Podcasts de historia

Domus Aurea

Domus Aurea



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


La Domus Aurea Roma: todo sobre el asombroso palacio de Nerón y el palacio # 8217s

¿Quieres saber más sobre la Domus Aurea? En el 64 d.C., Roma sufrió un gran incendio. Era verano y el incendio duró casi 10 días. Se estima que sobre 66% de la ciudad fue destruida. Como la mayoría de los edificios de Roma tenían marcos de madera, solo 4 distritos escaparon de la devastación.

Abundan los rumores de que el propio Nerón ha destruido la ciudad. Pero si es cierto, eso también significó que destruyó el palacio de Nerón en Roma & # 8211 la Domus Transitoria & # 8230


La Domus Aurea está casi oculta a plena vista. Probablemente lo haya pasado varias veces cuando visite Roma y, sin embargo, no sabía que estaba allí. No mucha gente sabe que existe. De hecho, ¡el Palacio Dorado de Nero estuvo oculto durante casi 2000 años! Solo recientemente, se realizó una excavación completa de la vista, abriéndola al público.

Entonces, ¿dónde está entonces? ¿Conoces ese gran edificio colosal de Roma? Único e icónico de la ciudad de Roma, el Coliseo es una visita obligada en Roma. Si sales de la estación de metro con el mismo nombre y pasas el Coliseo en la Via Nicola Salvi, verás un parque verde. Justo a la izquierda encontrarás la entrada a la Domus Aurea.

Un boleto para la Domus Aurea te da la entrada a la parte subterránea de la colina Caelian, pero la Casa Dorada de Nerón se extendía por las colinas Palatina, Esquilina y Oppia también. Las Termas de Trajano se construyeron sobre él, confundiendo a muchos arqueólogos en el pasado.


Domus Aurea - Historia

Domus Aurea está ubicada en el corazón de la capital, construida en medio del área que fue devastada por el incendio del 64 d.C. (Para darte una idea de lo céntrico que estaba el palacio, Vespasiano construyó el Coliseo en uno de los lagos de la finca de Nerón). Cuatro quintas partes de Roma fueron devastadas por el incendio, incluidos muchos de los distritos comerciales sobre los que se construyó el palacio. El palacio original ocupaba tres de las siete famosas colinas de Roma, que se extendían desde el Palatino hasta el Oppian, al pie del Celian.

Nerón fue el último de los julio-claudianos, la dinastía fundada por Augusto. Era un emperador impopular porque confiscó propiedades a los ricos, y también se sospechaba que había iniciado intencionalmente el Gran Incendio que destruyó el centro de Roma en el 64 d.C. Aunque se demostró que esta afirmación era falsa, no ayudó a Nerón. causa cuando inmediatamente construyó su Casa Dorada y extensos jardines en el área quemada.
La construcción de la Domus Aurea (la Casa Dorada) fue considerada como una de las empresas más locas de la ciudad. El palacio ha sido llamado la residencia más grande y rica jamás construida, ¡e incluso se dice que fue 25 veces más grande que el Coliseo! Una obra maestra revolucionaria, la Domus Aurea marcó el primer uso del hormigón como material de construcción de elección para la arquitectura fina. Los arquitectos de Nero & # 146s crearon espacios abiertos y bóvedas innovadores (para el momento), rompiendo con el diseño arquitectónico tradicional griego. El interior es "rico en paredes cubiertas de frescos, oro, piedras preciosas y nácar, y techos de baldosas de marfil, con aberturas para crear una lluvia de flores y perfumes". El estuco y las pinturas proporcionaron la inspiración para el estilo renacentista conocido como "grotesco".

Nerón disfrutaba del campo y de los paisajes parecidos a parques, por lo que incluyó vastos parques y jardines alrededor del palacio. “Viñedos, huertas, huertas y parques, pastos y bosques con rebaños y animales pastando aparecieron alrededor del palacio ...” para apaciguar todos sus caprichos. En general, la estructura original y los espléndidos jardines ocupaban más de 200 acres. Después de la muerte de Nero, sus sucesores intentaron erradicar su memoria y eliminar todo rastro posible de su residencia. Despojaron al palacio de su fino mármol y obras de arte, demolieron y enterraron partes del edificio e incluso construyeron estructuras como el Coliseo a su alrededor para mejorar su posición y popularidad. Hoy en día, el ala Esquilina de la Casa Dorada es prácticamente todo lo que queda: ha sido renovado y recientemente reabierto al público y todavía hay 32 salas diferentes para explorar.

- "La parte más importante del palacio era un gran rectángulo en la colina de Oppius donde las cuatro partes de las esquinas cubrían los cuatro distritos. El ala este se usaba para recepciones públicas. El ala oeste era la casa de Nerón. Se decía que tenía un comedor circular, que giraba día y noche, inspirado en las revoluciones de la tierra ".

- Cerca de la entrada de la Domus Aurea se encontraba una gigantesca estatua de Nerón, llamada el Coloso Neronis. Tallada por los Zenodoros griegos, ¡era una estatua de bronce que tenía más de 37 metros de altura! La estatua fue considerada una monstruosidad por la mayoría, fue construida a imitación del Coloso de Rodas, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Después del gobierno de Nerón, varios otros emperadores reemplazaron la cabeza del coloso con la suya propia hasta que Adriano la trasladó al Amphitheatrum Flavium. Este edificio tomó el nombre de Coliseo en la Edad Media, llamado así por la estatua exterior. El nombre se quedó y se ha utilizado desde entonces.

- Para decorar su nuevo palacio, Nerón encarceló al mejor pintor de Roma.

- Dentro de los 60 años de su construcción, la Casa Dorada había sido despojada de su fino mármol y fue demolida o enterrada por emperadores posteriores que legitimaron su propio gobierno al destruir las obras de Nerón o hacer uso de sus edificios como cimientos para los suyos.

- El techo de los salones de banquetes contaba con paneles corredizos de marfil para rociar flores y perfumes a los comensales.

La primera imagen aquí, la pintura de las ruinas de la Domus Aurea, muestra la extensión del palacio y sus antiguos jardines en forma de parque. El artista incluyó muchos árboles, colinas cubiertas de hierba y gente paseando por el parque. El palacio se muestra principalmente en ruinas aquí, presumiblemente después de la muerte de Nerón, pero antes de que la mayor parte de la tierra fuera ocupada y construida. Sin embargo, la pintura captura el tamaño y la estructura grandiosos del palacio y crea una imagen muy impresionante.

La segunda imagen no es en realidad de Domus Aurea, sino más bien de cómo se cree que eran los pasillos del palacio. Los restos del palacio están llenos de pasillos altos y arqueados que alguna vez estuvieron cubiertos de oro, murales y gemas. El palacio de Nerón era conocido por su uso innovador de octágonos, arcos y espacios abiertos.

¿En qué momento los romanos y los emperadores decidieron dejar de destruir el palacio de Nerón y en cambio preservarlo? ¿Qué causó este cambio y fue demasiado tarde? ¿Está la parte restante del palacio en forma y estructura lo suficientemente decentes como para mantenerse indefinidamente?

¿Para qué se utilizó todo el espacio del palacio? Leí que solo un ala era residencial y que otra era para reuniones formales, pero ¿qué otras cosas se construyeron en el palacio y por qué? ¿Cuántas personas vivían allí y cuántas se necesitaban para mantenerlo?

El software UW KnowledgeWorks utilizado para crear este sitio fue desarrollado por el Programa para la Transformación Educativa a través de la Tecnología de la Universidad de Washington.


Domus Aurea

El Gran Incendio de Roma, en 64 EC, dejó gran parte de la ciudad en ruinas. En la colina de Oppian, donde solían estar las casas de la élite de Roma, el emperador loco Nerón se construyó un palacio gigantesco conocido como Domus Aurea o Casa Dorada.

A pesar de los detalles extravagantes en los que insistió, Nero nunca vivió en la Domus Aurea a tiempo completo, la casa era estrictamente por placer. ¡Y qué placer hubo! Las paredes con incrustaciones de marfil, acres de mármol del más fino, lagos artificiales, mosaicos que se extendían por los techos y, posiblemente, lo más sorprendente para la época, un techo giratorio del comedor que dejaba caer perfume y pétalos de rosa sobre los invitados que se deleitaban, estaban todos ubicados en el terreno. . "Por fin", Suetonio le dice a Nerón, al mudarse, "estoy empezando a vivir como un ser humano".

La Casa Dorada fue rechazada y despreciada por los sucesores de Nero que vieron el sitio como un símbolo del despilfarro y la arrogancia de Nero. En los años posteriores a su muerte, la Domus Aurea fue rápidamente enterrada bajo nuevas construcciones. Paradójicamente, fue este rápido entierro lo que llevó a la preservación del sitio. Enterrada bajo la vergüenza y siglos de construcción, la cúpula del placer permaneció sin descubrir hasta el siglo XV, cuando un joven cayó por una grieta en la ladera y se encontró en las resonantes cámaras del palacio abandonado de Nerón. Pronto, los más grandes artistas del Renacimiento, Miguel Ángel y Rafael, se bajaron con cuidado a las ruinas de la Casa Dorada, se deslizaron por sus pasillos y cámaras y memorizaron cada detalle de sus intrincados frescos.

Una vez descubierta, la Casa Dorada no podría permanecer en su estado original por mucho tiempo. La humedad y la podredumbre atacaron las delicadas pinturas, y los visitantes descuidados (incluidos Casanova y el Marqués de Sade) rayaron sus nombres en las paredes. Las lluvias eventualmente llevaron al colapso de techos y bóvedas y los frescos que alguna vez fueron brillantes se desvanecieron en contornos embarrados.

Saber antes de ir

La Domus Aurea está abierta para visitas solo los fines de semana, disponible a través del sitio web Coop Culture de Italia, ya que todavía es un sitio arqueológico activo. Las instrucciones para encontrar la entrada son muy escasas, y muchos visitantes han deambulado por el parque Colle Oppio, perdidos en las sombras del Coliseo y otras ruinas antiguas. Para evitar perderse, ingrese al parque en Via Labicana y Via Nicola Salvi, al otro lado de la calle del Coliseo, y no confíe en Google Maps, que lo colocará en la parte trasera de las ruinas y lo obligará a navegar por el parque en busca. de la entrada.


El comedor giratorio del lujoso palacio del emperador Nerón existía realmente

El extravagante palacio del emperador Nerón, la Domus Aurea, que cuenta con unas 300 habitaciones cubiertas de deslumbrante mármol blanco pulido, fue descubierto por primera vez en 2009 por un equipo de arqueólogos franceses e italianos. Recientemente, el lujoso palacio reveló otra sorpresa: un comedor giratorio que una vez sirvió a los ilustres invitados del infame gobernante. Los arqueólogos llamaron a la plataforma giratoria de 2.000 años de antigüedad una de las estructuras más peculiares y sofisticadas de la antigüedad. El descubrimiento confirma una descripción del palacio realizada por el historiador antiguo Suetonio.

Nerón fue emperador de Roma del 54 al 68 d.C. y el último de la dinastía julio-claudiana. Concentró gran parte de su atención en la diplomacia, el comercio y la mejora de la vida cultural del Imperio. Pero también era bien conocido tanto por su tiranía como por su vida extravagante. En el 64 d. ​​C., la mayor parte de Roma fue destruida en el Gran Incendio de Roma, que muchos romanos creían que el propio Nerón había iniciado con el fin de limpiar la tierra para su complejo palaciego planeado. Es infamemente conocido como el Emperador que "tocó el violín mientras Roma ardía" y como un perseguidor temprano de los cristianos. Fue responsable de muchas ejecuciones, incluida la de su madre, su esposa y, muy probablemente, su hermanastro Britannicus.

La construcción del palacio de Nerón comenzó poco después de que el gran incendio destruyera las viviendas aristocráticas en las laderas del monte Palatino. Construida de ladrillo y hormigón en los pocos años transcurridos entre el incendio y el suicidio de Nerón en 68, la extensa hoja de oro que dio nombre a la villa no fue el único elemento extravagante de su decoración: los techos de estuco estaban revestidos con piedras semipreciosas y chapas de marfil. , mientras que las paredes estaban pintadas con frescos, coordinando la decoración en diferentes temas en cada grupo principal de habitaciones.

El historiador Suetonio escribió una vívida descripción del palacio en las 'Vidas de los Césares, Nerón':

Su vestíbulo era lo suficientemente grande como para contener una estatua colosal del emperador de ciento veinte pies de altura y era tan extenso que tenía una columnata triple de una milla de largo. También había un estanque, como un mar, rodeado de edificios que representaban ciudades, además de extensiones de campo, variadas por campos de labranza, viñedos, pastos y bosques, con gran cantidad de animales salvajes y domésticos. En el resto de la casa, todas las partes estaban revestidas de oro y adornadas con gemas y nácar. Había comedores con techos engastados de marfil, cuyos paneles podían girar y derramar flores y estaban equipados con tubos para rociar a los invitados con perfumes. El salón principal de banquetes era circular y giraba constantemente día y noche, como los cielos. Tenía baños provistos de agua de mar y agua azufrada. Cuando el edificio estuvo terminado en este estilo y lo dedicó, no se dignó decir nada más a modo de aprobación que que por fin estaba comenzando a ser alojado como un ser humano.

La descripción parecía tan exagerada que los historiadores de hoy en día dudaban mucho de que reflejara con precisión el palacio real. Sin embargo, el último descubrimiento sugiere que la descripción de Suetonius era al menos parcialmente correcta.

Los arqueólogos estaban excavando en una terraza artificial en la esquina noreste de la colina Palatina de Roma cuando encontraron una torre redonda de 12 metros de altura, con un gran pilar central de cuatro metros de diámetro y 8 pares de arcos que sostienen dos pisos. A lo largo de la parte superior de los arcos superiores, había líneas de agujeros semiesféricos, llenos de arcilla resbaladiza, algo así como las cavidades que se usaban en los grandes barcos para contener cojinetes de bolas primitivos, sobre los cuales se montaban plataformas móviles para transportar cargas pesadas.

La excavación en el Palatino. En primer plano se ven las cimas de los arcos que sostenían el comedor giratorio. Fuente de la foto: Haaretz

Se cree que las líneas de cavidades en la estructura albergaron esferas de metal que sostenían el piso giratorio. En la parte inferior de la torre, los arqueólogos también encontraron indicios de que se había construido un mecanismo en la pared. Los depósitos de calcita en las piedras circundantes sugieren que el movimiento constante del piso puede haber sido impulsado por agua canalizada a través de un sistema de engranajes.

Un modelo reconstructivo del sistema de esferas sobre el que giraba el restaurante giratorio de Nero. Crédito: Francoise Villedieu y Edikom

Maria Antonietta Tomei, arqueóloga y ex funcionaria de la Superintendencia de Arqueología del Ministerio de Cultura, que supervisa la excavación en el Palatino, dijo que el descubrimiento del comedor arroja nueva luz sobre el emperador Nerón. Aunque Nero tiene una reputación terrible, Tomei le dijo a Haaretz. "No era solo una figura negativa". Y ahora, en su opinión, la sofisticación mecánica y arquitectónica de su comedor giratorio resalta su pasión por la ciencia y la tecnología, así como por las artes y la cultura.

Imagen destacada: Se descubrió una estructura de ladrillo que incorpora un pilar durante los trabajos de mantenimiento en el Foro Romano de Roma Foto: EPA


Domus Aurea

Domus Aurea: un enorme palacio construido por Nerón después del incendio del 64 d.C. Ocupó el lugar de la Domus Transitoria (qv), y sus terrenos se extendían desde el Palatino hasta el Esquilino, siendo el punto central un lago artificial (estancamiento) en el valle que luego ocupó por el Coliseo, cuya descripción vale la pena citar en su totalidad

Lee mas:

Vestibulum eius fuit, in quo colossus CXX pedum staret ipsius effigie tanta laxitas, ut porticus triplices miliarias haberet item stagnum maris instar, circumsaeptum aedificiis ad urbium speciem rura insuper, arvis atque vinetis et pascuis silvisque variais perarum multitudine. En ceteris partibus cuncta auro lita, distincta gemmis unionumque [grandes ostras de perlas, cf. conchis erant cenationes laqueatae tabulis eburneis versatilibus, ut flores, fistulatis, ut unguenta desuper spargerentur praecipua cenationum rotunda, quae perpetuo diebus ac noctibus vice mundi circumageretur balineae marinis et albulis fluentes aquis. eius modi domum cum absolutam dedicaret, hactenus comprobavit, ut se diceret quasi p167 hominem tándem habitare coepisse. Tácito también destaca la jardinería paisajística del gran parque en el que se ubicaron los edificios: in qua haud perinde gemmae et aurum miraculo essent. . . quam arva et stagna et in modum solitudinum hinc silvae, inde aperta spacia et prospecto, magistris et machinatoribus Severo et Celere). Cf. Séneca, Ep. XIV.2.15.

El área ocupada está más definida por Martial ( de spect. 2), que escribe en alabanza a Vespasiano:

Hic ubi sidereus propius videt astra coloso

(Ver Coloso Neronis sidereus simplemente significa & # 8216 brillando. & # 8217)

et crescunt media pegmata celsa via,

(quizás el andamio para la construcción del arco de Tito: la explicación habitual de la línea - HJ 17 - en el sentido de que la maquinaria del anfiteatro estaba almacenada en las ruinas del vestíbulo de la Casa Dorada es insatisfactoria - ¿por qué los medios de comunicación? El bloqueo de la Sacra Via por Nero debe haber sido muy impopular y parece extraño almacenar o construir & # 8216pegmata & # 8217 allí.)

invidiosa feri atria radiante regis

(el atrio estaba en la cima del Velia)

unaque iam tota stabat en urbe domus.

[Este es un eco del epigrama citado por Suetonio, Nerón, 39:

erigitur moles, stagna Neronis erant.

Hic ubi miramur velocia munera thermas, [Titianas, q.v.]

abstulerat miseris tecta superbus ager.

Claudia diffusas ubi porticus explícita umbras,

( es decir. la domus Aurea no se extendía más allá del Celiano que el sitio del templo de Claudio (q.v.), que fue comenzado por Agripina, destruido por Nerón y construido de nuevo por Vespasiano). Que no se extendía más allá de la Subura en el norte se desprende del hecho de que el templo del pórtico de Tellus Livia continuó existiendo mientras que en el este el horti Macenatis, ya propiedad de la casa imperial, formaba su límite natural.

Según la estimación de Hülsen & # 8217s, el área así incluida ascendía a • aproximadamente 125 acres, mientras que la del Vaticano, incluido el jardín y S. Peter & # 8217s con su plaza, es de aproximadamente 75 acres. Rivoira, sin embargo, sitúa el área p168 en 370 acres, siendo la de Hyde Parkº 390. Se incrementaría aún más si le agregamos el área de las largas filas de arcadas elevadas a ambos lados de la vía Sacra, que Nero transformado en una monumental avenida de acceso al vestíbulo de su palacio. Mem. Soy. Acad. V.115-126 ver también HFP 49 la arcada norte comenzaba justo al este de la basílica Aemilia Fue interrumpida por la carretera que conduce al este del templo de los Penates, que pasaba por un arco (el llamado arcus Latronis arcus Latronis bajo el esquina noroeste de la basílica de Constantino. El extremo norte del pórtico detrás de él ha sido destruido por la construcción de la basílica. En el sur, el pórtico comenzaba en la Regia y corría hacia el este hasta el comienzo del Cilvus Palantinus ( qv), que a partir de entonces divergió de la vía Sacra en ángulo recto opuesto al centro del vestíbulo de la domus Aurea. Siguió el clivus un poco más allá del final de la vía Nova, hasta el Arcus Domitiani (qv) En el sur el pórtico detrás de la arcada se extendía hasta la vía de la Nova, a cada lado de la cual corría también una arcada. Los restos de estas muy extensas arcadas y pórticos son comparativamente escasos, excepto por sus macizos muros de cimentación (ver Porticus Margaritaria). La mayoría de los bloques de travertino de los pilares han sido robados por buscadores de material de construcción (especialmente en la época de Alejandro VII, º según LR 211), y muy a menudo no queda nada más que sus impresiones en el hormigón de los muros revestidos de ladrillos posteriores, que se construyeron entre ellos cuando los pórticos se utilizaron como horrea. Los bloques hasta ahora atribuidos al arco de Fabii (NS 1882, 222-225) han resultado pertenecer a las arcadas.

La entrada al vestíbulo de la domus Aurea estaba, sin duda, frente a la vía Sacra, aproximadamente en la posición de la fachada de la iglesia de S. Francesca Romana. Debe haber tenido un gran pórtico o peristilo (porque también se le llama atrio), en el centro del cual se encontraba el Coloso (q.v.) una estatua de Nerón • 120 pies de altura. Sin embargo, es innecesario suponer, como hace Weege, que el Porticus Triplices Miliarie (q.v.) debe buscarse aquí. Los pórticos, un paseo varias veces a lo largo del cual (o incluso podemos decir, alrededor del cual) proporcionó un paseo de una milla medida, estaban en gran boga entre los romanos (ver Porticus Miliarensis y Porticus Triumphi.

La construcción del vestíbulo obligó a la Vía Sacra (qv) a cruzar la Velia algo más al sur de lo que lo había hecho hasta ahora (aunque el pavimento de la vía Sacra Augusta se ha encontrado bajo los escalones del templo de Venus y Roma, no tenemos conocimiento de los edificios que ocupaban el sitio del vestíbulo), y esta carretera debe haber estado cerrada al tráfico ordinario después del 64 d.C. Podemos notar que la ruta del triunfo de Nerón en el 68 d.C. no la incluía y el arco de Tito. fue erigido en el único punto posible en Velia. Parece poco probable que el vestíbulo estuviera en ruinas hasta la construcción del templo de Venus y Roma por Adriano (HJ 17), porque sabemos que el Coloso permaneció en su posición original hasta que lo movió.

Más allá del vestíbulo se abría una vista sobre el gran parque descrito anteriormente, y hacia el lago, en cuyo sitio se construyó el Coliseo, que formaba el centro del conjunto: y en el parque que lo rodeaba, además del palacio principal en el noreste, había varios edificios independientes más pequeños, como en Hadrian & # 8217s Villa.

En la propia Velia, al norte del templo de Venus y Roma y al este de la basílica de Constantino, se encuentran restos de edificios ahora cubiertos por un jardín, en los que los arquitectos del siglo XVI (Fra Giocondo? Y Ligorio) vieron dos patios oblongos rodeados de pórticos (Mél. 1891, 161‑167 Archaeologia LI.2 (1888) 498 Mitt. 1892, 289, 291 JRS 1919, 180). Al este, un pequeño ninfeo, adornado con nichos para estatuas y decorado con conchas marinas, fue encontrado en 1895 (NS 1895, 79 BC 1895, 127 LR 361, 362, quien dice que fue en la misma Vigna dei Nobili donde el Se hicieron excavaciones de 1668, en las que se encontró una pintura interesante, quizás representando el puerto de Puteoli. cf. HJ 322 PBS VII.57, No. 2. Que esta pintura no puede ser anterior a mediados del siglo II d.C. se desprende de la aparición en ella del nombre Balineum Faustines). En el Palatino hay que atribuirle los cimientos de hormigón curvos irregulares que cortan los restos de la Domus Transitoria (q.v.) bajo el triclinio del palacio Flavio. En el norte del Coliseo se encontraron restos de los edificios alrededor del estancamiento (NS 1897, 59 aC 1897, 165), y se reconocieron cimientos de otros al cortar el desagüe de S. Clemente al Coliseo3 (ver Castra Misenatium).

Pero el palacio principal estaba situado más al este, en el mons Oppius, sobre la via Labicana, al sur del pórtico Liviae. Se enfrentaba casi al sur y ocupaba un área rectangular de aproximadamente 400 x 200 yardas. El plan no es familiar en Roma. La parte central está construida en forma de P, estando los dos lados inclinados entre sí para encerrar un patio trapezoidal. Las fachadas estaban decoradas con columnatas y en el centro se elevaba una gran sala rectangular (n. ° 60 en los planos), con especial énfasis en ella, como en algunas de las villas romanas representadas en los paisajes pintados en las casas pompeyanas ( cf. esp. Guante. 1911, 73 sqq. , pl. VIII.1). Se han encontrado villas con un plan similar en Val Catena, en la isla de Brioni, cerca de Pola (DO 1907, Beibl. P170 46 1915, Beibl. 133 Swoboda, Römische und Romanische Paläste, 51 sqq. ).

Las alas son desproporcionadamente grandes. Detrás de la fachada del ala oeste hay una hilera de habitaciones largas y comparativamente estrechas, cada una dividida en dos partes por nichos, para que sirvan como triclinia en verano o en invierno. En la parte trasera se abren a un jardín con una fuente en el centro y detrás de él se encuentra nuevamente un criptoporticus alargado y elevado, al comienzo del cual se pueden ver huellas de pavimentos de mosaicos, pertenecientes a casas anteriores en el sitio. El ala este tiene una disposición bastante diferente y no todas las habitaciones han sido despejadas todavía (un plano actualizado del conjunto se encuentra en ZA 136, 137). En uno de ellos (76) vemos el ejemplo más antiguo existente de bóveda de crucería de crucería mientras que otro (84) es interesante por ser de planta octogonal, con una cúpula circular que tiene una abertura en el centro. Parece que esta sala nunca se completó.

Los restos de este palacio, que fueron dañados por un incendio en 104 d.C., fueron cubiertos y rellenados por Trajano (il. 16, en el que el ladrillo del centro pertenece a Nerón, el ladrillo más fino con opus reticulatum, en derecha, habiendo sido agregado por Trajano). El tosco enladrillado de la izquierda es pretrajano, pero de edad incierta), que erigió sobre ellos sus enormes termas y, por tanto, han llegado hasta nosotros en muy buen estado de conservación, sobre todo en lo que respecta a las pinturas, aunque las del El ala oeste, que se ha abierto más completamente, ha perecido desde su descubrimiento en 1811, mientras que las del ala este, aunque conocidas mucho antes, han estado mucho menos expuestas al aire. De hecho, las ruinas se conocen desde principios del Renacimiento y fueron visitadas por muchos de los artistas de la época y por sus sucesores hasta principios del siglo XIX. En realidad, se conservan muchas de sus firmas, incluida la de Giovanni da Udine, el asistente de Rafael en la Loggia del Vaticano y en otros lugares (Jahrb. D. Inst. 1913, 140-158). Las pinturas son todas ellas a pequeña escala (il. 21), con figuritas pintadas o en relieve de estuco, a menudo con marcos de estuco, y siempre debieron de ser difíciles de ver en las altísimas habitaciones de la Casa Dorada, a lo que , aunque bastante adecuado para • & # 8217columbaria, & # 8217, este estilo de decoración nos parece singularmente mal adaptado durante la ejecución, excepto en unas pocas habitaciones (que en el centro de todo el edificio con el techo conocido como & # 8216 Volta Dorata & # 8217 (Ill.22), y aquella en la que se encontró el Laocoonte - Nos. 60, 80 en los planos), es decididamente inferior a lo que deberíamos esperar de lo que Plinio nos dice del artista que fue responsable de ellos. , aunque sin duda, como Rafael, tuvo numerosos asistentes: fuit et nuper gravis ac severus idemque floridissimus pictor Famulus (por lo que los manuscritos los editores prefieren Amulius o Fabullus para el nombre cf. D. Haterius Famulus (CILIII.7167 RhM 1927, 326). Véase también RE VI.1985.). . . paucis diei horis pingebat, id quoque cum gravitate, quod semper p171 togatus, quamquam in machinis. carcer eius artis domus aurea fuit, et ideo non extant exempla alia magnopere).

Para obtener reproducciones y un estudio cuidadoso de los numerosos dibujos y grabados de estas pinturas, consulte Weege en Jahrb. D. Inst. 1913, 127-244 y Ant. Denk. III.14‑18 cf. también BC 1895, 174‑181 cf. PBS VII.14 sqq. (donde la leyenda Palazzo di Tito es muy a menudo incorrecto) VIII.35‑51 Mitt. 1911, 145-147 1927, 66 Mem. Soy. Acad. IV.39, 40.

El gran embalse conocido como Sette Sale, que en realidad consta de nueve grandes cámaras una al lado de la otra, también perteneció originalmente a la Casa Dorada, como lo muestra su construcción y orientación, aunque más tarde se hizo para servir las termas de Trajano. Aparentemente, se construyeron habitaciones encima de él (& # 8216 estas bóvedas tenían edificios sobre ellas, porque encontramos en la parte superior pavimento de mosaico, & # 8217 Pococke, BM Add. MSS. 22980, f.15v, 16v escribiendo alrededor de 1730) .

En cuanto a la decoración interior, se nos cuenta que Nerón recogió cientos de obras de arte de todo el mundo para el adorno del palacio, quien, tras describir unas 365 estatuas griegas, asegura que las mejores de ellas habían sido utilizadas para este propósito. ). Por lo demás, los mármoles de colores fueron eliminados en gran parte por Trajano y las gemas y perlas mencionadas por Suetonio parecen haber compartido su destino. Tampoco han salido a la luz todavía los comedores, que él describe, con sus techos de placas de marfil, a través de los cuales se podían esparcir flores, o perforar con tubos para rociar perfumes, y menos el circular que giraba continuamente día y noche. Tampoco se han reconocido rastros de agua salada o sulfurosa en los canales y tuberías. O hay mucho más por encontrar, o su relato es algo exagerado. Pero el palacio es suficientemente interesante como está.

En el momento de la muerte de Nero & # 8217, la Casa Dorada no se completó ( p.ej. el criptoporticus en el ala oeste solo tenía el techo pintado, las paredes solo habían sido enlucidas toscamente y el pavimento aún no estaba colocado), y Otho asignó de inmediato una gran suma (50,000,000 de sestercios, o £ 500,000 para su terminación (Suet. Otho 7). Se dice que Vitelio y su esposa lo ridiculizaron por ser mezquino y carente de consuelo, pero esto puede haber sido solo un chisme.

Vespasiano y sus sucesores, que sabían lo impopular que había sido su construcción, rivalizaron entre sí para restaurar su sitio para usos públicos. en illa invisa et spoliis civium exstructa domo, y las dos últimas líneas del epigrama Martial & # 8217s después de su destrucción, el resto de los cuales ya hemos citado:

Él mismo comenzó por drenar el lago en el centro del parque y erigir el Coliseo en su sitio, restaurando así las calles del barrio entero p172 para uso público una vez más. Las obras de arte que Nerón había recogido en la Casa Dorada fueron dedicadas por Vespasiano en el templo de la Paz y otros edificios erigidos por él ex omnibus quae rettuli clarissima quaeque iam sunt dicata a Vespasiano principe en el templo Pacis aliisque eius operibus, violetia Neronis en urbem convecta et in sellariis domus aureae disposita).


Contenido

La construcción de la iglesia se inició en 327, durante el reinado de Constantino el Grande, [1] y se completó bajo Constancio II. La nueva iglesia fue dedicada en una ceremonia el 6 de enero de 341, en presencia de Constante y Constancio II y una reunión de noventa y siete obispos, que formaron el concilio de dedicación. [2] Fue construido en la isla entre los dos ramales principales del río Orontes, donde se encontraba el Palacio Imperial. No ha sido posible establecer el sitio de la iglesia con mayor certeza. [3]

La única representación posible conocida de la Domus Aurea es el Mosaico Megalopsychia Hunt, o "mosaico Yakto", de la segunda mitad del siglo V, [4] encontrado en el antiguo suburbio de Antioquía, Daphne (Yakto). Parte del borde de esta escena de caza muestra edificios de Antioquía, incluidos los que se interpretan como el Palacio Imperial y la Domus Aurea. Aunque hay un edificio octogonal en parte de la frontera, no se sabe si representa la gran iglesia o si la relación con otros edificios se puede utilizar para identificar su ubicación en la isla. [3] En ausencia de evidencia pictórica definitiva, es necesario basarse en descripciones escritas del edificio. Eusebio en su Vida de Constantino, describe la Domus Aurea como de planta octogonal, ubicada en un gran recinto, con muchas cámaras agrupadas a su alrededor. El techo abovedado, que era de madera, [5] alcanzaba una gran altura y estaba dorado por dentro. The floor consisted of polished marble and every part of the building was highly decorated with brass, gold and precious stones. It has been proposed that it was similar in structure to the Basilica of San Vitale in Ravenna, which was built in 540. [6]

Julian moved to Antioch in 362, soon after becoming the sole ruler of the eastern empire, following the death of Constantius II. He was the last non-Christian ruler of the Roman Empire, and chose Antioch as his headquarters, partly to lay plans for his proposed campaign against the Persians and partly to further his attempt to restore the eastern empire to Hellenism. He had the body of Saint Babylas removed from the martyrium near the temple of Apollo at Daphne, because he thought that it had silenced the oracle of Apollo. When the temple burned down, shortly thereafter, Julian was furious, suspecting the Christians and in response closed the Great Church, removing its liturgical vessels. This act effectively brought his attempts to restore Hellenism in Antioch to an end. [7]

The earthquake of late May 526 badly damaged the great church, but still left it standing. [8] However, seven days later the fires that had been burning since the earthquake struck finally destroyed the church. [9] The great church was rebuilt by Ephraim, the comes Orientis, and partly for that reason he was persuaded to become the new Patriarch of Antioch in 528. On 29 November 528 another earthquake struck the city and the great church was again destroyed. It was again rebuilt by Ephraim, being rededicated in 537/538, only for it to be destroyed by fire once more in 540 A.D. when Antioch was burned by the invading Persians under Chosroes I. It was rebuilt for the last time by Justinian I, but was damaged by earthquakes in 551, 557 and 577, giving a northward tilt to the dome. [5]

The final destruction of the great church occurred on 31 October 588 (or possibly 587), when Antioch was again struck by a major earthquake. It is said that although the rest of the church was destroyed, that the dome settled on the ruins in an upright position. After this earthquake it appears that no attempt was made to reconstruct the great church. This is in keeping with indications that the area in which it stood had become mainly uninhabited by that time, because Antioch was no longer an imperial residence of the Eastern Roman/Byzantine Empire and the island was no longer enclosed by the city walls. [5]


На главную страницу

"The Emperor Nero's newly restored Domus Aurea (Golden House) created ca. 64-68 CE. In June 1999, 32 of the palace’s 150 remaining rooms were opened to the public after a two-decade-long restoration project. Areas of frescoes were cleaned of thick salt deposits, and measures were implemented to control threats from the environment"

"In the years that followed the Domus Aurea continued to be plagued by major problems. The site was closed to the public in 2001 due to concerns about its structural stability, and after its reopening it was closed again in 2005 and 2008. In March 2010, a large part of a vault above one of the galleries collapsed following a period of heavy rainfall. The site’s fortune began to turn when an appeal was made for its restoration in 2012. The project is currently ongoing, and since October 2014 visitors have been allowed access to the site on guided weekend tours. In January 2016, €13 million were allocated to the conservation work from the Italian government. The restoration was sceduled to be completed in 2018"

Source: "World Monuments Fund" (2016) - the "Watch" or division that scrutinise the importance of what ancient moments need repair, restoration or reconstruction.


The Domus Aurea: From the Ashes of Rome, Nero’s ‘Golden House’

Ruins of the Domus Aurea / Photo by Matthias Kabel, Wikimedia Commons

The Domus Aurea (Golden House), located between the Esquiline and Palatine Hills, was one of Nero’s most extravagant projects.

By Mariano Akerman
Art Historian

los Domus Aurea (Latin, “Golden House”) was a large landscaped portico villa built by the Emperor Nero in the heart of ancient Rome, after the great fire in 64 C.E. had cleared away the aristocratic dwellings on the slopes of the Palatine Hill. The pleasure villa had hundreds of rooms, gardens and artificial lakes. His architectural complex was built on some 300 acres (1.2 km2).

Built of brick and concrete in the few years between the fire and Nero’s suicide in 68, the extensive gold leaf that gave the villa its name was not the only extravagant element of its decor: stuccoed ceilings were faced with semi-precious stones and ivory veneers, while the walls were frescoed, coordinating the decoration into different themes in each major group of rooms.

The Golden House was designed as a place of entertainment, as shown by the presence of 300 rooms without any sleeping quarter. Nero’s own palace remained on the Quirinal Hill. Strangely, no kitchens or latrines have been discovered yet either.

Frescoes covered every surface that was not more richly finished. The main artist was Fabullus. Fresco technique, working on damp plaster, demands a speedy and sure touch: Fabullus and assistants from his studio covered a spectacular amount of wall area with frescoes. Plinio el Viejo, en su Historia Natural (77 CE.), recounts how Fabullus went for only a few hours each day to the Golden House, to work while the light was right. The swiftness of Fabullus’s execution gives a wonderful unity and astonishing delicacy to his compositions.


Roman wall painting. Fabullus, Decorations in fantasy style, 1st century CE. Fresco detail. Domus Aurea, Rome
View of the cryptoporticus with illusionistic candelabra and figures from the Domus Aurea (Golden House of Nero), Rome (German Archaeological Institute, Rome).
Fabullus, Decorations in the 4th Pompeyan Style, 1st century CE. Domus Aura, Rome
Fresco details from the Domus Aurea of Nero, Rome

The Domus Aurea (Golden House), located between the Esquiline and Palatine Hills, was one of Nero’s most extravagant projects. As everybody knows, two-thirds of the city of Rome were destroyed by a great fire in 64 AD. Nero used most of this land as a site for his new complex, which was not so much a palace as a series of buildings scattered over a landscaped “countryside”, including an artificial lake. The main building was extravagantly crafted, and boasted rooms and hallways decorated almost entirely in gold. In the case of the Domus, we know the names of the architects in charge of the project, Severus and Celer, and that of Fabullus, the painter who decorated many rooms.

One of the most visible features of the Domus Aurea was the Colossus Neronis: a 36 meter (120 ft) high bronze statue of Nero placed just outside the entrance. This monstrosity was built in imitation of the Colossus of Rhodes, one of the Seven Wonders of the Ancient World.

The area of the property was 985 feet long by 295 feet in width or depth. Among the other things there was an amphitheatre, a market, and bath-gymnasium complex, served by an aqueduct 75 Km (50 miles) long. Baths were served by a flow of both salted water and sulphurous one from the Albulae springs near Tivoli. Upon the Caelian Hill there were beautiful gardens, zoos, woods and parks where all kinds of animals roamed. There were hundreds of statues, grottoes, fountains, nymphaeums, porticoes painted with romantic landscapes multiple waterfalls flowed all over. The lake – where the Colosseum was later built – was surrounded by woods and fake sea villages, and it was so big that ships could manoeuvre in it. The rooms of the palace were decorated with rare stones and mother of pearl in the banquet rooms the guests were inundated by flowers and perfumes from the ivory ceilings. One of the most famous of these rooms featured a circular roof painted with the stars and the planets, that revolved mechanically imitating the movement of the stars.

After the death of Nero, Vespasian reopened the property to the public, and the palaces of Nero were destroyed or recycled. The building we call Domus Aurea was covered by earth and on top of it were built around 80 AD great public baths called the Baths of Titus. Later on, from 104 to 109, Emperor Trajan built another massive complex of baths, dwarfing Titus’ complex, the ruins of which can still be seen in the park of Colle Oppio. Enormous foundations were placed in the palace of Nero to support the new buildings, and this also helped to preserve what remained of the Domus. The ruins of the Domus were rediscovered by the artists in the XV century, and its paintings became a source of inspiration for many of them (e.g. Raphael in his decoration of the Logge Vaticane). Many of them left their graffiti on the walls. The Domus Aurea was then called “le grotte”, and this seems to be the origin of the term “grottesco” (grotesque) for that particular style of painting.


Roman mosaic. Border with half-figure and grotesque head from the Baths of Trajan, Acholla, early 2nd century CE. Bardo Museum, Tunis (Photo by P. Perkins)
Roman mosaic from Carthage, Tunisia. Bardo Museum, Tunis

It can be seen most obviously in Raphael’s decoration for the loggias in the Vatican, and the white walls, delicate swags, and bands of frieze, framed reserves containing figures and landscapes, which have returned at intervals ever since, notably in late 18th century Neoclassicism, making Fabullus one of the most influential painters in the history of art.

After Nero’s suicide, the complex was stripped of valuables, filled in with earth, and buried for over 1500 years, until it was accidentally discovered by a boy who fell into a hole in the earth.

as the remains of the Domus Aurea were discovered under the Esquiline hill in Rome, artists including Raphael lowered themselves down on ropes into its subterranean painted galleries. The Renaissance frescoes this opulent palace inspired – all fantastical foliage, masks and satyrs – was called “grotesque” from grotto (cave) because the underground corridors were like caverns.

The strange ornamental designs that were found there featured elaborate fantasies with symmetrical anatomical impossibilities, small beasts, stylised human heads, and delicately-traced, indeterminate foliage all merged into one unified decorative whole.

Sixteen rooms of the Domus Aurea were discovered during the first systematic excavations carried out by Pope Clement XIII. Parts of the Domus —known then as Nero’s grotte— were known prior to Clement’s initiative.

The effect of the Domus Aurea frescoes on Renaissance artists was instant and profound. Its imagery was copied incessantly by Pinturicchio, Ghirlandaio, and Raphael.

In the late seventeenth century, Pietro Sante Bartoli uncovered other rooms of the Neronian complex and published a series of drawings based on these decorative motifs. The full luxury of Nero’s Domus was unveiled between 1758 and 1769. An album of sixty etchings was published by the antiquarian Mirri in 1774, together with drawings and watercolor engravings by other artists.


Ver el vídeo: Ancient Roman Homes of the Rich 2014 (Agosto 2022).