. estalló una guerra con Nabatea, los vecinos del sur de Herodes, que se había convertido en una base para las facciones de la oposición de Judea. La situación empeoró cuando Augustus inicialmente se puso del lado de los nabateos en la disputa. Afortunadamente, el enviado de Herodes, Nicolás de Damasco, pudo presentar el caso del rey y Augusto cambió de política.

Además de los problemas diplomáticos, Herodes también tenía problemas familiares con los que lidiar. Ante la sospecha de que su esposa Mariamme era infiel, la ejecutó en el 29 a. C. Se sospechaba que sus dos hijos eran leales a la oposición que amenazaba a Herodes desde Nabatea, por lo que Herodes los despachó sin piedad. C. 6 a. C., junto con su hijo mayor Antípater dos años después. A estas alturas, sin embargo, el anciano rey sufría graves problemas de salud que afectaban a sus órganos internos y murió en el 4 a. C. Herodes fue enterrado en una tumba especialmente construida en las laderas del Herodium. En 2007 EC, esta tumba fue excavada, pero el sarcófago dentro de ella estaba dañado y vacío. Probablemente se había abierto durante la primera revuelta judía en el siglo después de la muerte de Herodes. El reino de Herodes fue dividido por los romanos entre los tres hijos de Herodes: Herodes Antipas, Arquelao y Felipe.

El nuevo Testamento

La reputación e infamia perdurables de Herodes descansan en gran medida en su descripción en el capítulo 2 de Mateo en el Nuevo Testamento. Aquí Herodes es informado por sabios del este de que un Rey de los judíos nacería en Belén. Entonces el rey envió a estos hombres "a Belén, y dijo: Id y buscad diligentemente al niño; y cuando lo encontréis, avisadme para que yo también vaya y le adore" (Mateo 2: 8). Luego, al encontrar al niño y presentarle regalos, los sabios "siendo advertidos por Dios en un sueño que no deberían volver a Herodes" (ibídem 2:12) decidió no seguir los deseos de Herodes. A continuación, "el ángel del Señor se apareció a José en sueños y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y estarás allí hasta que yo te avise, porque Herodes buscará al niño. para destruirlo "(ibídem 2:13). Esto lo hizo José, y cuando Herodes lo descubrió, "al ver que los sabios se burlaban de él, se enojó mucho, y envió y mató a todos los niños que estaban en Belén y en todos sus términos, de dos años o menos "(ibídem 2:16).

Esta presentación tal vez debería considerarse con la evidencia de que Herodes, como afirma el historiador LL Grabbe, "vivió como judío y en general respetó la ley religiosa judía" y que, aunque indudablemente hubo algunos aspectos negativos de su reinado, "sus conexiones también permitieron fue útil a los judíos en varias ocasiones, y en general su reinado fue beneficioso para el pueblo judío y la religión "(Bagnall, 3175). Sin embargo, el historiador S. Schwart quizás resume mejor las complejidades de la posición de Herodes como mediador entre Roma, los judíos, las facciones familiares opuestas y los ciudadanos no judíos dentro de su reino al afirmar que "es imposible proporcionar una evaluación inequívoca de Reinado de Herodes "(Barchiesi, 770).


Historia del rey Herodes: ¿Por qué se le llamó Grande?

Si bien esta parece una pregunta poco probable para hacerle a un rey cliente del gran Imperio Romano, no la hicieron en un vacío total. Durante el siglo alrededor del nacimiento de Jesús, hubo indicios.

Contexto histórico del rey Herodes

El historiador romano Suetonio, que vivió a finales del siglo I y principios del II, había escrito:

“Se había extendido por todo Oriente una creencia antigua y establecida, que estaba predestinado en ese momento que los hombres que venían de Judea gobernaran el mundo”.

El senador e historiador romano Tácito, que vivió al mismo tiempo, escribió:

& # 8220Había una firme convicción de que en este mismo momento el este debía volverse poderoso y los gobernantes que venían de Judea iban a adquirir un imperio universal. & # 8221

El historiador judeo-romano Josefo escribe en su Guerras judías que los judíos creían que:

Uno de su país pronto se convertiría en gobernante del mundo habitable.

Rey Herodes: gobernante judío

Sin embargo, los Reyes Magos estaban pidiendo al gobernante actual Rey de los judíos donde el Rey de los judíos fue, tal vez unsabiamente, y sin duda Herodes infirió esto como una acusación de que él mismo era un impostor. Herodes había sido particularmente paranoico en ese momento y desconfiaba de todos los que lo rodeaban como contendientes por el trono tenuemente sostenido.

En lugar de encarcelar a estos Los reyes magos para su insolencia, se esforzó perceptivamente en determinar cómo podría obtener de ellos alguna información para poder eliminar a este potencial rival. Con lo que aprendi de ellos sobre la aparicin del Estrella, así como lo que sus propios eruditos extrajeron de las profecías bíblicas, Herodes determinó que este "rey de los judíos" no tenía más de dos años de edad y vivía en la cercana ciudad de Belén, la & # 8220 Ciudad de David, & # 8221 a solo 6 millas de distancia.

El joven rey Herodes

Gobernador Herodes

Para entonces, Herodes ya había gobernado durante más de 30 años. Primero, gobernó como gobernador de Galilea cuando era un joven de veintitantos, luego, como tetrarca bajo el líder romano Marc Antony. Debido a un desacuerdo local con su tío, Herodes huyó a Roma. Si bien algunos podrían pensar que Judea era una provincia de tercera categoría en el borde del Imperio Romano, jugó un papel en la política romana debido a General Pompeyo habiendo conquistado Jerusalén en 63 a.C.

Siria en los tiempos del Nuevo Testamento

Rey herodes

Mientras estaba en Roma, Herodes fue nombrado & # 8220 Rey de los Judíos & # 8221 por el propio Senado Romano. Sin embargo, Judea no era Senatorial provincia, ni era una Imperial provincia gobernada por el Emperador. Más bien se consideró un satélite de cerca Siria, una provincia más importante en ese momento, gobernada por un prefecto. Esta distinción jugaría un papel importante en la historia de Pascua y el destino de Poncio Pilato.

Cuando el emperador Augusto llegó al poder, el joven Herodes había sido un gobernante competente como rey vasallo de Palestina. Su familia tenía un genio particular para decir en qué dirección soplaba el viento en relación con la política romana en su territorio y tomar decisiones astutas. Por ejemplo, su padre brindó una ayuda fundamental a Julio César en Egipto cuando se cortaron sus líneas de suministro, y el emperador romano lo recompensó generosamente.

Años más tarde, cuando Mark Antony vino a ver Cleopatra, el joven Herodes lo instó a hacer las paces con el resto del Triunvirato romano en el que había estado (Augusto y Lépido), consejo que Antonio ignoró para su peligro. Herodes conocía bien a Cleopatra, tenían un monopolio comercial que extraía asfalto del Mar Muerto. Más tarde, cuando Augusto sucedió a Julio y tuvo éxito en las guerras civiles, convirtió a Herodes en uno de sus amigos de mayor confianza.

El rey Herodes y las obras públicas n. ° 8217

Edificio

En su libro La guerra judía, aprendemos del historiador judío-romano Josefo que Herodes embelleció el área más grande de Palestina durante su reinado de 33 años. Gastó grandes sumas para construir para su pueblo templos, acueductos, ciudades y para él palacios y fortalezas, como Masada, al norte del Mar Muerto, en la foto de la izquierda.

Herodes y el templo # 8217s

Sin duda, su mayor logro fue construir el Segundo templo en Jerusalén, ilustrada a la derecha, para reemplazar el antiguo Templo de Salomón, destruido en el 586 a. C. cuando Nabucodonosor de Babilonia conquistó Jerusalén. Parte de ese Segundo Templo permanece hoy, sobre todo el Muro Occidental (& # 8220Wailing & # 8221) del Monte del Templo. Construyó un teatro en Jerusalén y otro más grande en la llanura fuera de la ciudad.

Ciudad portuaria

En honor de Augusto, Herodes construyó el extraordinario puerto de Cesarea Marítima, junto con una arena, un hipódromo y un teatro en esa ciudad portuaria. Además de estimular el comercio y el comercio, patrocinó la cultura en muchas ciudades de la parte oriental del Mediterráneo y fue patrocinador del año 12 a. C. Juegos Olímpicos. Invirtió tanto en los juegos que fue proclamado & # 8220Presidente de los Juegos Olímpicos & # 8221 de por vida.

Herodes rey mayor

Impuestos

Más tarde en Josefo Antigüedades judías, vemos a un Herodes diferente y mayor. Tanto las sectas saduceas como las fariseas se opusieron a él. Como un Nabateo y Edomita, a pesar de haberse convertido al judaísmo, no se le consideraba más que un medio judío, & # 8220too Roman & # 8221 para su pueblo, de quien extrajo un elevado peaje fiscal. Había introducido formas extranjeras de entretenimiento y juegos y patrocinado la construcción de ciudades paganas.

Familia

Su propia familia se opuso a él, y mató a tres de sus hijos, su esposa favorita, su abuelo, su madre, su cuñado, por no mencionar a algunos de sus propios súbditos. Con frecuencia escribía a Roma solicitando permiso para ejecutar a uno o más de sus hijos por sospecha de traición. Eventualmente, incluso su patrón y amigo Augustus admitió:

No fue solo un juego de palabras griegas que suenan similares para hijo y cerdo pero una observación irónica de que los judíos, al menos, no consumen carne de cerdo.

Muerte del rey Herodes

Enfermedad

A medida que se acercaba al final de su vida, Josefo nos dice que el dolor de sus enfermedades (enfermedad renal crónica complicada por una rara gangrena de Fournier, que se transmitía en la familia) # 8212 le provocó picazón intensa y convulsiones en todas las extremidades. Esto llevó a Herodes a intentar suicidarse, pero su primo lo impidió. Estaba ansioso por que nadie llorara su muerte, lo cual era una buena presunción.

Intriga

Con ese fin, ordenó a un gran número de hombres desinteresados ​​que vinieran al gran hipódromo lleno de gente en Jericó donde, al anunciar su muerte, los arqueros los matarían a todos y concederían su deseo de luto asociado con su muerte.

En cambio, su hijo Arquelao y su hermana Salomé se negaron a cumplir su deseo. Fracasó en este plan, como lo hizo en la Masacre de los Inocentes para matarlo & # 8220, que ha nacido rey de los judíos ”.

Bill Petro, tu amigable historiador del vecindario
www.billpetro.com

Si disfrutó de este artículo, considere dejar un comentario o suscribirse al servicio de noticias para recibir artículos futuros en su lector de feeds o en su correo electrónico.


Herodes y rsquos Antecedentes

Herodes, uno de los reyes más grandes y controvertidos de Judea, nació en el año 73/72 a. De la E.C. a una familia de conversos idumeos. [1] Su abuelo, Antipas, fue el primero en convertirse al judaísmo bajo la ola de conquistas lideradas por el gobernante asmoneo, Juan Hircano (134 y 104 a. C.). Más tarde, durante el reinado de Juan Hircano y su hijo Alejandro Janneo (103 y 76 a. De la E.C.), Josefo nos dice (Ant. 14:10):

Así comenzó la larga afiliación de esta familia con la de la casa gobernante de Judea. Antipas & rsquo hijo, Antipater, era amigo de Alejandro Jannaus & rsquo hijo, Hircano (Ant. 14: 8), y logró abrirse camino en sus buenas gracias y aconsejarle que desafiara a su hermano para gobernar.

Antipater & rsquos dos hijos mayores fueron Phasaelus, tal vez un nombre hebreo (פצאל) que significa & ldquoEl salva & rdquo o & ldquoEl libera, & rdquo y Herodes, un nombre griego (Ἡ & rhoῴ & delta & eta & sigmaf) que significa & ldquoson de un héroe & rdquo, o como un héroe. trajo a sus hijos al redil político, y sirvieron como asesores políticos y comandantes militares. Armados con ingenio, astucia, mentes agudas y bolsas de carisma, los tres hombres lograron convertirse en un elemento indispensable en la vida cotidiana de la familia real.

Cuando Antípatro comprendió que los romanos, en lugar de los asmoneos, serían los verdaderos poderes en la zona, les transfirió su lealtad y, tras la ayuda que prestó a Julio César contra Pompeyo, fue recompensado con la ciudadanía romana y nombrado procurador de Judea. (es decir, el agente a cargo bajo Roma), con los asmoneos tomando sólo el título de sumo sacerdote (Ant. 14: 143). A su vez, Antípatro nombró a Fasaelo gobernador de Judea y a Herodes gobernador de Galilea.

En 40 a.E.C., un vástago de la familia asmonea llamado Antígono hizo un tratado con los partos y tomó Jerusalén de Roma. Fasaelo fue apresado y se suicidó, pero Herodes dirigió un ejército y sitió Jerusalén, retomándola para Roma en 37 a. De la E.C. Este mismo año, a la edad de 35 años, Herodes se casó con Miriam la asmonea, hija de Alejandro Janneo, el patrón del abuelo de Herodes y rsquos. Así, Herodes se integró aún más en la famosa dinastía y le permitió dar el salto de procurador a rey.


Historia & # 8211 Herodes el Grande

El rey Herodes el Grande fue uno de los hombres más poderosos y más grandes constructores de todos los tiempos. Sin embargo, fue tan despreciado que a su muerte ordenó la muerte de muchos judíos prominentes, por lo que habría llanto en Jerusalén. Fue enterrado en su palacio del desierto, el Herodium.

“Doscientos escalones de mármol blanco más puro conducían hasta él. Su cima estaba coronada con torres circulares, su patio contenía espléndidas estructuras ". Guerras judías, Flavio Josefo.

Herodes el Grande

Durante 40 años, la historia judía estuvo dominada por Herodes el Grande. Nació alrededor del 73 a. C., hijo de Antípater, que era idumeo. Los idumeos eran una tribu que había sido forzada por los árabes nabateos hacia el oeste hacia el sur de Judea, donde los gobernantes asmoneos de Palestina los habían convertido a la fuerza al judaísmo. Los idumeos eran por esta razón judíos de origen reciente y sospechoso. Al mismo tiempo, eran astutos y no tenían ningún problema en hacer tratos políticos con los romanos para su propio beneficio.

El padre del rey Herodes, Antípater, los gobernó desde aproximadamente el 47 a. C. También se desempeñó como asesor de Hircano y se ganó la confianza de Pompeyo. Cuando Julio César fue sitiado en Alejandría en el 48 a. C., fue Antípatro quien persuadió a los judíos para que ayudaran a César. En agradecimiento, César les dio a los judíos importantes privilegios.

El hijo de Antípatro, Herodes el Grande, fue un oportunista de primer orden. Durante los tumultuosos años de las guerras civiles romanas, cambió hábilmente su lealtad de Pompeyo a César, de Antonio a Octavio (Augusto). Debido a que era un soldado tan capaz, los romanos valoraban sus servicios. Roma necesitaba un agente astuto y capaz en Palestina, y en Herodes el Grande sentían que habían encontrado a un hombre así.

Herodes nombrado rey

Herodes fue nombrado rey de Judea por Marco Antonio en el 40 a. C. y fue apoyado por los soldados romanos en su lucha por hacerse con el control de Judea en el 37.

El carácter patológico de Herodes

Aunque tuvo éxito en la política, Herodes se sintió amargamente infeliz en su vida privada. Se casó con diez esposas, incluida la hermosa princesa hasmonea, Mariamme, nieta de Hyrcan y Aristóbulo. Aunque la amaba apasionadamente, sospechaba de ella por infidelidad y la hizo ejecutar junto con su madre. Más tarde, en el año 7 a. C., hizo que mataran a sus dos hijos. Herodes mantuvo una paz incómoda al tratar despiadadamente a los presuntos rivales y alborotadores. Mató sistemáticamente a todos los pretendientes vivos a la realeza asmonea, incluido su joven cuñado, el sumo sacerdote Aristóbulo. Cuando descubrió que su hijo favorito, Antípater, había estado conspirando contra él, lo hizo ejecutar junto con dos de sus hermanos, solo cinco días antes de su propia muerte en el 4 a. C.

El emperador romano Augusto dijo sobre Herodes: "Preferiría ser el cerdo de Herodes que el hijo de Herodes". Es fácil imaginar a un hombre así ordenando la masacre de todos los niños varones en Belén sin mejor razón que un vago rumor de que uno había nacido "Rey de los judíos". Este evento refleja vívidamente el carácter patológico del rey. Asesinó a miembros de su propia familia, pero observó escrupulosamente las leyes dietéticas mosaicas y no comía cerdo. ...

La muerte de herodes

Herodes murió en el 4 a. C. a la edad de 69 años ...

El historiador Josefo describe la muerte de Herodes con gran detalle. Resumiré el evento:

Cuando la salud de Herodes comenzó a fallarle rápidamente, lo trasladaron a su capital de invierno en Jericó. De allí lo llevaron en camilla a las aguas termales a orillas del Mar Muerto. Los manantiales no sirvieron de nada. Herodes regresó a casa. Atormentado por el desaliento, Herodes intentó suicidarse. Los rumores del intento provocaron fuertes lamentos en todo el palacio. El hijo de Herodes, encarcelado por su padre paranoico, confundió los gritos con el hecho de que su padre estaba muerto. Inmediatamente, trató de sobornar a sus carceleros, quienes informaron del intento de soborno a Herodes. El rey enfermo ordenó la ejecución de su hijo en el acto. Ahora Herodes se hundió más profundamente en la depresión. Estaba a solo unos días de su propia muerte, y lo sabía. Lo que más le dolió fue saber que su muerte sería recibida con gozo en Judea. Para evitar esto, ideó un plan increíble.

“Habiendo reunido a los hombres más distinguidos de todos los pueblos de un extremo de Judea al otro, ordenó que los encerraran en el hipódromo de Jericó”. Guerras judías, Flavio Josefo.

Herodes luego dio la orden de ejecutarlos en el mismo momento en que él mismo murió. Su mente enferma razonó que su muerte disiparía cualquier gozo en Judea por su propia muerte. La orden nunca se cumplió. Después de la muerte de Herodes, su cuerpo fue llevado en procesión desde Jericó hasta el Herodio en las afueras de Belén para su entierro. El cuerpo de Herodes estaba adornado de púrpura, una corona de oro descansaba sobre su cabeza y un cetro de oro en su mano. El féretro que llevaba su cuerpo estaba hecho de oro y tachonado de joyas que brillaban mientras lo llevaban bajo el sol del desierto. Siguiendo el féretro estaba la casa de Herodes y cientos de esclavos, balanceando incensarios. Lentamente, la procesión avanzó poco a poco por la ladera de la montaña hasta el Herodium, donde fue enterrado.

El Herodio

Herodes el Grande construyó esta fortificación en el desierto en el 37 a. C. Con aspecto de volcán, el Herodium es uno de los varios palacios-fortaleza construidos por Herodes el Grande. Tenía forma artificial, con todo colocado dentro de su parte superior protegida en forma de cráter.

Josefo escribió sobre este asombroso complejo, el Herodium:

“Herodes construyó torres redondas alrededor de la parte superior y llenó el espacio restante con costosos palacios & # 8230 trajo una gran cantidad de agua desde una gran distancia, y levantó un ascenso de doscientos escalones de mármol blanco más puro que lo conducía . Su cima estaba coronada con torres circulares, su patio contenía espléndidas estructuras ". Guerras judías, Flavio Josefo.


¿Quién fue Herodes el Grande?

El nombre de Herodes aparece una y otra vez en el Nuevo Testamento desde Mateo 2 hasta Hechos 26. Un lector casual podría pensar que Herodes tuvo una tremenda longevidad como gobernante. Sin embargo, Herodes es el apellido de una dinastía gobernante en Palestina. Hay cuatro Herodes diferentes en el Nuevo Testamento, así como Herodes Felipe II, a quien se hace referencia como Felipe el tetrarca en el Nuevo Testamento.

Herodes Llegué a ser conocido como Herodes el Grande y también fue llamado Rey de los Judíos. Gobernó desde el 37 o 36 a. C. hasta el 4 a. C. Se le menciona en el Nuevo Testamento en Mateo 2. Magos del Oriente vinieron a Jerusalén buscando al que había nacido Rey de los judíos. Por supuesto, esto llamaría la atención de Herodes, ya que este era su título. Herodes llamó a los escribas y determinó que, según la profecía, el Mesías nacería en Belén. Cuando los magos partieron hacia Belén para encontrar al Mesías, Herodes les pidió que le informaran sobre la ubicación del Rey recién nacido “para que yo también vaya y lo adore” (Mateo 2: 8).

Por supuesto, Herodes no tenía tales intenciones. Los magos encuentran a Jesús y lo adoran, presentándole sus regalos, pero luego Dios les advierte en un sueño que no regresen a Herodes. Cuando Herodes se da cuenta de que los magos no le han informado, se enfurece y pide la matanza de todos los niños de hasta dos años en Belén y sus alrededores, con la esperanza de acabar con la vida de cualquier rival potencial. Dios advierte a José que necesita huir a Egipto con Jesús y María. Sin embargo, Jesús no sufre ningún daño, hay una gran matanza de inocentes en Belén y sus alrededores (Mateo 2:16 y 18). Tal es el legado bíblico de Herodes el Grande.

Herodes el Grande era hijo de un funcionario de alto rango de la dinastía asmonea, que gobernaba Palestina como reino independiente. Él era idumeo o edomita (descendiente de Esaú), pero había habido matrimonios mixtos entre judíos y edomitas, y Herodes se identificó públicamente como judío, aunque no fue fiel a la observancia de la ley judía. En el año 41 a. C., Herodes el Grande fue nombrado gobernador de Galilea. Sin embargo, la dinastía judía hasmonea estaba en conflicto con Roma, y ​​Herodes apoyó a Roma en el conflicto. El Senado romano le otorgó el título de Rey de los judíos y luego le encargó la responsabilidad de conquistar Judea para que pudiera gobernar como rey cliente. Después de unos tres años de lucha, Herodes salió victorioso en el 37 o 36 a. C.

Como rey de Judea, la directiva principal de Herodes el Grande fue llevar a cabo los deseos de Roma. Como siempre, Roma quería mantener la paz y fomentar la buena voluntad entre los habitantes locales que habían sido conquistados. (Si eso no funcionaba, Roma finalmente respondería con una fuerza abrumadora). Herodes trató de fomentar la buena voluntad mediante la reducción de impuestos, la promulgación de políticas que ayudaron a lograr la prosperidad económica y la construcción de obras públicas, incluida la increíble ciudad portuaria artificial de Cesarea, el fortaleza de Masada y fortificaciones alrededor de Jerusalén. Herodes también se construyó un magnífico palacio en la cima de una montaña artificial. El palacio se llamó Herodium.

Para ganarse el favor de los judíos, Herodes el Grande amplió y actualizó enormemente el templo en Jerusalén a un tamaño y magnificencia que nunca antes había disfrutado, ni siquiera bajo Salomón. Esta estructura renovada se conoció como el templo de Herodes. También se casó con Mariamne, una princesa asmonea, y nombró a su hermano como sumo sacerdote.

A pesar de sus brillantes y ambiciosos proyectos de construcción, Herodes el Grande tenía un lado oscuro que se manifestó en los eventos de Mateo 2 y en otros eventos históricos. Siempre temió a los rivales potenciales. Hizo que el hermano de su esposa, Aristóbulo, el sumo sacerdote, se ahogara en la piscina de su palacio. Condenó a muerte a 46 miembros del Sanedrín. Mató a su suegra. También hizo asesinar a su esposa Mariamne junto con dos de sus hijos, ya que los consideraba rivales potenciales con reclamo legítimo al trono debido a su linaje hasmoneo. (Herodes tenía diez esposas en total y muchos otros hijos que no tenían sangre asmonea.) Se dice que Augusto César dijo: "Es mejor ser el perro de Herodes que uno de sus hijos". Cuando se coloca en este contexto, el incidente de Mateo 2 no parece fuera de lugar.

En el año 4 a. C., después de una larga e insoportable enfermedad, murió Herodes el Grande. Esta noticia le fue reportada a José por un ángel del Señor en un sueño en Mateo 2:19, así que José sabía que era seguro regresar a Israel con Jesús.

Por supuesto, nuestro sistema de citas causará cierta consternación. Sabemos que Herodes murió en el 4 a. C., lo que significa que Jesús debe haber nacido antes del 4 a. C. Normalmente se asume que Jesús nació en el año 1 a. C. (o quizás en el año 0 a. C. o el 1 d. C.), pero estas fechas se asignaron al menos nueve siglos después y hubo algunos errores en los cálculos. Así que Jesús nació algún tiempo antes del 4 a. C., y no sabemos cuánto tiempo pasó entre que José llevó a su familia a un lugar seguro en Egipto y la muerte de Herodes.

Tras la muerte de Herodes el Grande, sus hijos fueron nombrados gobernantes en su lugar. Arquelao fue nombrado etnarca (gobernante de un grupo étnico, pero no rey) de Samaria, Judea e Idumea. Se le menciona una vez en las Escrituras: cuando José escuchó que Arquelao gobernaba en Judea en lugar de su padre Herodes, José llevó a su familia a Nazaret en Galilea (Mateo 2:22 y ndash23). Felipe (Herodes Felipe II) fue nombrado tetrarca de Iturea y Traconitus. Felipe se menciona más adelante en el Nuevo Testamento como el que perdió a su esposa por su medio hermano, Herodes Antipas, el Herodes que luego fue reprendido por Juan el Bautista por tomar a la esposa de su hermano Felipe (Mateo 14: 3 & ndash4).

Herodes el Grande fue un gobernante ambicioso y despiadado que se opuso al Rey de reyes y Señor de señores. A lo largo de la historia y el registro de las Escrituras, vemos a la familia Herodes siguiendo los pasos de su padre al oponerse a Cristo.


Los investigadores diagnostican a Herodes el Grande

25 de enero de 2002 - Era un hombre despiadado que tuvo una muerte miserable.

Más de 2.000 años después de que Herodes el Grande sucumbiera a la edad de 69 años, los médicos ahora han decidido qué mató exactamente al rey de la antigua Judea: una enfermedad renal crónica complicada por un caso muy incómodo de gangrena de los genitales infestada de gusanos.

Las pistas del diagnóstico de Herodes se enumeraron en libros de historia antigua y, según Jan Hirschmann, el médico principal que diagnosticó el caso, incluían "picazón intensa, problemas intestinales dolorosos, dificultad para respirar, convulsiones en todos los miembros y gangrena de los genitales".

Hirschmann, médico del Sistema de Atención Médica Puget Sounds de Asuntos de Veteranos en el estado de Washington, dijo que la enfermedad renal crónica podría explicar casi todos los síntomas de Herodes. Sin embargo, dijo que el caso de gangrena del rey (ahora una condición poco común conocida como gangrena de Fournier) no podía explicarse por una enfermedad renal y era "inusual".

Hirschmann sospecha que una de las tres condiciones probablemente introdujo la gangrena de Fournier en las "partes privadas" del líder. Una infección en el abdomen de Herodes podría haberse extendido a su ingle y áreas rectales (se dice que Herodes se quejó de dolor abdominal).

Es posible que haya contraído gonorrea sexualmente, lo que podría haberle provocado una infección de la uretra, el tubo que conecta la vejiga con el mundo exterior. Esta infección podría haber causado que la orina se filtre dentro del cuerpo del rey, propagando bacterias.

Finalmente, dado que los informes indican que el rey "tenía un terrible deseo de rascarse", este rascado podría haber introducido gangrena directamente en el área.

Los registros también indican que la hinchazón en la ingle del líder se vio afectada aún más por una infestación de gusanos. Hirschmann dice que lo que podrían haber parecido "gusanos" en realidad podrían haber sido pedazos de piel triturados, aunque él dice que existe la posibilidad de que fueran reales.

"There could have been maggots feeding on the tissue," said Philip Mackowiak, chief of the Medical Care Clinical Center at the Veterans Affairs Maryland Healthcare System, who oversees an annual conference at the center to diagnose historical figures. "It's tough to know how long he was suffering but it was probably months, possibly a couple years."

Some might say Herod, who died in 4 B.C. deserved an unpleasant end.

Flavius Josephus, a Jewish historian who wrote about the infamous king roughly 100 years after his death, described the leader as a productive, successful builder in his youth who became increasingly paranoid and ruthless during the final decade of his 36-year reign.

"The main problem was he married too often and each wife produced princes who schemed to be No. 1," said Paul Maier, a professor of ancient history at Western Michigan University who published a book about Josephus' writings. "It turned Herod into a tyrant and the house of Herod into a can of worms."

Herod the Great eventually killed three of the sons from his 10 wives. When the brother of his favorite wife, Mariamme, roused his suspicions, he invited the high priest to a swimming party and, during a rough game of polo, had his men drown the brother.

Next, Herod ordered the killing of Mariamme's grandfather and finally, suspecting Mariamme had betrayed him, he killed his most beloved wife.

The leader is probably most notorious for the "Massacre of the Innocents," as described in the gospel of Matthew. When, upon hearing that a new king of Jews had been born in Judaea, Herod ordered the killing of all male infants of Bethlehem aged 2 years or younger.

When he realized his own death was imminent, Herod directed his sister to assemble the leading men of distinction from all parts of the nation into a large arena and ordered they be killed as soon as he died.

"This was to discourage any celebrations at his death," explained Maier. "At the time he was a walking encyclopedia of disease."

In an effort to fend off his afflictions, Herod the Great summoned the nation's best physicians to his side. The medical team decided to place the king in a tub of hot oil, which, needless to say, didn't help and even temporarily blinded him.

"At that time they believed that health and disease all depended on the interaction of the four vital humors — blood, black bile, yellow bile and phlegm," said Mackowiak. "So presumably they thought the oil bath might help cure this imbalance of his vital humors."

A couple thousand years later, contemporary doctors were discussing what might have been proper treatments for the king, including kidney dialysis and surgical removal of his gangrene, at a special clinical pathologic conference today at the University of Maryland School of Medicine. Each year Mackowiak selects a new historical figure to discuss possible diagnosis and treatment. Last year's subject was the Roman Emperor Claudius.

"I think the exercise teaches doctors to be humble," said Mackowiak. "We can see how every generation of medical scientists are absolutely convinced they have found the answers. But it's apparent that this is a field that requires constant learning."


26 Facts About One of History’s Greatest Villains, Herod the Great

The funeral of Herod the Great. Wikimedia Commons. Dominio publico

5. Herod died a uniquely horrific death.

In 4 BC when he was 69, Herod the Great finally succumbed to a horrible affliction that came to be known as &ldquoHerod&rsquos Evil.&rdquo The disease was so painful that Herod tried to commit suicide to escape the pain. The king&rsquos flesh was reputedly riddled with worms and an intense itching, painful bowels and convulsions plagued him. Gangrene also infested the King&rsquos genitals. It was a horrible way to die. Experts now believe that Herod was suffering from a number of ailments at once, including kidney disease and Fournier&rsquos gangrene that could have developed in the King&rsquos genitals when a bowel and urinary infection spread to his groin. He was also probably suffering from some form of gonorrhea.


26 Facts About One of History’s Greatest Villains, Herod the Great

One of history&rsquos great villains, Herod the Great is best known for his attempt to remove his rival, the &ldquoKing of the Jews&rdquo by ordering the execution of all male infants in Bethlehem shortly after the birth of Jesus Christ. Herod was a Roman puppet who was neither the legitimate king of Judea, well liked by his people- or even genuinely Jewish. So he had every reason to be paranoid about threats to his reign. However, while he did murder members of his own family, Herod probably did not order the massacre of babies, as St. Matthew claims. Nor was his reign all bad for the Kingdom of Judea. Here are twenty-six facts that give a fuller picture of the life and death of Herod the Great.

The Ancient kingdom of Edom. Picture credit: Samuli Lintula. Wikimedia Commons. public Domain

26. Herod was not Judean by birth

Herod became King of Judea in 37 BC. However, he was not a Judean by birth. Herod was born in around 72/73 BC in the Kingdom of Idumea or Edom. Edom was a neighbor of ancient Israel, occupying what is now southwest Jordan. According to legend, the Edomites were the descendants of Esau, the eldest son of Isaac, who sold his birthright to his younger twin brother Jacob for a bowl of pottage. However, the God of Israel gifted Esau with the land of Edom as compensation. Over time, Edom was often in conflict with Judea and sometimes subject to it. However, the Judeans always regarded the Edomites as foreigners.


A Brief History of the Edomite-Satanic-Devil, Herod the Great!

HEROD was the name of a family of Idumæan origin, which displaced the Asmoneans [or Levitical Hasmoneans] as the rulers of Judæa. The founder of the dynasty, and its most notable representative in every way was Herod the Great, who was king of the Jews [sic citizens of Judaea] for about thirty-seven years, from 40 to 4 B.C.

[Critical note by Clifton A. Emahiser: CONFUSED DATING OF WISE MEN: Most Biblical commentaries have Herod the Great’s death at 4 B.C. which conflicts with Luke 2:1-23. Sin embargo, Insight On The Scriptures, volume 1 of 2, p. 1093, under subtitle “Date of His Death“ says in part: “A problem arises with regard to the time of Herod’s death. Some chronologers hold that he died in year 5 or 4 B.C. Their chronology is based to a large extent on Josephus’ history. In dating the time that Herod was appointed king by Rome, Josephus uses a ‘consular dating , that is, he locates the event as occurring during the rule of certain Roman consuls . This might indicate that the date of his death was 2 or perhaps 1 B.C.” This agrees with a 3 B.C. date for the birth of Christ. It is quite clear that the wise men visited Christ at Galilee about two years after the manger scene at Bethlehem. Christmas, as celebrated today, does not separate these as two different events. It would seem, if we are going to celebrate Christ’s birth, we would keep these two events in their proper order!] – Back to The Encyclopædia Britannica:

“ Herod’s father [and Grandfather] were named Antipater [whom the latter], during the troubles which broke out in the family of Alexander Jannæus, attached himself to Hyrcanus, the weak-minded son of Alexander. In this way Antipater, though an Idumæan, soon became the most powerful man in Judæa, and in the Alexandrian war gave such effectual help to Julius Cæsar that the dictator made him procurator of Judæa, Hyrcanus being high priest (47?) B.C.). The same year, at the age of twenty-five, Herod was appoint ed governor of Galilee by his father. He soon gave proof of the remarkable energy of his character in rooting out the banditti who infested his province but his summary measures gave a handle to the enemies of his house at Jerusalem, and he was summoned before the sanhedrin. There he appeared, not in the garb of an accused person, but gorgeous ly attired, and attended by a guard of soldiers. He found it expedient, however, to withdraw from Jerusalem without awaiting the sentence. He retired to Syria, where he was met with a gracious reception from Sextus Cæsar, who appointed him governor of Coele Syria. Herod now marched with an army against Jerusalem, but at the persuasion of his father and brother was induced to depart without exacting vengeance on his enemies. After the death of Cæsar, the fortunes of Herod were affected by all the changes which befell the Roman state. When Cassius took the command in the East, and began to gather his strength for the final struggle which was decided at Philippi, Herod managed to win his favor by the readiness with which he raised his share of the heavy exactions imposed upon the East. About the same time his father was poisoned, and to Herod fell the task of avenging his death, as well as of supporting the interests of his house in Palestine. After Philippi he gained Antony over by large presents of money. He and his brother Phasael were appointed tetrarchs of Judæa. In 40[?] B.C., the Parthians appeared upon the scene, overran the whole of Syria, and placed on the throne of Judæa Antigonus, son of Aristobulus, and representative of the rival branch of the Asmonean [or Levitical Hasmonean] house. Herod was completely overpowered and, after placing his relatives in safety, so far as he could, he hastened to Rome to lay his case before Antony and Octavianus. He succeeded beyond his expectation, for, while he meant only to advocate the claims of Hyrcanus the Asmonean [or Levitical Hasmonean], the two heads of the state made him king of Judæa. Herod returned home without delay, and set about the task of winning the kingdom allotted to him. Owing chiefly to the slackness of the Roman generals who should have helped him, it was three years before he succeeded in taking Jerusalem (37? B.C.). Before that event he had married the beautiful Mariamne, a [n Israelite] princess of the Asmonean house, a grand-daugh ter both of Aristobulus and Hyrcanus .”

[Critical note by Clifton A. Emahiser: Please take notice of the underlined excerpt above, as it is evidence that Herod the Great had married a pure White Israelite lady, for pure White Israelites are ruddy and fair, while Herod the Great, being an Edomite, would have been “swarthy” like an arab!] – Back to The Encyclopædia Britannica:

“ Herod’s early measures were cruel he put to death all the members of the sanhedrin except two, and spared no one that was likely to stand in his way. Aristobulus, the youthful brother of Mariamne [another pure White Israelite], whom he had appointed high priest, he caused to be treacherously drowned because he was too popular with the patriotic party. On this occasion Alexandra, mother of Aristobulus, induced Cleopatra to take her part, and Herod had to appear before Antony to answer the charge of murdering the prince. Again Herod knew how to gain the Roman, and he returned home with confirmed power. During the war of Actium, Herod had the good fortune to be engaged in a war with the king of Arabia on Antony’s behalf, and so escaped the risk of fighting against Octavianus. Yet he recognized the danger of his position as the friend of Antony, and faced it with his usual courage and foresight. Hastening to Rhodes (30?) B.C.), he appeared in the presence of the conqueror, and avowing his loyalty to his friend Antony, proffered the same faithful service to Octavianus. Octavianus was gracious, and remained the constant friend and patron of Herod to the end. This was the last crisis of Herod’s life he was henceforward undisputed king of Judæa, and next to Agrippa the most trusted friend of Augustus. But while the friend of the great, and prosperous in all external relations, Nemesis pursued him in his family. When summoned to answer for himself before Antony, and again on his journey to Rhodes, he left the beautiful and beloved Mariamne in charge of one of his friends, but with the cruel injunction that she should be put to death should anything serious befall himself. On both occasions Mariamne discovered the secret, and, instead of regarding the command as a proof of his jealous love, abhorred it as another instance of the cruelty which had not spared so many of her nearest relatives. A horrible tragedy ensued: Mariamne openly expressed her disgust and Herod, furious (Page #1 of 2) with rage, jealousy, and rejected love, ordered her death. The violence of his feelings threw him into a dangerous malady, and even drove him to the verge of insanity. His mind never recovered its healthy tone, and in later years the avenger again overtook him. In the mean time his government was marked by the greatest magnificence and apparent success. His turbulent subjects were kept tolerably quiet in spite of heavy taxes. He managed to gratify his love for Greek and Roman life and yet he avoided wounding too deeply the susceptibilities of the Jews [sic citizens of Judaea]. The magnificent buildings which he raised were the most brilliant products of his reign. He rebuilt Samaria, calling it Sebaste, from the Greek name for Augustus. He converted the small town of Strato’s Tower into a magnificent seaport with an artificial harbor, under the name of Caesarea. These and other towns which he built were furnished with temples, theatres, aqueducts, and all the other ornamental and useful appliances of Greek and Roman life. In the city of Jerusalem he even built a theatre, and an amphitheatre outside of it. A more patriotic work was the rebuilding of the temple (begun 20(?) B.C.), which had suffered greatly during the late troubles it was on a very magnificent scale, and lasted nine years and a half, even then being unfinished. Equally necessary and equally significant of his relation to his subjects was the construction of strong fortresses in various parts of the country. The last years of Herod’s life were darkened by the return of those family troubles which had previously overcast it. His two sons by Mariamne had been educated at Rome, and returned, 17(?) B.C., to Judæa. Their Asmonean descent, their youth, beauty, and accomplishments, and their too interesting history gained them the most enthusiastic popularity among the Jews [sic citizens of Judaea]. Their father himself was proud of them. But Pheroras and Salome, brother and sister of Herod, did all they could to sow jealousy and suspicion. Herod’s mind was too painfully open to dark insinuations, and he recalled his eldest son Antipater to counter-balance the influence of the Asmonean princes. After the arrival of Antipater, who was a most unscrupulous plotter, there was no more peace or security at the court of Herod things went from bad to worse, till after many years of the darkest intrigue and the bitterest domestic contention, the two sons of Mariamne were strangled at Sebaste. Soon after the clearest proof was discovered of a conspiracy which Antipater had formed with Pheroras against the life of Herod himself. The order for the death of Antipater was given by Herod from his death-bed. His health had long been failing after the cruelest torments of both mind and body, he died 4 B.C[?]. The birth of Christ took place in the same year as Herod’s death, but this, as is well known, occurred four years before the date fixed as the beginning of the Christian era.”

[Critical note by Clifton A. Emahiser: Here, again Josephus’ “consular dating,” of events is causing confusion!] – Back to The Encyclopædia Britannica:

“ The massacre of the little children at Bethlehem is not mentioned by Josephus among the horrors of Herod’s last days. He was buried with great magnificence. His will, by which the greater part of his dominions was bequeathed to his sons by Malthace, a Samaritan, was confirmed by Augustus.

“ Herod’s name is doubtless one of the most repulsive in history. He was a man of wonderful energy and sagacity. He saw clearly that Rome was the hinge on which everything turned, and that no policy could be successful which did not depend upon her leading men. His skill in understanding these men, in conciliating them, and making himself useful to them, was very great. Thus he made the successive masters of the world his willing friends, and out of all the crises of his fate emerged victorious. But his hands were red with the blood of his own household when his position or his interests were touched no scruple could arrest him. All that can be said in his favor is that many of his cruel measures cost him unspeakable agony of mind, and that he was simply more expert than his rivals at the weapons which were in common use in the political life of the time.” – End of The Encyclopædia Britannica article on “Herod the Great”.

Truly, The Herod Dynasty Is A Tribe Of Edomite-Satanic- Devils, Sired By Esau. And once married into such a family, one’s offspring becomes a bastard-devil! See Revelation 12:4-5 for explanation. Note that Herod the Great had a father and a grand-father by the name of “ Antipater”.

In the 1881 Library of Universal Knowledge, vol, #1 of 15, p. 531, it states in part:

ANTIPATER: Of the many persons who bore this name in antiquity, the most celebrated was one of the generals and confidential friends of king Philip of Macedon. When Alexander led his troops into Asia, he left Antipater – who, along with Parmenion, had endeavored to dissuade him from the expedition – as governor of Macedonia. ”, [wrong Antipater]. The others of this name were: (2). Antipater’s second son of Cassander, king of Macedonia, who lived in the 3rd century. B,C, [again, wrong Antipater]. (3) Antipater the father of Herod the Great. He flourished in the days of Pompey and Julius Caesar, was a firm friend of the Romans, and about the year 47 B.C. was appointed procurator of Judea. He was poisoned in 43 B.C. by one whose life he had twice saved. (4) Antipater, grandson of the former, and son of Herod the Great by his first wife Doris, a worthless prince, who was perpetually conspiring against the life of his brothers, until his trial and condemnation at Jerusalem before Quintilus Varus the Roman governor of Syria. He was executed in prison five days before Herod died, and in the same year with the massacre of the innocents at Bethlehem. Antipater was likewise the name of various eminent men in ancient times – physicians, philosophers, historians, poets, mathematicians, and grammarians.”

De The Interpreter’s Dictionary of the Bible, vol. E-J, p. 585, it is very clear that Herod the Great had both a father and a grandfather by the name of Antipater:

“ The grandfather of Herod had also borne the name A ntipater Herod’s father was known also by the shorter name Antipas. The first Antipater had been designated by Janneus and Alexandra as ‘general’ of Idumea, of which land Antipater was a native. It seems clear from Josephus that the grandfather was already dead at the time of the controversy between Hyrcanus II and Aristobulus . Josephus calls the second Antipater an ‘old and bitterly hated foe’ of Aristobulus, but abstains from justifying the epithet. He pauses in his Guerra merely to mention Antipater’s Idumean background, and in Antiq. 14:1:3 briefly to discuss it . "


History of King Herod: Why was he called Great?

HISTORY OF HEROD THE KING

When the wise men asked Herod the King “Where is he who is born king of the Jews?” their question was not really spoken in a vacuum, for even the Roman author Suetonius wrote, “There had spread all over the East an old and established belief that it was fated for men coming from Judea at that time to rule the world”. But as wise as they were, their inquiry before the King showed no great tact. For instead of understanding the question to mean “Where is he who will someday succeed you?” Herod’s suspicious mind warped the query into “Where is the REAL king, you impostor?” At the time Herod mistrusted everyone and thought himself surrounded by young aspirants all plotting to seize his throne.

Rather than clap the Magi in irons for asking such a question, his native shrewdness tried to ferret out whatever information he could from them in order to kill off a possible rival. From the information he had gained about the date of the appearance of the star, and from the Old Testament prophesies his own scholars knew of, Herod concluded that the “king of the Jews” was about 2 years old and living in Bethlehem. By the way, since Herod died in 4 B.C., and Jesus was around 2, we might surmise that Jesus was born between 6-4 B.C. Furthermore, the wise men did not visit Jesus in the manger, contrary to the Hallmark Christmas cards, but some time later, perhaps as much as 2 years later, when he was living in a house (Matthew 2:11.)

The young Herod had been an exceptionally able ruler, governing Palestine as client-king on behalf of the Roman emperor Augusto. The House of Herod had the uncanny knack of being able to sniff the airs of Mediterranean politics and make the right choices. Herod’s father had given crucial help to Julio César when he was down in Egypt, cut off from his supplies, and Caesar rewarded him handsomely for that. Herod himself shrewdly advised his friend Mark Antony to drop Cleopatra and make peace with Rome — advice he should have followed. And once Augustus emerged victorious from the civil wars, he was so impressed with young Herod that he allowed him to become one of his most trusted friends.

Herod beautified Palestine during his 33 year reign. He erected palaces, fortresses (Masada, for example, pictured at right), temples, aqueducts, cities, and — his crowning achievement — the great new Temple in Jerusalem. He created the magnificent port of Cesárea in honor of Augustus and stimulated trade and commerce. He also patronized culture in cities far from Palestine and easily became the talk of the eastern Mediterranean. He even sponsored the Olympic games of 12 B.C.!

But he had little support in his own kingdom. As a half-Jew he seemed far too Romanizing for his subjects, whom he taxed heavily. Soon he was hated as a tyrant, even by his own family. Herod was so jealous of his favorite wife (he married ten wives) that on two occasions he ordered that she be killed if he failed to return from a critical mission. He finally killed her anyway, as well as her grandfather, her mother, his brother-in-law, and three of his sons, not to mention numerous subjects. In his advancing paranoia, he was continually writing to Rome for permission to execute one or two of his sons for treason. Finally even his patron and friend Augustus had to admit, “I’d rather be Herod’s pig than his son.” It was not only a play on the similar sounding Greek words for son and pig, but a wry reference to the fact that pork, at least, was not consumed by Jews.

Old and very ill from arteriosclerosis, Herod worried that no one would mourn his death — a justified concern. So he issued orders from his deathbed that leaders from all parts of Judea were to be locked inside the great hippodrome at Jericho. When Herod died, archers were to massacre these thousands in cold blood, so there would indeed be universal mourning associated with his death. Although the leaders were gathered, the order was never given. Not only did this plan fail, but so did his plan to kill “he who has been born king of the Jews.”


Ver el vídeo: Herodes El Rey cruel Película Completa (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Shohn

    un gran tema

  2. Tozilkree

    Ciertamente. Entonces sucede. Discutamos esta pregunta.

  3. Kashakar

    Qué palabras ... frase súper diferente

  4. Pepin

    excelente y oportuno mensaje.

  5. Giovanni

    Confirmo. Todo lo anterior es cierto. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  6. Vusida

    Estoy seguro de que esto no me conviene en absoluto. ¿Quién más puede sugerir?

  7. Malara

    ¡Lo que se esperaba, el escritor fue recocido atípicamente!

  8. Temuro

    Creo que está equivocado. Estoy seguro. Tenemos que hablar.



Escribe un mensaje