Podcasts de historia

Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia - Ancient Rome Live (AIRC)

Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia - Ancient Rome Live (AIRC)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

Aprenda sobre los antiguos etruscos en el Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia, posiblemente la colección más importante de arte antiguo sobre los etruscos y las antiguas culturas itálicas. Únase al arqueólogo Darius Arya de #ancientromelive (romanculture.org) para una mirada exclusiva a las personas que influyeron en la antigua Roma antes de su ascenso al poder. Verá algunas de las obras más famosas de la colección, incluidas esculturas de terracota, jarrones, tumbas y decoraciones de templos, ¡con las historias detrás de ellas para devolver la vida a los etruscos!


Villa Giulia

los Villa Giulia es una villa en Roma, Italia. Fue construido por el Papa Julio III en 1551-1553 en lo que entonces era el límite de la ciudad. Hoy es de propiedad pública y alberga el Museo Nazionale Etrusco, una colección de arte y artefactos etruscos.


Villa Giulia el museo etrusco

Villa Giulia en Roma es considerada el museo más representativo de la civilización etrusca.

El Ministerio italiano de Patrimonio y Actividades Culturales ha establecido hasta 10 nuevos lugares culturales de interés nacional significativo y entre ellos se encuentra el Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia, que a partir del 1 de septiembre de 2016 se configura como un instituto autónomo especial, ya no dependiente de los Museos de la región de Lazio.

Tras la selección pública internacional, el cargo de director del museo de interés nacional relevante se confiere a Valentino Nizzo.

Conocemos y entrevistamos al director Valentino Nizzo, autor de varias publicaciones sobre temas relacionados con la protección, gestión y puesta en valor del patrimonio cultural.

Valentino Nizzo, arqueólogo, es el director del Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia. Joven y brillante en 2000 se graduó con honores en literatura clásica en la Universidad Sapienza de Roma, donde luego se especializó en arqueología. Desde 2010 es arqueólogo oficial de la Superintendencia de Arqueología de Emilia Romagna. Doctorado en Antes de unirse al Mibac, tenía varias experiencias en el campo tanto que tiene muchas actividades de excavación y reconocimiento arqueológico en su plan de estudios.

Valentino Nizzo (direttore museo etrusco di Villa Giulia) e Silvio de Pecher (Giornalista)

Las noticias falsas se presentan de una manera extraña y tortuosa: los mayas, los aztecas, los Anunnaki, los egipcios, los vikingos todos ellos tienen su antiguo extraterrestre que los ayudó, aunque extrañamente no para la civilización etrusca.

De hecho, los etruscos tienen en su historia, precisamente en su genética, un misterio que resurge muchas veces a lo largo del tiempo desde la antigüedad hasta la actualidad. Quizás, por ello, no necesitaban el contacto con civilizaciones extraterrestres porque parecían, desde la antigüedad, ellos mismos extraterrestres por un motivo, aparentemente sencillo, que es la base del llamado Misterio Etrusco pero que llamó la atención de todos: el hecho de hablar una lengua imposible de codificar con respecto a las lenguas conocidas en el pasado, el indoeuropeo o el semítico, por lo que a partir de la lengua el origen de los etruscos apareció inmediatamente anormal y esta cuestión se suma también a el problema de su aparición, de su sociedad que se le apareció a Herodoto, en su época, lo suficientemente oriental como para generar la idea del origen de una de sus diásporas desde el este. En realidad los etruscos supieron hibridar asimilando otras culturas como la griega y la oriental, incluido Egipto, y en este sentido dar una idea desviada de su origen en un contexto cultural en el que era fácil pensar que un pueblo podría moverse en masa de una región a otra. Entonces sí, todavía hay un misterio etrusco, pero no está conectado con esos otros misterios con los que solemos confrontarnos porque simplemente no hay pirámides etruscas o grandes edificios que hayan asombrado, en realidad una pirámide etrusca estaría allí en Bomarzo pero poco. viene cotizado & # 8230


¿Cuál puede ser el futuro del museo como centro de la comunidad, tanto a nivel estrictamente cultural como simplemente como punto de encuentro?

El museo debe ser ante todo un hogar y como tal debe ser percibido por quienes lo rodean, por lo que vive en sus inmediaciones, en esta dirección hemos estado trabajando desde el inicio de mi mandato en mayo de 2017 persiguiendo activamente los principios de la Convención de I am la convención marco sobre el valor del patrimonio cultural para la sociedad. Parece un concepto abstracto pero lo hemos entendido directamente en la misión del Instituto y se realiza con iniciativas aparentemente simples: el establecimiento de una suscripción que ha creado una comunidad de personas que puede venir cuando quiera en el museo durante la duración de la suscripción participando en iniciativas exclusivas, dedicadas únicamente a nuestros suscriptores, así como otras oportunidades que se les reservan como la apertura de espacios singulares como la Sala dello Zodiaco o también a través de otras iniciativas como las que tenemos destinadas a barrio. comerciantes, los hemos invitado aquí en una visita dedicada gratuitamente a ellos que realizo yo, lo que los convierte, espero cada vez más, y los convertirá en embajadores de este museo o con diferentes manifestaciones de interés, este año estamos en el segundo que permiten a las asociaciones del tercer sector proponer iniciativas acordes con la misión del instituto a cambio de la posibilidad de utilizar nuestra fa cilities para espacios libres. Esta es una relación sana con la ciudadanía y la colaboración con las realidades voluntarias que también es sana y que responde a los principios por los que nacen estas realidades es una forma de agregación no necesariamente contando solo a los etruscos sino todo lo que un museo puede representar en el sociedad que en ocasiones va mucho más allá de su contenido y su contenedor, que en nuestro caso son extraordinarios. Un museo debe ser un lugar de reflexión activa sobre la sociedad contemporánea sobre sus problemas, sus aspiraciones y en este sentido debe ser un motor cívico. Esto lo estamos haciendo y los resultados se ven y afortunadamente somos reconocidos. Lo último que hicimos en esta dirección fue simplemente lanzar un hashtag # sipuòFaro para asegurarnos de que el Parlamento finalmente decida ratificar el Convenio de Faro.

Villa Giulia como museo 2.0?

Decimos que sí intentamos hacer aún más tendremos que intentar enfocarnos, aunque la definición sea un poco incierta, hacia un 3.0 en 4.0, lo que no significa simplemente aceptar nuevas tecnologías en la narración interna y externa del museo. también pasa por el uso de personas que pueden & # 8220 recordar & # 8221 tiempos pasados ​​y, por lo tanto, recreación histórica, la historia viva y el teatro de museo son algunos de los eventos naturalmente ocasionales que tratamos de albergar con la esperanza de hacer que este tipo de experiencia sea cada vez más grande. estable. Vamos a llamarlo museo 4.0, simplemente debe estar abierto a todo tipo de público. MI RASNA significa & # 8220Soy etrusco & # 8221 y es la idea de los videojuegos gratuitos, hemos aportado imágenes detrás de una tarifa simbólica, hemos aportado especialmente asesoramiento científico para mejorar la experiencia del videojuego y de esta forma lo hemos permitido, juntos con muchos otros museos involucrados en el Sr.Amoroso, la realización de algo que no tiene precedentes en primer lugar porque involucró tantas realidades diferentes tanto del ministerio como de la sociedad civil, en segundo lugar porque este es un videojuego que, ciertamente, premia a aquellos quien adivina algunos cuestionarios con créditos, también induce a los jugadores a ir a ver los lugares de la cultura en vivo, obteniendo créditos que luego se reinvierten en la experiencia de juego esto hace posible crecer en la gestión de una ciudad de los etruscos que se pueden recorrer las diferentes épocas de La historia etrusca aprendiendo de forma divertida cuánto busca un museo considerar a veces más en serio. Pero la clave es esta: la clave es tener de un lado a un emprendedor que invierta en un proyecto que debe tener su propia sustentabilidad y por eso enfatizo que no hemos financiado de ninguna manera el videojuego si hemos obtenido una tarifa y en el El segundo lugar gracias a esta sustentabilidad hace crecer el proyecto reinvirtiendo en el museo porque el 2 de junio seremos anfitriones de un evento financiado por Amoroso con recreaciones históricas y concursos vinculados a los videojuegos Mi Rasna llamado & # 8220Io sono etrusco & # 8221 porque & # 8217 es una forma de sentirse un poco más etrusco.
¿Por qué? Te digo que cerrar un museo debe ser una experiencia & # 8230



Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia

El Museo Nacional Etrusco de Villa Giulia es un museo en Roma dedicado a la civilización etrusca y falisca, ubicado desde principios del siglo XX en Villa Giulia. (Wikipedia)

Dirección: Piazzale di Villa Giulia 9, 00196 Roma RM
Fecha de apertura: 1889

La redacción de Rome Central está formada por editores, periodistas, fotógrafos, cineastas, médicos, escritores, realizadores de vídeos, simpatizantes, poetas, escritores, actores, cantantes y muchos amigos.

RomaCentral es una revista completamente sin ganancia , quien escribe en esta revista hace su trabajo sin ninguna presión comercial.
NÓTESE BIEN: No hay gente en Roma Central, desde gerentes hasta empleados, etc. recibir cualquier tipo de compensación.

El amor por el periodismo libre compensa todos nuestros esfuerzos.

Fue el padre del proyecto i3editorial.com, un sistema editorial que quiere liberar la publicación de los suéteres tecnólogos sin & # 8220 mente abierta & # 8221 y que le permite publicar cualquier tipo de revista, revista o publicación en la App Store para & # 8220 costo próximo a cero & # 8221 con App Nativa y alto nivel tecnológico.

Deja una respuesta Cancelar respuesta

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Conozca cómo se procesan los datos de sus comentarios.

Para el reglamento n. 2016/679 conocido como GDPRS informamos que el sitio web de Rome Central utiliza cookies. Si continúa accediendo al sitio, acepta su uso. Más información sobre cookies y gt Info Aceptar


Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia (Museo Nacional Etrusco)

Nuestra calificación Horario de martes a domingo de 8:30 am a 7:30 pm Transporte Bus: 926 / Tranvía: 3, 19 Teléfono 06-3226571 Precios Entrada 8 € Sitio web Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia (Museo Nacional Etrusco)

La gran civilización etrusca (que dio su nombre a la Toscana) fue una de las más avanzadas de Italia, aunque sigue siendo relativamente misteriosa, en parte debido a su rivalidad de siglos con Roma. Una vez que Roma absorbió a los etruscos en el siglo III a. C., se dispuso a erradicar toda evidencia de sus logros, como hizo con la mayoría de los pueblos que conquistó.

Hoy en día, este museo, ubicado en la hermosa Villa Giulia renacentista, construida por el Papa Julio III entre 1550 y 1555, es el mejor lugar de Italia para familiarizarse con los etruscos, gracias a un alijo de objetos preciosos, esculturas, jarrones, monumentos, herramientas, armas y joyas. Los fanáticos de la historia antigua podrían pasar varias horas aquí, pero para aquellos con menos tiempo, aquí hay una lista rápida de los lugares imperdibles. La atracción más llamativa es la impresionante Sarcofago degli Sposi (Sarcófago de los esposos) ★★, una obra de finales del siglo VI a. C. Monumento funerario de terracota con una novia y un novio de tamaño natural, supuestamente descansando en un banquete en el más allá; hay un monumento similar en el Louvre, París. Igualmente fascinantes son los Tabletas Pyrgi, inscripciones en pan de oro tanto en etrusco como en fenicio del siglo V a.C., y el Apolo de Veyes, una enorme estatua de terracota pintada de Apolo que data del siglo VI a.C. los Krater de Euphronios También se conserva aquí una célebre vasija griega de figuras rojas del siglo VI a.C. que regresó a Italia desde el Met de Nueva York después de una larga batalla legal ganada en 2006.

Nota: Esta información era precisa cuando se publicó, pero puede cambiar sin previo aviso. Asegúrese de confirmar todas las tarifas y detalles directamente con las empresas en cuestión antes de planificar su viaje.


Museo Nacional Castel Sant'Angelo

Con su presencia dominante que se cierne sobre el río Tíber, es difícil no maravillarse con el inmenso monumento, Castel Sant'Angelo. El castillo fue construido originalmente para servir como mausoleo del emperador Adriano, pero en el siglo VI se convirtió en una fortaleza papal. Gracias a los pasajes secretos (como aparece en el éxito de taquilla Ángeles y demonios), los papas pudieron escapar del peligro a varios palacios dentro del Vaticano. Hoy en día, el castillo tiene un museo donde los visitantes pueden entretenerse con trampillas, zanjas, puentes, mazmorras, armas y apartamentos papales. El castillo también tiene una hermosa terraza que ofrece vistas espectaculares del horizonte de la ciudad romana. AUTOBÚS: 80, 87, 280, 492. METRO: Lepanto

Recomendado para Museos para familias porque: Este castillo fue una vez el edificio más alto de Roma y se usó como fortaleza y castillo para los Papas. No cualquier museo se encuentra en un antiguo castillo y este es especial con una terraza que da a la ciudad.

El consejo experto de María: Durante el verano, la ciudad de Roma organiza a menudo eventos al aire libre y conciertos en la terraza del castillo.


Cuota

& lsquoPero, ¿quién quiere lecciones objetivas sobre razas desaparecidas? Lo que uno quiere es contacto. Los etruscos no son una teoría ni una tesis. Si son algo, son un experiencia. & rsquo Fue una experiencia que llevó a D.H. Lawrence (1885 & ndash1930) a escribir Lugares etruscos, su perceptivo relato de viajes del arte y la civilización etrusca que se publicó por primera vez póstumamente en 1932. Lawrence había escrito previamente de manera memorable sobre sus viajes en Italia (en Crepúsculo en Italia, 1916, y Mar y Cerdeña, 1921) y México (en Mañanas en México, 1927) y muchos de sus viajes durante los últimos 10 años de su vida & ndash a Ceilán, Australia, México, Nuevo México y el sur de Francia & ndash influyeron directamente en sus novelas y poemas. Pero Lugares etruscos sigue siendo uno de los libros de viajes más inquietantes de Lawrence & rsquos y uno en el que el arte de esta civilización perdida cobra vida de manera vibrante. Exactamente 90 años después de la visita de Lawrence, viajé a Etruria para seguir sus pasos y, con una primera edición del libro en la mano, me dispuse a mirar el arte y la arquitectura etrusca a través de la lente de su escritura. Durante cinco días, en abril de 2017, visité todos los sitios del centro de Italia descritos en Lugares etruscos, considerando cómo las opiniones e interpretaciones de Lawrence & rsquos todavía pueden informar una visita a los lugares arqueológicos de hoy & rsquos, y arrojar luz sobre el arte etrusco.

D.H. Lawrence debajo de un olivo en Villa Mirenda, San Polo Mosciano, C. 1926 y ndash27. Manuscritos y colecciones especiales, Universidad de Nottingham

En 1926, D.H. Lawrence se mudó a Villa Mirenda, cerca de San Polo Mosciano en las afueras de Florencia. Había viajado mucho fuera de Europa entre 1922 y 1925, y ahora se refugió en Toscana, junto con su esposa Frieda, con quien había compartido una relación poco convencional y tumultuosa desde 1912. Entre 1926 y 1928, Lawrence trabajó en Lady Chatterley y rsquos Lover, y en abril de 1927, entre la segunda y la tercera (y última) versión del manuscrito, se dispuso a visitar varios sitios etruscos junto con el pintor estadounidense Earl Brewster (1878 & ndash1957). El viaje proporcionó el material para una serie de seis ensayos, que posteriormente fueron transformados por el editor de Lawrence & rsquos London, Martin Secker, en un libro impreso dos años después de la muerte de Lawrence & rsquos. Lawrence fue un pionero en lo que respecta al tema. El arte etrusco había sido poco estudiado en Inglaterra, y durante todo el viaje, el guía de Lawrence & rsquos fue George Dennis & rsquos. Ciudades y cementerios de Etruria, publicado por primera vez en dos volúmenes en 1848, un libro que había leído años antes y al que se refiere a menudo. Al igual que los ensayos de Lawrence & rsquos, el libro de Dennis & rsquos se centró tanto en la arqueología de los sitios como en el estado actual de cada lugar, por lo que actuó como un relato académico y una guía.

Entre las características más notables del libro de Lawrence & rsquos está su constante yuxtaposición de los etruscos y los romanos. El libro comienza con una afirmación polémica: & lsquoLos ​​etruscos, como todo el mundo sabe, fueron las personas que ocuparon el centro de Italia en los primeros tiempos romanos, y a quienes los romanos, en su forma habitual de vecindad, aniquilaron por completo para dejar espacio a Roma. Con un gran R. & rsquo Educado en la Inglaterra victoriana, donde los ideales neoclásicos de Winckelmann habían definido el gusto por las antigüedades grecorromanas durante más de un siglo, Lawrence vio en los etruscos una sensación de libertad y brillantez que contrastaba con los romanos. deseo de conquista. El arte etrusco se convirtió para él en la vara con la que medir el arte del pasado y del presente. Giotto y los escultores italianos medievales consideran que han sido nuevamente un florecimiento de la sangre etrusca, mientras que un leopardo etrusco, incluso una pequeña codorniz, vale todos los kilómetros de John Singer Sargent, a quien Lawrence describe de manera algo injusta, pero fiel a su propio gusto. como & lsquoutterly poco interesante, un aburrimiento & rsquo. En 1927, Italia ya estaba bajo el yugo del régimen fascista de Mussolini y rsquos, y la visión de Lawrence y rsquos sobre la antigua Roma es claramente un paralelo apenas velado con el estado de la Italia contemporánea. Los efectos debilitantes de la Primera Guerra Mundial sobre la población italiana aparecen a lo largo del libro, y el fascismo sigue siendo una presencia poderosa. Lawrence relata cómo, en Civitavecchia, un hombre le pidió insistentemente, como extranjero, su pasaporte, lo que enloqueció al escritor y en el centro de Volterra grandes carteles inscritos & lsquoMussolini ha semper ragioney rsquo fueron pegados en las calles. Durante todo el viaje, Lawrence fue a menudo recibido con un saludo romano: "¿Por qué no?", Descubren el saludo etrusco y nos saludan. todos y rsquoetrusca!& rsquo

En 1927, Lawrence supo que se estaba muriendo. Los últimos cinco años de su vida, desde 1925 hasta su muerte en 1930, estuvieron marcados por el inicio y rápido avance de la tuberculosis. Aunque solo tenía poco más de 40 años, Lawrence tenía una comprensión de la vida moribunda, con un interés morboso en la malaria que entonces estaba afectando grandes áreas de la Maremma en medio de la recuperación fascista que había visto el área convertirse en un centro de vacaciones para italianos acaudalados. La conciencia de Lawrence & rsquos sobre la mortalidad impregna el libro: & lsquoEn las tumbas lo vemos agonías de asombro y vívidos sentimientos palpitando sobre la muerte. El hombre se mueve desnudo y resplandeciente por el universo. Luego viene la muerte: se sumerge en el mar, se va al inframundo. & Rsquo Lawrence se abandonó a las descripciones rapsódicas de la vitalidad del universo etrusco: & lsquoPara el etrusco, todo estaba vivo: todo el universo vivía: y el negocio del hombre era él mismo para vivir en medio de todo. Tuvo que extraer vida en sí mismo, fuera de las enormes vitalidades errantes del mundo. Muchas páginas siguen una visión mística de la gran alma del cosmos, convirtiendo a los etruscos en un modelo para el hombre ideal moderno como Lawrence lo imaginaba.

Las descripciones de Lawrence & rsquos del paisaje italiano son líricas. Viajó por el norte de Lazio y Maremma, una de las partes más abandonadas y salvajes de Italia, y relató su interacción con los habitantes locales. Prestó una atención meticulosa a las flores silvestres de cada sitio y, en particular, al asfódelo & lsquopink y bastante espasmódico & rsquo, que para él personificaba la & lsquoreckless glory & rsquo de la antigua Grecia. Mientras, 90 años después, encontré los asfódelos ya marchitos a fines de abril, reconocí la mayoría de las flores silvestres de Lawrence & rsquos. Más dramáticamente, fui sometido a los mismos caprichos meteorológicos que él experimentó: una & lsquosunny mañana de abril y rsquo en Cerveteri, el viento soplaba & lsquostiffer y más rígido & rsquo en Tarquinia & lsquogloomy & rsquo Vulci y & lsquocold, casi helado y rsquo Volterra. Otras cosas han cambiado, por supuesto: casi un siglo después, el alojamiento y la comida en todos los lugares ha mejorado invariablemente, y las pequeñas ciudades que describe Lawrence & ndash Palo, Ladispoli y Montalto di Castro & ndash se han convertido en extensos centros modernos.

Lawrence proporciona descripciones sorprendentes de los personajes que encontró en Etruria: está Albertino, el gerente dickensiano de 14 años del hotel Gentile & rsquos en Tarquinia, el joven arqueólogo alemán & lsquow que parece como si él & rsquod hubiera desayunado vinagre & rsquo y Luigi y Marco, los maremmani que sirven como guías a Vulci. Igualmente coloridos son sus relatos de ruinas arquitectónicas: el puente de Vulci & lsquoin en el cielo, como una burbuja negra, muy extraña y solitaria, con la intensidad de las cosas perfectas olvidadas y rsquo hace mucho tiempo o la Porta dell & rsquoArco en Volterra, & lsquowith esa peculiar y pesada riqueza de cosas antiguas & rsquo , donde & lsquotres cabezas oscuras, ahora desgastadas sin rasgos distintivos, se extienden con curiosidad y curiosidad, una desde la piedra angular del arco, una desde cada una de las bases del arco, para mirar desde la ciudad hacia el empinado hueco del mundo más allá y rsquo. Él ve y describe las obras maestras etruscas de maneras inolvidables: los sarcófagos en Tarquinia como & lsquothe muertos cruzados en las iglesias inglesas & rsquo o los jarrones de negro buchero en el museo del Palazzo Vitelleschi, que se abren como flores extrañas.

La Porta dell & rsquoArco, Volterra. Foto: & copy David Lyons / Alamy Foto de archivo

En el libro publicado, Lawrence describe cuatro sitios etruscos: Cerveteri, Tarquinia, Vulci y Volterra, con algunas páginas sobre el Museo Arqueológico Nacional de Florencia. Sin embargo, parece probable que planeara escribir sobre un mayor número de lugares, incluido el Museo Nacional Etrusco en Villa Giulia en Roma. Cada sitio arqueológico etrusco se podía ver con un guía local, y las tumbas se exploraron con la ayuda de lámparas de acetileno. En 2017, en cambio, el parque arqueológico de Vulci tiene una media de 20.000 visitantes al año y la necrópolis de Tarquinia hasta 100.000. Los dos capítulos centrales de Lugares etruscos centrarse en las tumbas pintadas de Tarquinia, que forman casi la mitad del volumen. Lawrence describe 16 tumbas y sus frescos en detalle, mencionando que entonces eran visibles "veinticinco o veintiséis". De los discutidos por Lawrence, solo seis están abiertos al público de manera regular hoy en día, cinco están cerrados y cinco se pueden visitar con cita previa. Sin embargo, en Tarquinia hoy en día, 21 tumbas están habitualmente abiertas, de las cuales 16 fueron descubiertas después de la publicación del libro de Lawrence & rsquos, en gran parte durante una importante campaña arqueológica en la década de 1960. La tumba descubierta más recientemente en Tarquinia, la Tumba de los Demonios Azules, se encontró en 1985 y se abrió al público esta primavera. Cada tumba es ahora visible solo a través de una puerta de vidrio, lo que garantiza la conservación de los delicados frescos, por frustrante que esto sea a veces, es imperativo para la preservación de estas pinturas murales, luego del inicio del turismo de masas.

Frescos en la Tumba de los Leopardos, Necrópolis de Monterozzi, Tarquinia. Cortesía de Mibact. Soprintendenza Archeologia, Belle Arti e Paesaggio per l & rsquoArea Metropolitana di Roma, la Provincia di Viterbo e l & rsquoEtruria Meridionale

Lawrence retrata las tumbas y los frescos en términos inspirados. Al examinar estas pinturas, no se puede pensar en el arte, sino sólo en la vida misma, como si ésta fuera la vida misma de los etruscos, bailando en sus mantos de colores con enormes pero exuberantes miembros desnudos, rubicundos por el aire y la luz del mar, bailando y surcando a lo largo de los pequeños olivos, en el día fresco y rsquo. Pasajes inquietantes describen la Tumba de los augures, con figuras prodigiosas que realizan un gesto de luto, extraño y trascendental y rsquo, y la Tumba de los toros, con un detalle descrito por el guía como y lsquoun po & rsquo di pornografico!& rsquo Lawrence se apresura a justificar esos detalles. Para él, no son dos pequeños dibujos sucios. Lejos de eso [& hellip] Los dibujos tienen la misma na & iumlve maravilla en ellos, como el resto, la misma arcaica inocencia adulta de completa aceptación. & Rsquo

Frescos en la Tumba de los Augures, Necrópolis de Monterozzi, Tarquinia. Cortesía de Mibact. Soprintendenza Archeologia, Belle Arti e Paesaggio per l & rsquoArea Metropolitana di Roma, la Provincia di Viterbo e l & rsquoEtruria Meridionale

Lo más interesante es la actitud de Lawrence & rsquos hacia los museos que tienen artefactos etruscos. En 1927, visitó los museos de Roma y Florencia, y el libro incluye descripciones de los pequeños museos en el Palazzo Vitelleschi en Tarquinia y el Museo Etrusco Guarnacci en Volterra. Estaba convencido de que "es un gran error violar todo fuera de su entorno y apiñarlo en los & ldquogreat centers & rdquo [& hellip] Los museos de todos modos se equivocan. Pero si hay que tener museos, que sean pequeños y, sobre todo, que sean locales. Espléndido como es el museo etrusco en Florencia, cuánto más feliz es uno en el museo en Tarquinia, donde todas las cosas son tarquinianas, y al menos tienen alguna asociación entre sí, y forman una especie de orgánico todo y rsquo. Es una actitud que resuena hoy en día, y no solo porque el famoso Euphronios Krater & ndash excavado ilegalmente en la necrópolis de Greppe Sant & rsquoAngelo en Cerveteri a finales de 1971, y vendido al Museo Metropolitano de Arte en 1972 & ndash fue devuelto al gobierno italiano en 2008. Durante cuatro años, la extraordinaria obra maestra se exhibió en la Villa Giulia en Roma, pero desde 2012 ha sido la pieza central del pequeño museo en Cerveteri, a poca distancia de la tumba en Greppe Sant & rsquoAngelo donde el nicho en el que fue descubierto todavía es visible entre las flores de manzanilla y cardo.

Krater de Eufronios (C. 515 a.C.), Euphronios. Museo Archeologico Cerite, Cerveteri

Las opiniones de Lawrence & rsquos sobre los museos de los & lsquogreat centers & rsquo son un recordatorio de cuán extensamente se habían dispersado los artefactos etruscos en los siglos anteriores. La Tumba de Inghirami, por ejemplo, uno de los complejos funerarios más impresionantes descubiertos en Volterra, y que contiene alrededor de 50 de los característicos sarcófagos de alabastro tallados de la zona, fue descubierta en 1861 por los hermanos Jacopo y Ludovico Inghirami. En 1899, el contenido de la tumba se transfirió al Museo Arqueológico Nacional de Florencia, donde se construyó una réplica de tamaño natural de la tumba bajo el museo y el jardín de rsquos, y los sarcófagos se exhibieron en el facsímil de la tumba. Dañada durante la inundación de 1966, la tumba fue restaurada posteriormente, pero actualmente está cerrada, como la mayor parte del jardín del museo, por falta de personal. Lawrence comentó cómo el tesoro de la Tumba de Regolini-Galassi en Cerveteri ya había sido trasladado al Museo Gregoriano Etrusco en el Vaticano, y cuando intentó visitar la Tumba de Franccedilois en Vulci, escribe, se escapó en vano para entrar. Salvo romper la cerradura, era imposible. & Rsquo No habría visto mucho en cualquier caso, ya que el extraordinario ciclo de frescos de la tumba había sido separado en 1863 por el príncipe Alessandro Torlonia y trasladado a Villa Albani en Roma. Cuando, en 2004, los propietarios privados prestaron el ciclo de frescos al museo de Vulci durante tres meses, la exposición atrajo a 35.000 visitantes, casi el doble de lo que atrae todo el sitio en un año.

La Tumba de Inghirami, recreada con artefactos de Volterra en el Museo Arqueológico Nacional de Florencia en 1899. Foto: Scala, Florencia, cortesía de Ministero Beni e Att. Culturali e del Turismo

Hoy, una visita a la necrópolis de Banditaccia en Cerveteri o la de Monterozzi en Tarquinia confirma la opinión de Lawrence & rsquos en 1927: Hay una extraña quietud y un curioso reposo pacífico sobre los lugares etruscos en los que he estado, bastante diferente de la rareza de Celtic. lugares, el sentimiento ligeramente repugnante de Roma y la vieja campagna, y el sentimiento bastante horrible de los lugares de las grandes pirámides en México, Teotihuac & aacuten y Cholula, y Mitla en el sur o los lugares amablemente idólatras de Buda en Ceilán. Los parques arqueológicos de Cerveteri, Tarquinia y Vulci han experimentado un renacimiento en los últimos 90 años, habiendo sido bien mantenidos y abiertos a un amplio público gracias al trabajo de Soprintendenze. Se han protegido y hecho accesibles más estructuras que nunca, en lugares donde abundan las tumbas (más de 400 sobreviven en Cerveteri y casi 6.000 se han descubierto en Tarquinia y sólo el tres por ciento de las cuales estaban decoradas con frescos). Por muy atractiva que parezca la idea de visitar estos sitios en relativa soledad con lámparas de acetileno, es un gran logro que ahora estén adecuadamente gestionados y estudiados. Ocasionalmente se realizan nuevas excavaciones, la más reciente en el área de la Tumba de las Olas Marinas en Cerveteri, en 2016.

A pesar de las mejoras a estos parques arqueológicos y el aumento de visitantes, los sitios descritos por Lawrence aún conservan esa calidad evocadora descrita en Lugares etruscos. Con toda su idiosincrasia y cualidades enigmáticas, las obras de arte etruscas siguen siendo fascinantes como reliquias de una civilización perdida hace mucho tiempo y aún profundamente misteriosa. Lawrence tenía razón cuando señaló que hay una cualidad inquietante en las representaciones etruscas. Esos leopardos con sus largas lenguas colgando: esos hipocampos que fluyen: esos ciervos manchados que se encogen, golpeados en el costado y el cuello se meten en la imaginación y no saldrán. & Rsquo

De la edición de julio / agosto de Apollo. Obtenga una vista previa y suscríbase aquí.


MUSEO NAPOLEONICO

DÓNDE: Navona

Al entrar en el opulento Museo Napoleónico cerca de la Piazza Navona, es posible que sienta que está en París en lugar de Roma. De hecho, toda la ciudad podría haber sido más parecida a París si Napoleón hubiera tenido éxito en la conquista de Italia. Se apoderó de Roma en 1808, secuestró al Papa y declaró a su hijo Rey de Roma. Aunque su imperio cayó, los visitantes de hoy pueden ver objetos de interés de Napoleón dentro de su museo, incluido un busto de su hermana por el escultor Antonio Canova. (La escultura de Canova & rsquos de Pauline Borghese como Venus Victoriosa se encuentra en la Galleria Borghese.) El Museo Napoleonico se encuentra en el Palazzo Primoli, que también contiene el Museo Mario Praz en el piso de arriba.

Consejo de información privilegiada: Para tomar un café o una bebida, diríjase al cercano Caff & egrave della Pace, incluido en nuestra lista de los mejores bares de Roma para disfrutar de un aperitivo italiano clásico.


Historias seleccionadas a mano, en su bandeja de entrada

Un email diario con lo mejor de nuestro periodismo

Hoy en día, las necrópolis etruscas son sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO y en los meses de verano, cuando los turistas acuden en masa a la Toscana y las regiones circundantes, muchos visitantes quedarán asombrados por los frescos vibrantes como lo fue Lawrence. The only pre-Roman urban civilisation on the Italian peninsula, Etruscan city-states in Tuscany, western Umbria and Lazio flourished as centres of culture and commerce from approximately the tenth to the first century BC, when they were defeated and assimilated into the Roman Republic.

It is Roman writers, such as Livy and Pliny the Elder, who produced the official histories of the Etruscan era. They observed that the Etruscans were well-organised politically, skilled in engineering and almost proto-feminist (their mixed-gender banquets shocked their contemporaries, the ancient Greeks). But as few Etruscan texts have survived, and their language is only partly decoded, much about the ancient way of life remains mysterious. It is the vast cities of the dead, with tombs packed with treasures for the afterlife, which are the richest source of clues.

Yet for all this opacity—or perhaps because of it—the Etruscans exert a deep and continuing influence on Italian culture, particularly art. In the Arena Chapel in Padua, Giotto’s depictions of Satan bear a resemblance to Charun, an Etruscan demon present in tomb paintings at Tarquinia Massimo Campigli’s female nudes also evoke the stylised figures of those historic works. In the 20th century Arturo Martini sculpted his own hybrid fire-breathing monster inspired by the Chimera of Arezzo, a famous and intricate piece of Etruscan bronze-casting. In 1976 Michelangelo Pistoletto, a member of the Arte Povera group, produced an installation which reflected a copy of “The Orator of Trasimeno”, an Etruscan statue, in a mirror to create a dialogue of sorts between past and present.

The Etruscans occupy a place in the popular imagination, too. The design for the football used at the World Cup of 1990 (held in Italy) took in an ancient motif of lions’ heads. Silvio Berlusconi constructed an enormous mausoleum at his home in Arcore, near Milan, in 1994: the imitation hypogeum, fit for an Etruscan prince, includes carved niches and objects a media tycoon may wish to take into the next life. (The edifice violates local building regulations and has been declared illegal.) The Etruscans have inspired comic books, too. Disney published “Topolino L’Etrusco” (“Mickey Mouse The Etruscan”) in 2011 as part of its World History series.

From August 22nd-25th, Tarquinia hosts the “DiVino Etrusco” festival (a pun on “divine Etruscan” and “Etruscan wine”), a celebration of the region, which attracted 15,000 visitors in 2018. Restaurants in Tuscany and Lazio are often marketed as ristorante etrusco, but the word is adopted as a marker of identity, too. Older residents may bear the nickname “l’Etrusco” people are sometimes said to have inherited “Etruscan” facial features, particularly long noses and high cheekbones. An Etruscan identity appeals because it suggests atavistic lineages and a regional allegiance.

Indeed, in the past some Italians have considered Etruscan artefacts to be a birthright of sorts. To the dismay of the state, tombaroli, or tomb robbers, have often beaten archaeologists to sites of importance, with a large number of artefacts ending up on the black market. Post-war economic inequality left sections of Italian society cash-poor and as it was common for farmers and constructors to unearth Etruscan tombs and their treasures, it was not unusual for these artefacts to be used as currency, with doctors and lawyers reputedly being offered pots as payment for professional services. In 2004 a legislative decree was passed obliging a certificate of authenticity and provenance to be provided in the sale of artefacts, a move which seems to have led to a decrease in illegal trafficking.

The air of mystery that surrounds the Etruscans, which so captivated Lawrence, endures to this day. Etruscology remains a popular academic discipline in Italy. The National Etruscan Museum of Villa Giulia, Rome, is thriving: in 2018 the museum received 82,300 visitors, a 14.3% increase on the previous year. In a country where ties to family and place are deeply rooted, it is unsurprising that today’s inhabitants of central Italy retain a strong attachment to their ancient ancestors.


Things to see at the Necropolis Cerveteri

The site consists of over 1,000 burial grounds and pits. I had no idea what to expect, so you might want to check the pictures to get an idea of what it’s like. Cerveteri is almost like a village with 2 main streets, flanked by several Etruscan tombs and burial grounds.

They have a small café and restroom at the sight and the video room. I just arrived when there was a whole class of screaming Italian school children so they only played the video in Italian. But it is pretty amazing. Ask to have it in English when you visit.

They show how the burial grounds were made with an animation. They display spectacular drone footage to give an idea of the magnitude of the Necropolis and they show some rituals and artifacts of every day Etruscan life. This comes in pretty useful when you visit the Etruscan tombs.

Etruscan Tombs to see in Cerveteri

The big burial mounds at Cerveteri are the prime attraction in Cerveteri. Yes, it was nice to escape the crowds of Rome and be out in nature and just roam the sight and wonder what life would have been like over 2,600 years ago. But you’re probably wondering why I needed a remote control, right?

I’ll tell you. The remote control can be used on several of the Etruscan tombs (the big ones!). If you enter the mounds and descend, you can hit play for audio and visual effects inside the tombs. They tell the story of the Etruscan couple of 2 women, buried with their child. Or where the gold was buried along with the high ranking Etruscan.

They tell you about the building style of the Etruscan tombs that resemble the houses of that era and how we can recognize the different tombs and who must have been buried there.

But isn’t a visit to the Necropolis spooky?

Mmmhh… Not really. There are no bodies or human remains left in the burial mounds. It was a bright and sunny day when I visited and I didn’t feel Cerveteri is that much connected to the dead or a modern cemetery. It’s more an abandoned city than a graveyard.

It does get a bit cold and dark if you descend into the mounded tombs of the Etruscans and some chambers were flooded because of the previous rain. The curtain protecting the tombs isn’t all that fresh anymore but overall, it’s a sight you can easily bring your kids too.


MUSEUMS AND GALLERIES TOUR &ndash ROME GUIDES

los Museums and Galleries Tour will allow you to visit world-class public and private museums in Rome, including marvellous art galleries and noble palaces full of sculptures, paintings and famous artistic treasures.

This page is only a summary list of the Guided Tours offered in the Museums and Galleries section. You can learn more about each visit by clicking on the name of the Museum of interest : at that point the appropriate Page of the Tour will open.

CAPITOLINE MUSEUMS

As a first option, you could visit the Capitoline Museums . The superb Equestrian Statue of Marcus Aurelius , the Capitoline She-wolf and the Spinario are just some of the wonderful works of art that we will examine in this extraordinary collection, and you will have also the chance to enjoy a panoramic view all over the Roman Forum and the Colosseum.

NATIONAL ETRUSCAN MUSEUM

As a second option, you could follow us in the National Etruscan Museum , located in the admirable Villa Giulia, built in Rome by the will of Pope Julius III. The exhibition will open wide the doors of the Etruscan culture and history, exalting itself in the Sarcophagus of the Spouses , dated back to the VI Century BC, with the couple lying in a familiar convivial or symposial pose.

NATIONAL ROMAN MUSEUM

Alternatively, the National Roman Museum of Palazzo Massimo , an important treasure chest of Roman antiquities, with the unreachable peak of the Portonaccio Sarcophagus and the impressive elegance of the Boxer at Rest , known as one of the most important bronze statues on display in the Italian museums. The rooms of this museum house real fragments of the ancient historical facts of Rome.

We can also suggest a visit to the second of the four locations of the National Roman Museum, the Baths of Diocletian : you can visit the monumental thermal baths of the Imperial Rome, starting from the analysis of the Basilica of St. Mary of the Angels and Martyrs and then jump to the discovery of the Epigraphic Museum housed in the structure.

ANDERSEN MUSEUM

Finally, a leap forward in time could take us into the midst of the dreamlike visions of the Andersen Museum , to discover the utopian ideal city imagined by the Norwegian artist, naturalized American. This Museum is almost completely unknown for the traditional visitors of Rome and Italy, but it will offer one of the most unforgettable and emotional experiences of your trip.

THE OTHER MUSEUMS OF ROME

If you wish to visit the collection of the Borghese Gallery , you can consult the special page of the Borghese Gallery Tour, dedicated to it. Bernini, Canova, Titian, Caravaggio, Raphael and other Renaissance Masters will be the highlights of this experience.

If you prefer to visit the Museos Vaticanos, entering the Sistine Chapel, please book that specific tour.

Rome Guides is available to take you to any museum in Rome. This list should therefore not be considered exhaustive: think about the Colonna Gallery, the Museum of the Baths of Diocletian, the Markets of Trajan, the Ara Pacis or the Doria Pamphilj Gallery.

Rome is an enormous open-air museum!

DETAILS OF THE TOUR

The lenght of each Tour will be about 2 and a half hours.

The Tour does not include the payment of the entrance ticket to the museum. Usually, the Museums indicated do not require advance booking of the admission tickets. Every Museum can have a different closing day. Contact us to tailor your tour.


Notas

1. The Institute was founded in 1939 at the suggestion of Giulio Carlo Argan and was directed by Cesare Brandi until 1959, as a centre of scientific and technical advice for the restoration of works of cultural heritage. Founded as an Italian ministerial body, it has since been operating both in Italy and abroad (http://www.icr.beniculturali.it/, last accessed June 2014).

2. Renato Bonelli׳s theoretic contribution consists in transferring to the restoration the acquisitions of thought aesthetic, critical, and historic of Benedetto Croce, in an attempt to offer new prospects to the philological orientation of late Nineteenth century matrix. Cf. Carbonara (2001) .

3. Among his major works: the exhibition arrangements for the Museum of Capodimonte (1951–1957), the Provincial Museum of Salerno at S. Benedetto (1959–1964) and the cathedral of Pozzuoli (1968–1982). Cf. Cocchieri (2006) .

4. The richest documentation about Minissi׳s production may be found at the Italian State Central Archive in Rome, where the documentation of his officeis kept. In-depth theoretical studies were carried out also through the consultation of documents at the library of Iccrom (International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property) and at the library of History, Representation and Restoration of Architecture Department of “Sapienza” University of Rome. Part of his original drawings were found in the archives of the administrative and historic documents of the Museo delle Genti in Pescara the private archive of architect Filippo Danese in Brindisi the private archive of Borghi-Prosperi-Pozzi office in Rome the private archive kept by the heirs of architect Mario Ezio Pappalardo.

5. According to the draft, the weight of the crystals had to be unloaded directly to the ground through a thin metal frame leaning against the stone base. In the embodiment, however, this structure was eliminated and the whole load went to affect on the bars below, crossing the stone base.

6. The building of the villa (1553–1555) had been carried out by a series of famous architects and painters, but, after the Pope׳s death, the splendour had been reduced, transforming the place into little more than a farm.

7. A photo of the covering in masonry and roof tiles done in 1941–1942 by Piero Gazzola over the Triclinium can be seen in: http://www.unipa.it/monumentodocumento/villadelcasale/piero_gazzola.html (accessed February, 2014).

8. For the chronology of the vicissitudes of the Villa cf. Vitale (2010) , pp. 97–158 and also Alessandra Alagna, Cronistoria , in http://www.unipa.it/monumentodocumento/villadelcasale/page35.html (accessed February, 2014). A substantial reflection on the protection of the showcases of the 1950s is in: Vivio (2010) , pp. 73–81 and 227–231.

10. The technological updatingoption, warmly supported by well-known scholars and technicians, can be found in Carbonara (2006) and Dezzi Bardeschi (2004)  at Franco Tomaselli, La villa romana del Casale di Piazza Armerina è in pericolo, http://www.unipa.it/monumentodocumento/villadelcasale (accessed February, 2014) and at http://www.piazza-grande.it/documenti/villaromana/villaromana.htm (accessed February, 2014).

11. The cancellation of the ‘container’ to focus attention on the objects displayed is used by Minissi at the Pepoli museum in Trapani (1953–1965) or at the Sacristy and Treasury Museum at St. Peter׳s in the Vatican (1973–1975). In the case of Piazza Armerina he believed in expanding the boundaries of the villa with incorporate the landscape value acquired by the ruins.

12. ACS (Archivio Centrale dello Stato), Fondo Minissi, b. 8, fasc. 109, Sf. 1. Letter to Alfredo Barbacci, January 29, 1963.

13. ACS, Fondo Minissi, b. 8, fasc. 109, Sf. 1. Project report, October 1970.

14. ACS, Fondo Minissi, b. 8, fasc. 109, Sf. 1. Project report, October 1970.

15. ACS, Fondo Minissi, b. 7, fasc. 104. Letter, October 3, 1966 from Bruno Zevi to James T. Burns Jr, editor-in-chief of the periodical Arquitectura progresiva .


Ver el vídeo: PALAZZO MASSIMO Museo Nazionale Romano: imperial Rome treasures (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Jennelle

    Sí.....

  2. Cassivellaunus

    En él algo es. Claramente, agradezco la ayuda de esta pregunta.

  3. Kyrell

    ¡No te rompas en la cabeza!

  4. Bertie

    la muy buena idea

  5. Claegborne

    Puedo ofrecerle visitar el sitio web, con una gran cantidad de artículos sobre el tema de su interés.

  6. Malami

    En él algo es. Gracias por la ayuda en esta pregunta, ahora no admitiré tal error.



Escribe un mensaje