Podcasts de historia

¿Cómo ayudaron los chinos a Jruschov?

¿Cómo ayudaron los chinos a Jruschov?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Leí esto en la fuente citada en esta respuesta.

Inicialmente, la ayuda soviética en el programa nuclear de China se limitó al campo de la energía nuclear civil. Sin embargo, la actitud de Moscú cambió en 1957 cuando Jruschov necesitó el apoyo de los líderes del PCCh para lidiar con la lucha política dentro de su propio partido. A cambio, Moscú firmó un acuerdo integral de transferencia de tecnología de armas con Beijing en octubre de 1957 que incluía la provisión de asistencia nuclear soviética adicional, así como el suministro de algunos misiles tierra-tierra, tierra-aire y antibuque. sinodefense.com

La pregunta es: ¿qué podría hacer el PCCh por Khrushchev en sus luchas de poder interal?


Una de las principales preocupaciones de Khruschev durante su mandato fue la reforma agrícola, que se basaba en su deseo de ver a los ciudadanos soviéticos "vivir mejor" o al menos "comer mejor".

Irónicamente, el "Gran Salto Adelante" de 1957 de China fue parte de ese programa. La idea de China era enviar alimentos "excedentes" a la Unión Soviética a cambio de ayuda en el desarrollo "industrial", especialmente su programa nuclear. En esencia, Mao repitió el programa de Stalin de 1933 de "industrialización forzada", matando de hambre a sus campesinos para alimentar a los trabajadores soviéticos y esperando "reactivar" su programa de industrialización.

El beneficio para Khruschev fue que podría alimentar mejor a su propia gente (a expensas de los campesinos chinos). Los chinos pronto tuvieron "remordimientos de compradores" porque sintieron que Jruschov los "traicionó" con respecto a los programas de industrialización y nuclear, lo que llevó a la amargura de la "división" chino-soviética alrededor de 1960.

Soy hijo de inmigrantes chinos. Los familiares de China hablarían sobre el "Gran Salto" en las reuniones celebradas en Estados Unidos después de su partida. Conclusión (alrededor de 1980): "Solíamos pensar que los rusos eran nuestros amigos, pero en realidad son nuestros enemigos. Solíamos pensar que los estadounidenses eran nuestros enemigos, pero en comparación son amigos".


Negarse a apoyar al bloque antipartido, reduciendo así el apoyo al bloque antipartido en el comité político. Véase el libro de Granville, El primer dominó: toma de decisiones internacionales durante la crisis húngara de 1956 para ver un ejemplo de la vida dentro de los partidos durante una crisis en 56/57.


La era de Jruschov (1953-1964)

Después de la muerte de Stalin en 1953, se produjo una lucha de poder por el liderazgo, que fue ganada por Nikita Khrushchev. Sus decisiones históricas en política exterior y programas domésticos cambiaron marcadamente la dirección de la Unión Soviética, trayendo distensión con Occidente y una relajación de los controles rígidos dentro del país. Jruschov, que se elevó bajo Stalin como especialista en agricultura, era un ruso que había crecido en Ucrania. Durante su reinado, los ucranianos prosperaron en Moscú. Dio por sentado que los rusos tenían el derecho natural de instruir a los nacionales menos afortunados. Esto fue especialmente evidente en las repúblicas no eslavas de la U.R.S.S. y en el este y sureste de Europa. Sus políticas de nacionalidad revirtieron las políticas represivas de Stalin. Agarró la ortiga de las nacionalidades deportadas y rehabilitó a casi todas. Las acusaciones de deslealtad que Stalin les hizo fueron declaradas falsas. Esto permitió que muchas nacionalidades regresaran a sus países de origen dentro de Rusia, siendo los alemanes del Volga una excepción notable. (Sus tierras habían sido ocupadas por rusos que, temiendo la competencia de los alemanes, se opusieron a su regreso). A los tártaros de Crimea tampoco se les permitió regresar a su territorio de origen. Su situación se complicó por el hecho de que rusos y ucranianos los habían reemplazado en Crimea, y en 1954 Jruschov hizo de Ucrania un regalo de Crimea. Jruschov acató la teoría de la nacionalidad que sugería que todos los grupos nacionales soviéticos se acercarían más y eventualmente se fusionarían. Los rusos, por supuesto, serían el grupo dominante. La teoría estaba profundamente equivocada. De hecho, hubo un florecimiento de culturas nacionales durante la administración de Jruschov, así como una expansión de las élites técnicas y culturales.

Jruschov buscó promocionarse a sí mismo a través de su política agrícola. Como jefe del Secretariado del partido (que dirigía los asuntos cotidianos de la maquinaria del partido) después de la muerte de Stalin, podía utilizar ese vehículo para promover sus campañas. Pravda ("Truth"), el periódico del partido, le sirvió de portavoz. Su principal oponente en la búsqueda del poder, Georgy M. Malenkov, era experto en administración y encabezaba el gobierno. Izvestiya ("Noticias de los Consejos de Diputados del Pueblo Trabajador de la U.R.S.S."), el periódico del gobierno, era el principal medio de comunicación de Malenkov. La política agrícola de Jruschov incluía un plan audaz para expandir rápidamente la superficie sembrada de cereales. Eligió implementar esta política en tierras vírgenes en el norte del Cáucaso y el oeste de Siberia, ubicadas tanto en Rusia como en el norte de Kazajstán. La dirección del partido kazajo no estaba enamorada de la idea, ya que no querían más rusos en su república. El liderazgo kazajo fue destituido y el nuevo primer secretario fue nombrado por Malenkov y pronto fue reemplazado por Leonid I. Brezhnev, un protegido de Jruschov que finalmente reemplazó a Jrushchov como líder soviético. Miles de jóvenes comunistas llegaron a Kazajstán para cultivar donde antes no se había cultivado ninguno.

El llamado "discurso secreto" de Jruschov en el XX Congreso del Partido en 1956 tuvo efectos de gran alcance tanto en la política exterior como en la nacional. Al denunciar a Stalin, destruyó sustancialmente la infalibilidad del partido. El congreso también formuló reformas ideológicas que suavizaron la política exterior de línea dura del partido. La desestalinización tuvo consecuencias inesperadas, especialmente en el este y sureste de Europa en 1956, donde los disturbios se generalizaron. El levantamiento húngaro de ese año fue brutalmente reprimido, y Yury V. Andropov, el principal representante de Moscú en Budapest, reveló un talento considerable para el doble juego. (Le había prometido un salvoconducto a Imre Nagy, el líder húngaro, pero permitió, o dispuso, el arresto de Nagy). Los acontecimientos en Hungría y en otros lugares avivaron los fuegos antirrusos.

Jruschov tuvo fracasos y triunfos similares en política exterior fuera de la esfera de Europa del Este. Los éxitos en la exploración espacial bajo su régimen trajeron un gran aplauso para Rusia. Jruschov mejoró las relaciones con Occidente, estableciendo una política de coexistencia pacífica que finalmente condujo a la firma del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares de 1963. Pero a veces era excéntrico y directo, rasgos que a veces negaban su propia diplomacia. En una ocasión apareció en las Naciones Unidas y, en su discurso, enfatizó su punto golpeando un zapato en su escritorio. Tal conducta tendía a reforzar ciertos prejuicios occidentales sobre el comportamiento campesino y torpe de los líderes soviéticos y dañaba la imagen rusa en el exterior. Los comentarios despreocupados de Khrushchev ocasionalmente causaron disturbios masivos en el mundo. Le dijo a Estados Unidos: "Los enterraremos", y se jactó de que sus cohetes podrían alcanzar una mosca sobre Estados Unidos, declaraciones que se sumaron a la alarma de los estadounidenses, que posteriormente aumentaron su presupuesto de defensa. Por lo tanto, resultó ser su peor enemigo, acelerando la carrera armamentista con Estados Unidos en lugar de desacelerarla, que era su objetivo subyacente. Su política alarmantemente arriesgada de instalar armas nucleares en Cuba para que los comandantes soviéticos locales las usaran si percibieran que los estadounidenses estaban atacando llevó al mundo aparentemente al borde de una guerra nuclear.

Jruschov era un patriota que realmente quería mejorar la suerte de todos los ciudadanos soviéticos. Bajo su liderazgo hubo un deshielo cultural, y los escritores rusos que habían sido reprimidos comenzaron a publicar nuevamente. Las ideas occidentales sobre la democracia comenzaron a penetrar en universidades y academias. Estos iban a dejar su huella en toda una generación de rusos, sobre todo Mikhail Gorbachev, quien más tarde se convirtió en el último líder de la Unión Soviética. Jruschov había alejado a la Unión Soviética del duro período de Stalin. Bajo su gobierno, Rusia continuó dominando la unión, pero con una preocupación considerablemente mayor por las minorías. Sin embargo, los problemas económicos continuaron plagando al sindicato. Jruschov intentó reformar los ministerios de industria y sus empresas subordinadas, pero fracasó. Descubrió que se habían desarrollado redes políticas industriales y locales, lo que dificultaba mucho a la autoridad central imponer su voluntad. Bajo su mando se produjo una disipación gradual del poder de Moscú a las provincias. Esto fortaleció las regiones rusas. La política agrícola, que tuvo éxito durante algunos años, finalmente fue víctima de años de escasez de sequía, lo que provocó un descontento generalizado.


El apoyo de Rusia a India vis a vis China tiene sus raíces en la historia de Jruschov y Mao

El retrato del difunto líder del Partido Comunista Mao Zedong en Beijing, China.

Sinopsis

NUEVA DELHI: La posición de Rusia y # x27 frente a la beligerancia de China en Eurasia, particularmente en las fronteras del Himalaya contiguas a la India, se remonta a la década de 1950, cuando el entonces líder soviético Nikita Khrushchev tuvo un acalorado debate con el supremo chino Mao en 1959 sobre el trato recibido por el Dalai. Lama y agresión contra la India.

Una de las razones clave de la división chino-soviética fue la postura agresiva del Partido Comunista Chino en la región euroasiática. En 1959, cuando Jruschov, junto con los principales líderes soviéticos, visitó Pekín, las dos partes tuvieron una acalorada guerra de palabras sobre la situación en el Tíbet y el asesinato de soldados indios por parte del EPL, según los registros históricos.

La visita de Jruschov a China se produjo pocos meses después de que el Dalai Lama huyera a la India. Se celebró una reunión durante la visita entre Jruschov, M.A. Suslov (estadista soviético y líder superior del partido) y A.A. Gromyko (Ministro de Relaciones Exteriores) - del lado soviético y Mao, el primer ministro Zhou Enlai y Chen Yi (Ministro de Relaciones Exteriores) entre otros del lado chino.

Jruschov le dijo a Mao de manera contundente: “Has tenido buenas relaciones con la India durante muchos años. De repente, aquí hay un incidente sangriento, como resultado del cual [el primer ministro indio Jawaharlal] Nehru se encontró en una posición muy difícil ... Si me deja, le diré lo que un invitado no debe decir: los eventos en el Tíbet son su culpa. Usted gobernó en el Tíbet (西藏), debería haber tenido sus [agencias] de inteligencia allí y debería haber sabido sobre los planes e intenciones del Dalai Lama ".

Contradiciendo al líder soviético, Mao dijo: “Nehru también dice que los eventos en el Tíbet [fueron] culpa nuestra. Además, se publicó una declaración de TASS sobre el tema del conflicto con India y apoyó a India.

Jruschov declaró que sería "estúpido" por parte de la Unión Soviética apoyar a China en el conflicto con India y que Beijing no tiene contacto con la población común en el Tíbet. Te equivocaste al dejar ir al Dalai Lama. Si le da la oportunidad de huir a la India, ¿qué tiene que ver Nehru con eso? Creemos que los eventos en el Tíbet son culpa del Partido Comunista de China, no de Nehru ".

Según los informes, Mao no estuvo de acuerdo. Pero Jruschov cuestionó la justificación del EPL para matar a soldados indios e incluso afirmó que solo los soldados indios perdieron la vida.

Cuando Chen Yi durante el transcurso de la reunión declaró que estaban indignados por los comentarios de Jrushchov & # x27 de que el agravamiento de la relación con India era culpa de China & # x27, el líder soviético respondió diciendo: "Debemos apoyar a Nehru para que lo ayude a mantenerse en el poder. . "

Jruschov continuó diciendo: “Si nos considera servidores del tiempo, camarada Chen Yi, entonces no me ofrezca la mano. No lo aceptaré. No podemos dejarnos intimidar ".

Tres años más tarde, India y China libraron una guerra y helicópteros provistos por la Unión Soviética estaban en acción en el sector de Ladakh. Jruschov también estaba buscando formas de apoyar a la India durante esa guerra.

Descargue la aplicación Economic Times News para obtener actualizaciones diarias del mercado y noticias comerciales en vivo.


¿Nikita Khrushchev realmente se golpeó el zapato en desafío en la ONU?

En octubre de 1960, el exlíder soviético Nikita Khrushchev, en un verdadero paroxismo de ira incontenible, golpeó con fuerza su zapato contra un escritorio en las Naciones Unidas para oponerse a un discurso crítico de su nación. O eso dice la historia.

La imagen del Jrushchov con la cara enrojecida y tempestuosa (bueno, para ser estrictamente exactos, nunca se registró ninguna imagen del famoso incidente de golpes de zapatos, por lo que toda la parte enrojecida y tempestuosa puede no estar completamente relacionada con el dinero) se convirtió en, para muchos, la imagen de la Unión Soviética en ese momento. Enfadado. Potente. Quizás un poco peligroso. Quizás un poco al límite. La Guerra Fría estaba en su punto más álgido, bajo cero más frío en ese momento. Para los estadounidenses paranoicos con fobia a Rusia, un soviético enojado, especialmente uno tan descarado como para usar su holgazán como un verdadero martillo, era francamente aterrador.

Desafortunadamente, especialmente si disfrutas de un buen drama de la Guerra Fría, el asunto de los golpes de zapatos puede ser más histriónico que histórico. Más exageración que exactitud. En cuanto a los hechos verificables, la historia de Khrushchev y su zapato en la ONU es notable principalmente por una razón: su falta de pruebas.

"Mi posición personal es que es demasiado bueno para ser verdad, y si alguna vez hubiera sucedido, habríamos tenido más corroboración, más testigos y probablemente fotografías, porque este es el tipo de cosas que se captan en las cámaras", dice Anton Fedyashin. profesor de historia en la American University en Washington DC y ex director del Instituto Carmel de Cultura e Historia Rusa de la escuela. "Así que en lo que respecta al episodio de golpes de zapatos, per se, no creo que haya sucedido nunca".

¿Pero sabes que? Incluso si no sucedió, incluso si el cuero de los zapatos soviéticos nunca llegó al podio (o escritorio o atril o donde sea), podría haberlo hecho.

Esa historia, verdadera o no, es taaaan Jruschov.

La historia detrás de la historia (¿falsa?)

En octubre de 1960, The New York Times publicó un artículo sobre una sesión de la ONU que fue un desastre certificable y digno de primera plana. El encabezado:

Un subtítulo declarado inequívocamente:

La historia, escrita por Benjamin Welles, detalla los detalles en su primer párrafo:

Según el informe, Lorenzo Sumulong, miembro de la delegación de Filipinas, estaba acusando a los soviéticos de "devorar" partes de Europa del Este cuando Jruschov hizo erupción. El informe también incluía una fotografía de Khrushchev, sentado en el escritorio de su delegado, con un zapato claramente encima (ver imagen a continuación).

Importante tener en cuenta: The Times no tenga una foto de él sosteniendo el zapato. O golpeándolo.

El politólogo William Taubman, que ha escrito o editado al menos tres libros sobre Jrushchov, incluida una biografía de 2003, & quot; Jrushchov: El hombre y su era & quot; escribió un artículo para The Times en 2003 que incluía varias entrevistas de los que rodeaban a Jrushchov ese día. y sus recuerdos de los eventos (o no eventos). Otro reportero del Times dijo que nunca sucedió. Un general de la KGB dijo que sí. Un miembro del personal de la ONU dijo que no. El intérprete de Jruschov dijo que sí. Otros dijeron que no.

El registro oficial de la ONU no es concluyente. La revista Time publicó una foto del incidente, aunque fue manipulada. PolitiFact del Instituto Poynter abordó el tema y la sugerencia posterior de que podría haber estado involucrado un tercer zapato, pero descubrió que los golpes de zapatos nunca ocurrieron. Otros medios también han derribado la historia.

Se sabía que Jruschov golpeaba los puños en atriles y escritorios en ocasiones. Pero un fotógrafo presente en el momento del presunto golpe de zapatos, entrevistado por Taubman, estaba convencido de que el zapato a la mesa nunca sucedió.

¿Le dio un puñetazo a la ONU? Sí, lo hizo, porque de eso tenemos imágenes ", dice Fedyashin. "Tengo la sensación de que todo este incidente con los zapatos ha sido una especie de enrollado, por mentes imaginativas y lenguas aún más imaginativas, junto con los golpes de puños. Así que sí. [Eso] habría estado perfectamente en el personaje & quot.

El carácter de Jruschov

En 1953, Jruschov asumió el poder en la Unión Soviética después del sangriento reinado de Joseph Stalin, heredando un país que ya estaba en desacuerdo con su aliado de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos. Lo que estaba en juego era nada menos que la cosmovisión de qué país proporcionaba un mejor camino para su gente: la Unión Soviética y el socialismo o los Estados Unidos y su versión de la democracia.

Para muchos países emergentes que buscan un camino hacia la modernización, el socialismo o la democracia, la respuesta no fue tan clara como podría parecer ahora en Occidente. En general, Jruschov estaba mejorando su país, haciéndolo pasar por la desestalinización, liberando prisioneros y aliviando la censura. Incluso entonces China estaba emergiendo como una potencia potencial después de volverse comunista. Estados Unidos había luchado contra el comunismo hasta un empate en la Guerra de Corea (que terminó en 1953).

En 1957, los soviéticos sorprendieron al mundo con el lanzamiento del primer satélite terrestre, el Sputnik, y lo siguieron en 1961 con el primer vuelo espacial tripulado. Mientras tanto, el mundo observó en 1957 cómo el ejército estadounidense se vio obligado a ayudar a integrar una escuela secundaria en Arkansas para cumplir con un nuevo fallo de la Corte Suprema.

"Imagínese si es africano y lo está viendo", dice Fedyashin. & quot¿Qué camino hacia la modernización es más probable que sigas? & quot

El escenario estaba preparado para un hombre impetuoso del pueblo como Khrushchev, un líder en gran parte sin educación al que le daban ataques de ira y calidez. Jruschov era un hombre cuyo discurso a menudo común le hizo querer (al menos a algunos) de su pueblo, alguien cuya fe en el socialismo era genuina y alguien que estaba ansioso por mostrar su fuerza, y la de la Unión Soviética, al mundo.

El escenario de Jruschov fueron las Naciones Unidas. "Este, durante la Guerra Fría, fue el gran teatro de la competencia", dice Fedyashin.

"En lo que respecta al enfrentamiento entre las superpotencias, realmente hizo todo lo posible para compensar sus debilidades y las de la Unión Soviética proyectando una especie de confianza, poder, virilidad y certeza en uno mismo", agrega. "Y esto lo llevó de vez en cuando a cambiar de este tipo de modo inclusivo, pacífico y de coexistencia a estas amenazas ocasionales contra Occidente, y una especie de desafíos abiertos, estas locas apuestas".

¿Como golpear un zapato? ¿Quizás?

HowStuffWorks puede ganar una pequeña comisión de los enlaces de afiliados en este artículo.

Jrushchov finalmente se deshizo como líder de la Unión Soviética por las disputas dentro del Partido Comunista y su torpeza en la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962. En 1964, fue expulsado de su papel en el gobierno y el partido. Jruschov murió de un infarto, a los 77 años, en 1971.


Contenido

El término desestalinización es uno que ganó moneda tanto en Rusia como en el mundo occidental tras el colapso de la Unión Soviética, pero nunca se utilizó durante la era de Jruschov. Sin embargo, los esfuerzos de desestalinización fueron presentados en este momento por Nikita Khrushchev y el gobierno de la Unión Soviética bajo el disfraz de "superación / exposición del culto a la personalidad", con una fuerte crítica de la "era del culto de Joseph Stalin". de personalidad ". [2] Sin embargo, antes del "Discurso Secreto" de Jrushchov en el XX Congreso del Partido, ni Jruschov ni otros miembros del partido establecieron una asociación directa entre Stalin como persona y "el culto a la personalidad", aunque los documentos de archivo muestran que Las críticas a Stalin y su ideología aparecieron en discusiones privadas de Khruschchev en el Presidium del Soviet Supremo. [2]

Había peligros en denunciar a Stalin cuando fue colocado en un pedestal tanto en casa como entre los comunistas en el extranjero. [3] En los años 1953-1955, tuvo lugar un período de "desestalinización silenciosa", ya que la revisión de las políticas de Stalin se hizo en secreto y, a menudo, sin explicación. Este período vio una serie de rehabilitaciones políticas no publicitadas, [4] a través de personas y grupos como el mariscal Mikhail Tukhachevsky, los miembros del Politburó Robert Eikhe y Jānis Rudzutaks, los ejecutados en el Asunto de Leningrado, [5] y la liberación de " Artículo 58ers ". [4] Sin embargo, debido a la gran afluencia de prisioneros que regresaban de los campos (90.000 prisioneros solo en 1954-1955), esto no pudo continuar. [4]

En diciembre de 1955, Jruschov propuso que se creara una comisión para investigar las actividades de Stalin en nombre del Presidium. Esta investigación determinó que de los 1.920.635 detenidos por actividades antisoviéticas, 688.503 (35,8%) fueron ejecutados. Muchos de ellos habían sido arrestados sobre la base de pruebas falsas y confesaron bajo tortura autorizada por Stalin. [6]

La desestalinización significó el fin del papel del trabajo forzoso a gran escala en la economía. El proceso de liberación de los prisioneros de Gulag fue iniciado por Lavrentiy Beria. Pronto fue destituido del poder, arrestado el 26 de junio de 1953 y ejecutado el 24 de diciembre de 1953. Nikita Khrushchev emergió como el político soviético más poderoso. [7]

Si bien la desestalinización se había llevado a cabo silenciosamente desde la muerte de Stalin, el acontecimiento decisivo fue el discurso de Jruschov titulado "Sobre el culto a la personalidad y sus consecuencias", relativo a Stalin. El 25 de febrero de 1956, habló en una sesión a puerta cerrada del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, pronunciando un discurso en el que exponía algunos de los crímenes de Stalin y las "condiciones de inseguridad, miedo e incluso desesperación" creadas por Stalin. . [1] Jruschov sorprendió a sus oyentes al denunciar el régimen dictatorial de Stalin y su culto a la personalidad como incompatibles con la ideología comunista y del Partido. Entre otros puntos, condenó el trato de los viejos bolcheviques, gente que había apoyado al comunismo antes de la revolución, muchos de los cuales Stalin había ejecutado como traidores. Jruschov también atacó los crímenes cometidos por asociados de Beria.

Motivación Editar

Una de las razones dadas para el discurso de Jruschov fue su conciencia moral. Aleksandr Solzhenitsyn dijo que Jruschov habló con un "movimiento del corazón". Esto, creían los comunistas, evitaría una pérdida fatal de la confianza en sí mismos y restablecería la unidad dentro del Partido. [8]

El historiador Martin McCauley sostiene que el propósito de Khrushchev era "liberar a los funcionarios del Partido del miedo a la represión". Jruschov argumentó que si el Partido fuera un mecanismo eficiente, despojado del brutal abuso de poder por parte de cualquier individuo, podría transformar a la Unión Soviética y al mundo entero. [9]

Sin embargo, otros han sugerido que el discurso se hizo para desviar la culpa del Partido Comunista o de los principios del marxismo-leninismo y colocar la culpa directamente sobre los hombros de Stalin, evitando así un debate más radical. [8] La publicación de este discurso hizo que muchos miembros del partido renunciaran en protesta, tanto en el extranjero como dentro de la Unión Soviética. [8] [5]

Al atacar a Stalin, sostiene McCauley, estaba socavando la credibilidad de Vyacheslav Molotov, Georgy Malenkov, Lazar Kaganovich y otros oponentes políticos que habían estado dentro del "círculo íntimo de Stalin" durante la década de 1930 más que él. Si no "se acercaban a Jruschov", "se arriesgaban a ser desterrados con Stalin" y asociados con su control dictatorial. [9]

Prisiones Editar

El decreto de amnistía de marzo de 1953 inició la liberación de la mayoría de los presos. [10] Los ex presos políticos a menudo se enfrentaban a una hostilidad arraigada a su regreso, lo que dificultaba su reintegración a la vida normal. [11] El 25 de octubre de 1956, una resolución del PCUS declaró que la existencia del sistema laboral Gulag era "inconveniente". [12] La institución Gulag fue clausurada por la orden nº 020 del Ministerio del Interior (MVD) de 25 de enero de 1960. [13]

Para los que se quedaron, Khrushchev intentó hacer que el sistema laboral del Gulag fuera menos severo, permitiendo que los prisioneros enviaran cartas a sus familias y permitiendo que los miembros de la familia enviaran ropa a los prisioneros por correo, lo que no estaba permitido bajo Stalin. [14]

Cambio de nombre de lugares y edificios Editar

Jruschov renombró o revirtió los nombres de muchos lugares que llevaban el nombre de Stalin, incluidas ciudades, territorios, puntos de referencia y otras instalaciones. [15] El Himno de Estado de la Unión Soviética fue purgado de referencias a Stalin, al igual que los himnos de sus repúblicas. Las líneas centradas en Stalin y de la era de la Segunda Guerra Mundial en las letras fueron eliminadas efectivamente cuando una versión instrumental las reemplazó. El Palacio de Cultura y Ciencia de Joseph Stalin en Varsovia, Polonia, fue rebautizado en 1956. Stalin Peak, el punto más alto de la URSS, fue rebautizado como Communism Peak. Después del colapso de la URSS, la montaña pasó a llamarse Ismoil Somoni Peak.

Destrucción de monumentos Editar

El monumento de Ereván fue eliminado en la primavera de 1962 y reemplazado por la Madre Armenia en 1967. Miles de monumentos de Stalin han sido destruidos no solo en la Unión Soviética, sino también en otros países ex comunistas. En noviembre de 1961, la gran estatua de Stalin en la monumental Stalinallee de Berlín (rápidamente rebautizada como Karl-Marx-Allee) fue retirada en una operación clandestina. El Monumento de Budapest fue destruido en octubre de 1956. El más grande, el de Praga, fue derribado en noviembre de 1962.

Reubicación del cuerpo de Stalin Editar

Dado el impulso de estos renombramientos públicos, el proceso de desestalinización alcanzó su punto máximo en 1961 durante el 22º Congreso del PCUS. Dos actos culminantes de desestalinización marcaron las reuniones: primero, el 31 de octubre de 1961, el cuerpo de Stalin fue trasladado del mausoleo de Lenin en la Plaza Roja a un lugar cerca de la muralla del Kremlin [16] segundo, el 11 de noviembre de 1961, la "ciudad héroe" Stalingrado pasó a llamarse Volgogrado. [17]

Cambios en la política exterior después de Stalin Editar

La era de Stalin terminó con el nombramiento de Nikita Khrushchev, quien definió la política exterior soviética después de Stalin y entró en la Guerra Fría. El mayor cambio en la política exterior se refirió a las "naciones no comprometidas". Había dos tipos de neutralidad según los soviéticos, la ideológica y la circunstancial. [18] Muchas de las naciones que eran neutrales procedían de ambos grupos y eran antiguas colonias de potencias europeas. Durante Stalin no había lugar para países neutrales y la idea de poderes neutrales surgió bajo Jruschov. [18] La mayor contribución de Jruschov a la política exterior es aprovechar otros aspectos de la desestalinización para tratar de mostrar al mundo una Unión Soviética diferente más acorde con los ideales socialistas tradicionales. [19]

Los historiadores contemporáneos consideran el comienzo de la desestalinización como un punto de inflexión en la historia de la Unión Soviética que comenzó durante el Deshielo de Jruschov. Disminuyó durante el período de Brezhnev hasta mediados de la década de 1980 y se aceleró nuevamente con las políticas de perestroika y glasnost bajo Mikhail Gorbachev.

La desestalinización se ha considerado un proceso frágil. La historiadora Polly Jones dijo que la "restalinización" era muy probable después de un breve período de "deshielo". [2] Anne Applebaum está de acuerdo: "La era que llegó a llamarse el 'Deshielo' fue de hecho una era de cambio, pero un cambio de un tipo particular: las reformas dieron dos pasos hacia adelante, y luego un paso, o a veces tres pasos, hacia atrás . " [20]


& # x27 Olvidado por la sociedad & # x27 - cómo los inmigrantes chinos construyeron el ferrocarril transcontinental

Cuando se piensa en el ferrocarril transcontinental, rara vez se vienen a la mente los inmigrantes chinos. Pero en una nueva exposición en el Museo Nacional de Historia Estadounidense en Washington, se presenta una revisión vital.

Hasta la primavera de 2020, Trabajadores olvidados: los inmigrantes chinos y la construcción del ferrocarril transcontinental despega las capas para ver quién más debe ser conmemorado durante el reciente 150 aniversario de la finalización del ferrocarril transcontinental, un logro que generalmente se ha celebrado con fotos de locomotoras antiguas. , hombres de aspecto exitoso en traje y trabajadores anónimos martillando.

Pero esta exposición toma un rumbo diferente, rastreando a los trabajadores chinos olvidados que construyeron el tramo occidental del ferrocarril a través de las montañas de Sierra Nevada, conectando el ferrocarril Union Pacific y Central Pacific en 1869.

"Los historiadores siempre han sabido y escrito sobre los trabajadores chinos, pero la sociedad lo ha olvidado", dijo Peter Liebhold, co-comisario de la exposición con Sam Vong. “Hemos olvidado la contribución de estos trabajadores y, de hecho, nos olvidamos de la contribución de todos los trabajadores. Tendemos a centrarnos en los logros de unos pocos y no en las historias de la persona común y corriente ".

Cuenta la historia de los trabajadores chinos a través de mapas antiguos, que detallan dónde trabajaron, sus materiales de trabajo, desde sombreros cónicos hasta picos de minero, y fotos, que muestran las carpas en las que vivían, sus condiciones de trabajo y su estilo de vida nómada.

“Los artefactos a la vista están destinados a ayudar a los visitantes a comprender cómo los trabajadores olvidados tuvieron que soportar condiciones peligrosas e injustas, además de un trabajo agotador”, dijo Leibhold. “El 150 aniversario no se trata solo de completar un ferrocarril, sino de los trabajadores involucrados”.

Desde 1863 y 1869, aproximadamente 15.000 trabajadores chinos ayudaron a construir el ferrocarril transcontinental. Se les pagaba menos que a los trabajadores estadounidenses y vivían en tiendas de campaña, mientras que a los trabajadores blancos se les daba alojamiento en vagones de tren.

Camp, cerca de Humboldt Wells, Nevada, alrededor de 1869. Fotografía: Cortesía de Alfred A. Hart Photograph Collection, Stanford University

Los trabajadores chinos constituían la mayor parte de la fuerza laboral entre aproximadamente 700 millas de vías de tren entre Sacramento, California y Promontory, Utah. Durante el siglo XIX, más de 2,5 millones de ciudadanos chinos abandonaron su país y fueron contratados en 1864 después de que una escasez de mano de obra amenazara la finalización del ferrocarril.

El trabajo fue tedioso, ya que el ferrocarril fue construido en su totalidad por trabajadores manuales que solían palear 20 libras de roca más de 400 veces al día. Tuvieron que enfrentar condiciones de trabajo peligrosas: explosiones accidentales, avalanchas de nieve y rocas, que mataron a cientos de trabajadores, sin mencionar el clima gélido.

“Todos los trabajadores del ferrocarril eran 'otros'”, dijo Liebhold. “En el oeste, había trabajadores chinos, en el este había trabajadores irlandeses y mormones en el centro. Todos estos grupos están fuera de la corriente principal estadounidense clásica ".

La exposición presenta un par de palillos centenarios, así como botes para té y salsa de soja. La compañía de ferrocarriles proporcionó alojamiento y comida a los trabajadores blancos, pero los trabajadores chinos tuvieron que encontrar sus propias comidas, que a menudo les traían los comerciantes locales.

También hay picos y palas de minero, sombreros cónicos, así como fotos de los campamentos donde vivían los trabajadores en Nevada en 1869. También hay fotos de los nativos americanos, muchos de los cuales protestaron contra la construcción del ferrocarril. en 1869, que desplazó a los Lakota, Shoshone, Cheyenne y otras comunidades.

Los trabajadores chinos fueron educados y organizados 3.000 trabajadores se declararon en huelga en 1867 para exigir salarios iguales, ya que a los trabajadores blancos se les pagaba el doble.

“No tuvieron éxito porque estaban en medio de la nada”, dijo Liebhold. “El ferrocarril les impidió conseguir comida. Esa es una de las formas en que falló ".

One telling photo on view is a shot of the Union Pacific board members sitting in a business class train car from 1869. By paying laborers a low wage, they were able to skim millions from the construction and get rich.

Railroad workers, about 1867. Photograph: New York Public Library/Courtesy of The New York Public Library

“Building railroads is often profitable but operating them isn’t necessarily, if you look at the history of railroads in the US,” said Liebhold. “To totally condemn the businessmen is challenging because they took huge risks raising money to build a railroad that was astronomically difficult. Many people didn’t think it was possible.”

There is one photo from 1869 that shows how the company commemorated the last hammered spike to complete the railroad, however, only one Chinese worker is in the photo. Many of the actual workers were left out.

This story could still be one which resonates with today’s America. “There’s no question this is a story about migrant labor,” he said. “Chinese workers were not citizens, weren’t allowed to become citizens. From the 1850s to 1882, they were tolerated in the US, but not accepted as peers.

“Then, there was the Chinese Exclusion Act, which barred immigrants from coming into US, unless you were a diplomat or a businessperson,” said Liebhold. “You’re always welcome if you’re affluent, then you’re allowed to come in.”

Forgotten Workers: Chinese Migrants and the Building of the Transcontinental Railroad is on show at the National Museum of American History in Washington until spring 2020


Khrushchev’s Fate and China’s Future

What Xi Jinping can learn from Khrushchev’s struggles with reform in the Soviet Union.

The fate of the People’s Republic of China as a political project is increasingly dependent on one man – Xi Jinping. Already known informally as “the chairman of everything,” the sixth plenum of the 18th Party Congress recently declared him the “core” of the Communist Party of China (CPC) leadership. Rumors abound that he now intends to violate the party’s own norms of leadership selection at next year’s Party Congress by changing the retirement age in the Politburo Standing Committee and neglecting to name a successor.

Recognizing the extent of Xi’s ambitions, scholars have attempted to better understand his prospects by comparing and contrasting him with a whole swathe of other leaders, including Mao Zedong, Deng Xiaoping, Chiang Kai-shek, Vladimir Putin, and even the pope. However, in terms of his ambitions, strengths, and weaknesses, Xi most obviously resembles the former Soviet leader Nikita Khrushchev.

Both Khrushchev and Xi came to power believing only major reforms could save the revolution. Xi enjoys the same sources of resilience Khrushchev possessed – a widespread sense that change was needed, a tradition in the party of obeying the top leader, a common understanding that factional infighting would damage the party’s unity, and the difficulty for conspirators to organize a coup.

However, neither leader attained the prestige of their predecessors, whose victories brought the communists to power. Also like Khrushchev, Xi cannot claim the unambiguous authority a fully institutionalized leadership selection process might have provided. History shows that these limitations meant Khrushchev’s options for out-maneuvering opponents were constrained in important ways.

Looking back on the Khrushchev era, Xi might see good news and bad news. How he manages those dilemmas are up to him. For outside observers, lessons from Khrushchev’s reign will help us determine whether he is succeeding.

Two Ambitious Men

Khrushchev believed that without serious alterations the regime faced a bleak future. We now know that Stalin’s successors were united in their belief that the Soviet people would not tolerate terrible living conditions forever. As Khrushchev put it, “Only our long-suffering Russian people would put up with [poor living conditions], but we can’t go on banking on their patience.”

Breve diplomático

Weekly Newsletter

Reciba información sobre la historia de la semana y desarrolle historias para ver en Asia y el Pacífico.

The Chinese leadership today is also deeply concerned about the future. The era of Hu Jintao is widely seen as a wasted decade during which problems continued to deepen. As Kenneth Lieberthal wrote in 2012 as Xi was coming to power, “painful decisions are essential to avoid snowballing structural drags on growth and heightened social tension and instability.”

Motivated by a sense of crisis, both leaders initiated ambitious agendas: restructuring and cutting the size of the military fighting special interests inside the capitol and regionalism in the rest of the country eliminating corruption destroying potential competitors within the elite and improving the country’s position on the world stage. Although Khrushchev is often associated with a “thaw” in politics, by the end of his reign he had turned against liberal intellectuals – a position held by Xi from the beginning of his tenure as leader.

The Strengths of Leninist Leaders

Khrushchev was removed from the leadership in October 1964, but his defeat was far from inevitable. Until his sudden removal Khrushchev was a strong leader, and Xi can use similar political assets to manage potential opponents.

First, Khrushchev could effectively draw upon widespread hopes for a better society. After World War II and the Stalinist era, many among the Soviet leadership and populace hoped that Khrushchev would end decades of deprivation. Even after Khrushchev’s purge, many conspirators praised him in their memoirs for his ambition and boundless energy, which they contrasted with the rather uninspiring Brezhnev.

Second, at least while Khrushchev was in power, his colleagues tended to defer to his will. As Khrushchev’s former nemesis Viacheslav Molotov once wrote in a letter to the Soviet Central Committee, “Where, in all the material after 1957 [when Molotov was removed from the leadership] and all the way up to October 1964, can even the slightest opposition to Khrushchev be found?” In other words, sycophancy, not compromise, was the main feature of elite politics.

Therefore, until his removal, Khrushchev faced few direct constraints from colleagues at the top. In the meantime, he was able to force through deeply unpopular decisions like the separation of many local party committees into industrial and agricultural branches.

Third, Khrushchev’s potential opponents were concerned that factional infighting could get out of hand and threaten the stability of the whole party. According to one memoir account, when the Soviet ideologue Mikhail Suslov was first told of the plot against Khrushchev, his lips turned blue and his mouth twitched: “What are you talking about?! There will be a civil war.”

Fourth, because of obvious collective action problems, conspirators faced a difficult task. Who would dare be the first person to start a plot if failure meant removal from the leadership? When one co-conspirator suggested to Brezhnev that they try to remove Khrushchev without executing a coup, Brezhnev almost screamed, “I already told you: I do not believe in open conspiracies whoever speaks first will be the first to be hurled out of the leadership.” The plotters were not guaranteed to win – Brezhnev not only wept in fear when he heard Khrushchev might be aware of the plot, but he may have even asked the head of the KGB to take the safer path and simply kill the first secretary.

These advantages mean that even though Khrushchev was ultimately removed from power, his loss was not guaranteed. The plotters were in fact only able to make their move because of a highly contingent event – the untimely death of Khrushchev’sally Frol Kozlov, the second secretary and party head of the KGB, police, military, procuracy, and the courts. As one former party figure later wrote, “My strictly personal opinion is that if Kozlov had lived until the CC plenum in October 1964, Khrushchev’s opponents would have achieved nothing.”

The Weaknesses of Leninist Leaders

Khrushchev did of course suffer from important weaknesses, and Xi must confront these same problems today. Neither leader developed the personal authority of old revolutionaries like Stalin, Mao, or Deng. At the same time, the poorly institutionalized nature of Leninist regimes means that neither could attain what Max Weber called “rational-legal” authority: the legitimacy inferred after winning victory in an unambiguous and universally supported process. Without those two strengths, no leader can be sure that he is untouchable.

Given these disadvantages, can a Leninist leader achieve significant reforms? Especially after the experience of Mikhail Gorbachev, the Chinese share Khrushchev’s belief that the only appropriate tool for reform is a disciplined and unrestricted party. But how can a leader reform an organization that is also his own source of power? Or, in the words of anti-corruption czar Wang Qishan, can a surgeon operate on himself? While we cannot predict the future, the following lessons from the Khrushchev era give us better traction for understanding Xi’s potential vulnerabilities.

First, many techniques employed by Khrushchev to shore up his authority proved weak over the long-term. His habit of purging leaders from the leadership even before they could form a faction led to concerns among others that their position was not secure. Khrushchev’s attempt to promote new, young leaders beholden to him only helped inspire the move against him.

Khrushchev also developed parallel power structures like the party and state control commissions to give him some leverage over the party. However, he refused to give them enough authority to challenge his own leadership. Despite those concerns, ultimately the head of the party control commission participated in the conspiracy.

Second, Khrushchev struggled with the problem of delegation. By being at the center of every decision he was culpable for every failure. The sheer size of the problems meant victories were few, especially given the indirect resistance of local leaders. As Khrushchev complained to Fidel Castro, “You’d think I, as first secretary, could change anything in this country! Like hell I can! No matter what changes I propose and carry out, everything stays the same.” Making matters even worse, when things went wrong Khrushchev upset his colleagues by blaming them instead of accepting responsibility.

However, Khrushchev could not simply share the burden of decision-making. He fired one second secretary of the party, Aleksei Kirichenko, for showing too much independence. Khrushchev then tried to have members of the secretariat serve as second secretary in alphabetical order, but this proved unworkable because the fractured authority led to a lack of decisiveness.

Third, Khrushchev proved unable to keep a reliable hold over the political police and military, known as the “power ministries,” and they played a decisive role in his ultimate defeat. Three crucial figures decided to support the conspiracy only after they were assured the power ministries were on board. KGB head Vladimir Semichasntyi helped ensure Khrushchev’s allies could not rally to support the Soviet leader during the coup. Brezhnev only made the final decision to move against Khrushchev after the defense minister signaled he would not interfere. Kozlov’s control over the “power ministries” was one of the key reasons his death made Khrushchev so vulnerable.

The history of the Soviet Union cannot tell us with absolute certainty what will happen to Xi. As argued above, despite his lack of popularity, Khrushchev’s defeat was not entirely predetermined. However, Khrushchev’s experience does help us formulate questions useful for judging Xi’s strengths and weaknesses as time progresses.

Is Xi seen by other members of the elite as uniquely capable of making necessary reforms? How much unhappiness among special interests do those reforms create? Do we have reason to believe that the level of concern about a coup’s broader impact on political stability may be changing, perhaps because of Xi losing popularity in the party and society? Are members of the elite sufficiently upset or scared that they might risk the danger of being caught in a plot?

To what extent is he seen as violating even ambiguous rules on how leaders are selected? Are personnel changes eliminating opponents or creating new ones? Is the Central Commission for Discipline Inspection (a parallel power structure) either too powerful or not powerful enough? How is Xi managing delegation problems? What is the position of individuals in key nodes of power, like in the political police or the military?

Most fundamentally, Xi’s future depends on whether he is able to make real breakthroughs. Just like for Khrushchev, the very act of accumulating power and striving for major victories will put him in a more tenuous position than he would have been otherwise. But without trying, China would face a very Soviet future – stagnation.

Joseph Torigian is a Postdoctoral Fellow at Stanford’s Center for International Security and Cooperation interested in Chinese, Russian, and North Korean politics and foreign policy. His current research uses archival material to investigate the nature of authority at the elite level in Leninist regimes. He received a BA in Political Science at the University of Michigan and a Ph.D in Political Science at MIT.


10 Horrible Facts About Mao Zedong’s Policies and His Personal Life

Mao Zedong, founding father of the People’s Republic of China, is known for holding a very grim record. His tenure as Chairman of the Communist Party of China has the most incidences of excess mortality in human history. Through executions, purges, and forced labor, it’s estimated up to 70 million people died. He’s also known for developing a cult of personality where his image was worshiped, books of his quotations were mass produced, and he was referred to as “the Great Leader Chairman Mao.”

Lesser known is that Mao was also responsible for some very strange policies and downright shocking behavior in his personal life, as you’ll see in this list of 10 horrible facts about Mao.

1. In 1962, Mao started a sexual relationship with a 14-year-old girl. She was a member of the Chinese Air Force’s cultural troupe which performed to entertain Mao and other high-ranking officials. In 1971, the girl told her parents about the relationship which led her father to write an angry letter to Mao. The letter was returned by a postal worker who warned it could earn the father a death sentence.

Image source: Wall Street Journal

The relationship between the girl and Mao lasted five years. Before the father learned about the relationship, he had been a Mao supporter and was proud of his daughter for entertaining the Chairman. But once the daughter told him the whole story, he was outraged. His family had unsuccessfully tried to talk him out of sending the letter. Apparently, following the postal worker’s warning, the father decided to swallow his outrage.

In 1997, the girl wanted to turn her story into a book and was seeking a $1 million book deal. A major publishing house was interested in the story but was not willing to pay that price, so the deal fell through.(fuente)

2. When the Soviet Premier Khrushchev made a state visit to China in 1958, Mao held a meeting in his pool because he knew Khrushchev couldn’t swim. Mao did it because he felt the Soviets disrespected him when he visited Moscow in 1949.

Image source:1,2

During the visit to Moscow, Mao had expected to be treated as a guest of honor. So he considered it an insult when he was given the same treatment as the many other guests who were there to celebrate Stalin’s 70th birthday. For instance, he was only allowed a short meeting with Stalin.

So when Khrushchev visited China, Mao took his revenge in several ways. They included housing Khrushchev in an old hotel with no air-conditioning, and chain-smoking during their meetings because he knew Khrushchev hated it. When Mao insisted they hold a meeting in his pool, Khrushchev stayed in the shallow end and Mao swam laps. Mao then suggested Khrushchev join him in the deep end, and he was provided with a flotation device. Observers said Khrushchev still struggled to stay afloat.

In Khrushchev’s memoirs, he tried to play down the humiliating event, writing “of course we could not compete with him when it came to long-distance swimming” and that “most of the time we lay around like seals on warm sand or a rug and talked.”

But later, in a speech to a group of artists and writers, Khrushchev was more honest about the incident. “Between us, I basically flop around when I swim. I’m not very good at it. But he swims around, showing off, all the while expounding his political views. It was Mao’s way of putting himself in an advantageous position.”(fuente)

3. In 1956, Mao launched the Hundred Flowers Campaign, encouraging citizens to freely express criticisms of national policy. But then he used the opportunity to target critics of his regime and send them to prison labor camps.

Image source:1,2

Mao had said “The policy of letting a hundred flowers bloom and a hundred schools of thought contend is designed to promote the flourishing of the arts and the progress of science,” and that “criticism of the bureaucracy is pushing the government towards the better.”

In the spring of 1957, millions of letters were sent to the premier’s office and other authorities. Citizens also shared their criticism through magazine articles, posters, and rallies. Some of the major complaints included the country’s low standards of living, economic corruption in the government, and the unfair privileges enjoyed by Party members.

There is some debate among historians about whether Mao originally planned to punish the critics, or if he only decided later to take advantage of the opportunity. But either way, the end result was the same — citizens were more reluctant to criticize Mao and the government in the future.(fuente)

4. In 1968, the Pakistani foreign minister presented Mao with some mangoes. At the time, few people in China had ever seen a mango. Mao used the fruit was a propaganda tool, sending them as gifts to institutions such as a university and a factory, causing large celebrations. The gift became a symbol of Mao’s support for workers. The government then produced replica mangoes that became popular attractions.

Image source:1,2

One of the mangoes was given to a textile factory where it was displayed on a newly-built altar. After the peel began rotting, the mango was boiled in water and a spoonful of mango water was given to each worker in the factory. They also made a wax replica of the mango as a centerpiece in the factory. Later, more replica mangoes were sent on tour around China.

Since mangoes became a symbol for Mao’s support, they were not to be taken lightly. When a dentist in a small village compared a mango to a sweet potato, he was executed for malicious slander.(fuente)

5. In 1973, Mao purposed exporting Chinese women to the United States. At first, he offered to send “thousands” of women and later upped the offer to 10 million. Mao believed sending the women would lead to bilateral trade between the two countries and would also ease China’s overpopulation problems. He said China was a “very poor country” and “what we have in excess is women.”

Image credit: China Daily via china.org.cn

Mao made the offer at a meeting with US national security advisor Henry Kissinger. The offer drew laughter from officials at the meeting, and Kissinger joked that the US did not have any quotas or tariffs for imported Chinese women. He later added, “It is such a novel proposition, we will have to study it.”

The assistant Chinese foreign minister warned Mao if the offer ever became public knowledge “it would incur the public wrath.” Mao said he wasn’t worried because he didn’t expect to live much longer anyway, saying “God has sent me an invitation.” Mao died three years later. Mao’s offer only became known to the public in 2008 when the US State Department released documents about the meeting.(fuente)

6. In 1958, Mao introduced the Four Pests Campaign where he ordered the extermination of rats, flies, mosquitoes, and sparrows. But the killing of sparrows led to an explosion in the population of locusts which contributed to the Great Chinese Famine. According to some accounts, as many as 45 million people died of starvation.

Image source:1,2

Sparrows were targeted in the campaign because they eat seen grain and fruit. So, it was expected that killing sparrows would improve agricultural output. But the plan overlooked the fact that sparrows also eat insects. So, the extermination of sparrows actually resulted in lower rice yields. Once the mistake was apparent, sparrows were taken off the list and replaced with bedbugs, but the damage had already been done.(fuente)

7. The three-story-tall portrait of Mao in Beijing’s Tiananmen Square is repainted annually to keep it looking fresh. The repainting of the portrait was meant to be kept top secret. According to art historian Wu Hung, “It is not just a painting. It represents Mao himself,” and “nobody is allowed to ask who did the image. It just magically appears.”

Image source: publicdomainpictures.net

A portrait of Mao was first displayed there in 1949 when the People’s Republic of China was founded. Because the painting is exposed to sunlight and temperature changes, it would fade and crack if not repaired.

There are two identical portraits that are swapped once a year, so, when one is removed for repainting, it can be immediately replaced with the other. Originally, the repainting was done in a temporary tent. Since the 1970s, the repainting has been done in a permanent art studio with no windows. The studio is entirely made of metal to prevent fires. The artists allowed to work on it make a lifelong commitment, as they have been told they are never allowed to paint anything but communist leaders.(1,2)

8. According to Mao’s personal physician, women that caught sexually transmitted diseases from the Chairman were “proud to be infected.”

Image source:1,2

In 1996, Mao’s former personal physician published a biography entitled The Private Life of Chairman Mao. In the book, Dr. Li Zhisui wrote that Mao infected several women with the STD trichomonas vaginalis, and that “the illness, transmitted by Mao, was a badge of honor, testimony to their close relations with the Chairman.”

When the doctor suggested Mao protect his sexual partners by taking some antibiotics, Mao replied “If it’s not hurting me, then it doesn’t matter. Why are you getting so excited about it?”(fuente)

9. Mao claimed he needed to sleep with many women to help him live longer.

Image source:1,2

Another fact revealed in Zhisui’s book is that late in Mao’s life, he became an advocate for Taoist sexual practices because it provided an excuse for pursuing sex. Mao argued that to aid his declining yang (meaning the male essence and source of strength and longevity), he required the waters of yin (meaning vaginal secretions).(fuente)

10. Mao had terrible personal hygiene. For example, he never brushed his teeth and rarely cleaned his genitals.

Image source:1,2,3

Zhisui’s book also says that instead of brushing his teeth, Mao would rinse his mouth out with tea in the morning, and eat the leaves. This was a custom followed by many peasants in southern China. When Zhisui suggested Mao use a toothbrush, he replied: “A tiger never brushes his teeth.”

Regarding the cleaning of his private parts, Mao reportedly said: “I wash myself inside the bodies of my women.” However, he did have attendants who sometimes bathed him, dressed him, and combed his hair.(fuente)


Red Scarf Girl Character Analysis

“Once all struggle is grasped, miracles are possible.” Mao Zedong, the leader of the Cultural Revolution in China, explains the struggle that he underwent to change the Chinese people, which he considered a miracle. The Great Proletariat Cultural Revolution is a political movement in China that included the restructuring of the military and education system. During this, the People’s Republic of China was established and the Chinese Communist Party was introduced. In the historical memoir, Red Scarf


Les Slesnick Orlando

On the subject of the post-summit Trump-Putin press conference, it is inconceivable to me that the leader of this country, or any other for that matter, would throw his own country and all of its citizens under a train. Apparently, we have a “leader” who is incapable of even recognizing an adversary who is hostile to our national values and beliefs. Also apparently, we cannot expect the spineless Republican Party to step forward and try to positively redirect our foreign relations. SAD. It seems we are devolving from the United States of America to the Divided States of Trump. Never thought I would see the day.


Ver el vídeo: Este es el plan de China para ser la primera potencia mundial y adelantarse a. Lo logrará? (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Ogdon

    No me negaría

  2. Paget

    Como especialista, puedo ayudar. Me registré específicamente para participar en la discusión.

  3. Moogule

    con interés, y el análogo es?

  4. Nechtan

    Solo se te ocurrió un gran pensamiento

  5. Goltikora

    Estoy totalmente de acuerdo con usted. Creo que esta es una muy buena idea. Estoy completamente de acuerdo contigo.

  6. Murtaugh

    Disculpe por interrumpirlo.



Escribe un mensaje